Una cifradora Enigma en Melilla

EnigmaMelilla

La participación de la dictadura franquista en la Segunda Guerra Mundial -junto a Alemania con la División Azul- ha dejado en los museos militares unas cuantas maquinas cifradoras Enigma.

La historia pone de manifiesto -con ella- el fin de una época. La indescifrable fue descifrada. Para ello hubo que dar un gran impulso a los ordenadores. El resultado ha sido un mundo computarizado y un protagonismo espectacular de los números primos gigantes, base de las protecciones actuales.

En todo caso, la Enigma fue un prodigio. Su modelo superior constaba de:

1)      Cinco rotores: I, II, III, IV y V. Se tomaban tres: V5,3 = 60

2)      Cada rotor tenía seis posiciones de encaje: A, B, C, D,…En total: VR26,3=26^3=17576

3)      Veintiséis enchufes que se conectaban de dos en dos. Se tomaban 10 pares. En total C26,20=230230

4)      Los veinte que se conectan lo pueden hacer con n-1. El resultado es 19x17x15…=654729075

El número total de posibilidades es aproximadamente 159 trillones.

El museo militar de Melilla dispone de una Enigma cedida por el Ministerio de Defensa. Merece la pena verse.

Es conveniente no olvidarse de poner los Museos Militares en todo recorrido matemático.

Una respuesta to “Una cifradora Enigma en Melilla”

  1. Teresa Cabarrush Says:

    Normalmente todo museo es interesante visitarlo, incluso los militares, salvo algún museo actual que pueda ser de arte raro, a cualquier cosa le llaman arte. ” Descifrar es como traducir…” su dificultad tiene.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: