Real observatorio astronómico de Madrid

La visita a los edificios que iban a suponer la recuperación de la ciencia moderna en un país que trataba de salir de su decadencia tiene en el observatorio su tercer apoyo. Al final han quedado en muestra de lo que pudo ser y no fue.

Juan de Villanueva construyó los tres edificios que iban a ser el escaparate de la apuesta de la corona ilustrada por la ciencia: el Salón de Ciencias (hoy Museo del Prado), el Jardín Botánico y el Observatorio Astronómico. Los tres han quedado como los mejores exponentes del neoclásico español. La guerra de la independencia y el feroz absolutismo posterior acabaron con el tímido intento de recuperar el país para la ciencia. Sólo en el botánico queda una huella significativa.

El Observatorio hace visitas guiadas los viernes con cita previa. Aparte del edificio y la instrumentación astronómica contiene un péndulo de Foucault en funcionamiento. Con el parque del Retiro al lado es un buen lugar para pasear, ver los restos de la noria y llevar a los alumnos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: