Los instrumentos científicos de Ginebra

Los talleres de Ginebra fueron durante los siglos XVIII y XIX los mayores productores de instrumental científico para laboratorios y enseñanza; el Museo de Historia de las Ciencias que alberga la Villa Bartholini es la muestra de ese esplendor.

El museo es delicioso, pequeño y acogedor, y su localización es esplendida.

La ciudad donde triunfó el radicalismo reformista para convertirse con Calvino al integrismo religioso, quedó manchada con su condena a Miguel Sevet, para ser redimida por Rousseau y por su aportación a la ciencia con la precisión de sus talleres.

Conforme avanzaba el siglo XIX otras ciudades suizas van desarrollando instrumentos de precisión, algunos especializados en matemáticas como la casa Coradi de Zurich.

En la imagen podemos observar un planetario que el pintor Joseph Wright reproduce es su cuadro El filósofo (natural).

2 comentarios to “Los instrumentos científicos de Ginebra”

  1. Teresa Cabarrush Says:

    ¡Maravilloso planetario y suelo del museo!, si además es acogedor mejor, más familiar nos parece. El magnífico MIguel Servet y sus brillantes palabras: ” “Lo divino ha bajado hasta lo humano, para que el humano pueda ascender hasta lo divino.”

  2. Teresa Cabarrush Says:

    Si el Humanismo aporta todo un UNIVERSO A LA VIDA, ¿ por qué no se recurre a él?.

    Existe “Algo” sublime que despierta las verdades del Conocimiento y las del Alma.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: