Un San Agustín matemático en Florencia

La iglesia de Ognissanti en la plaza del mismo nombre de Florencia tiene una fachada que oculta sus tesoros del interior: los frescos de Ghirlandaio y Sandro Botticelli.

En la nave podemos disfrutar con un San Agustín muy singular. El libro que tiene abierto es un tratado de geometría y no un libro de teología. La pintura al fresco fue pintada por Botticelli hacia 1480. Sorprendemos al renovador del cristianismo convertido en astrónomo (esfera armilar) y matemático.

El ciclo florentino de Botticelli, dominado por Venus, se corresponde con las actividades del neoplatonismo de la ciudad. La recuperación de Platón es la recuperación de la matemática, del no entre aquí quien no sepa geometría de la Academia.

Una curiosidad: la iglesia fue capilla de los Vespucci, uno de cuyos miembros, Amerigo, dio nombre a un continente mientras que Colón se tuvo que conformar con un país.

 

Una respuesta para “Un San Agustín matemático en Florencia”

  1. Teresa Cabarrush Says:

    Hermoso fresco y la cara de San Agustín es espectacular representa cierta complejidad a mi parecer, está debatiéndose entre dudas el Santo o algo incapaz de conseguir deseando alcanzarlo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: