Estatua de Gerberto en Aurillac

En los tiempos oscuros hubo un Papa matemático. Se trata del monje Gerberto (938-1003) nacido en la ciudad de Aurillac en Aubernia, en el centro profundo de Francia.

El reconocimiento de la ciudad al pontífice que lleva el nombre de Silvestre II fue temprano porque a mediados del XIX se realizó colecta pública para levantar una estatua. La obra de bronce se encargo a David d´Angers y fue erigida en 1851.

La figura de Gerberto muestra el temprano interés por el arte indo-árabe del algoritmo de aquellos que viajaban a la península ibérica en los momentos de esplendor del califato. Hay constancia de la presencia de Gerberto en Cataluña y de su posterior correspondencia con el clero catalán.

La visita de Gerberto y su conocimiento de la matemática del califato coincidió con la emigración de mozárabes a territorios del norte, favoreciendo la primera divulgación de las cifras árabes. El primer testimonio es el Códice de Albelda de Vigila (976)

La estatua no es de mucho interés. Destaca un plafón poco riguroso de Gerberto mostrando un reloj mecánico.

Una respuesta to “Estatua de Gerberto en Aurillac”

  1. Teresa Cabarrush Says:

    A veces las cosas no son esplendorosas pero si muy significativo el interés de homenajear al personaje. Me imagino que un Papa matemático algo de luz proporcionó en esa oscuridad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: