Los relojes de la plaza Garibaldi de Parma

En la bellísima y animada Plaza Garibaldi de Parma nos ha quedado el testimonio permanente de la diferencia entre la hora solar y la oficial: el reloj mecánico compite con un reloj solar partido y una de las analemas (lemniscata) más detalladas que se han  estampado.

Garibaldi, viejo revolucionario y libertador, ajeno al tiempo -tras lograr la eternidad- da la espalda a las cosas mundanas.

Nadie busque en Parma la celebre Cartuja que inmortalizó Sthendal pues fue fruto de su imaginación, la cartuja es tan de ficción como el heroísmo del joven Fabricio del Dongo.

Anuncios

2 comentarios to “Los relojes de la plaza Garibaldi de Parma”

  1. Tuve el placer de verlos en un intercambio de olimpiadas matemáticas entre Albacete y Reggio Emilia.
    Enhorabuena por el blog, es magnífico.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: