Sinfonía hexagonal del duomo de Siena

Debíamos a los aficionados a la presencia matemática en el arte un comentario sobre el conjunto del pavimento del duomo de Siena. Una verdadera sinfonía de hexágonos encajados dentro de otro gran hexágono. Para completar el recinto las esquinas son rombos: pura armonía geométrica.

En cada hexágono, a modo de viñetas, se cuentan historias. Todas son de bella traza. Nos fijamos en una muy singular. Justo en la entrada, como saludando y dando la bienvenida, nos encontramos con Hermes Trismegisto –el tres veces grande- un pagano incrustado en una catedral cristiana. La palabra hermético proviene de este personaje mitológico. La inscripción lo muestra como contemporáneo de Moisés, un error histórico, pues los escritos apócrifos de Hermes son de la época de la gnosis neoplatónica, posteriores al cristianismo.

El Renacimiento rescata en un mismo paquete a Platón, Hermes y la concepción matemática del mundo.

No perdamos de vista un octógono que queda a la derecha, parcialmente tapado por la primera columna, es el púlpito de Nicola Pisano que nos deparará otro momento de placer.

Una respuesta to “Sinfonía hexagonal del duomo de Siena”

  1. Teresa Cabarrush Says:

    Una delicia: ” Una verdadera sinfonía de hexágonos encajados dentro de otro gran hexágono”, no sé si esto como metáfora sería posible llevarlo a las personas, pero si lo fuera…deberíamos hacerlo sin dudarlo…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: