La última cena de Dalí en Washington

Pintada en 1955,  La última cena de Salvador Dalí se encuentra en la National Gallery of Art de Washington. Si en su crucifixión Dalí se mide con Velázquez, en la última cena su pulso es con Leonardo.

En el Corpus hipercubicus la figura de Cristo está en la cuarta dimensión mientras que en la Cena se nos remite al quinto elemento, a la quintaesencia griega, al dodecaedro de los cielos perfectos.

Doce son los apóstoles, doce las caras pentagonales que enseñan la proporción áurea. Una vez más Dalí utiliza las matemáticas para dar misterio y trascendencia a su obra más mística. Lejos estaba el de Cadaqués de adivinar la portada de la revista Nature que ponía de nuevo en actualidad la hipótesis de un universo dodecaédrico.

Nos quedamos con el pan que nos trae el aroma de Zurbarán.

8 comentarios to “La última cena de Dalí en Washington”

  1. […] El dodecaedro era para los platónicos el sólido de la quintaesencia, de la levedad, del éter. Saraceno lo incorpora a la arquitectura utópica, como Dalí en La última cena. […]

  2. […] El dodecaedro era para los platónicos el sólido de la quintaesencia, de la levedad, del éter. Saraceno lo incorpora a la arquitectura utópica, como Dalí en La última cena. […]

  3. Teresa Cabarrush Says:

    ¡Sublime oración de elevedad eterna!, arrodillados en la Verdad del Todo. Precioso cuadro, místico acompañamiento a la mirada nuestra ,así como a nuestras almas.

    Música para no estar desvalidos en la sombra de la Vida.

  4. Teresa Cabarrush Says:

    Encantadora las figuras arrodilladas de los dos apóstoles, preciosas las arrugas de las túnicas con aire del no tiempo.

  5. Teresa Cabarrush Says:

    El gozo en el silencio místico alejados de superficialidades externas y concentrados en nuestro interior, conducidos a otra esfera o dimensión, perdidos para encontrarnos a nosotros mismos. Reposo, sosiego, despertares, dudas y encuentros…el sonido dirige los Conocimientos de antaño al presente.

    Precioso artículo Señor Requena con su tonalidad mística.

  6. Teresa Cabarrush Says:

    Nos quedamos agradecidos con lo siguiente: ” Nos quedamos con el pan que nos trae el aroma de Zurbarán.” ¿ Cuánto sabían ellos, qué conexiones tendrían?

  7. Teresa Cabarrush Says:

    ¿ Qué es lo que existe en el tiempo que es inmutable?, de momento pido disculpas por dejar este tema musical, pensaran que no pega mucho con este artículo, si Usted lo cree conveniente estimado Señor Requena puede anularlo, comprendería que por parte del moderador pueda considerarlo no apropiado, como suele existir un edificio clásico junto a un vanguardista…choca en un principio pero algo tiene que ver.

    Lo dejo porque los espirituales, una manera especial de cantar era estar en contacto con lo elevado, para mí esta Señora lo hace mirando hacia arriba, impacta a todos su manera tan peculiar de cantar. La música nos mantiene inmutables quizás a lo largo del tiempo.

    Y dejo esta escena de la película ” La Reina Cristina de Suecia”, magnífica escena…mira hacia arriba, ¡ Bellísimos los mascarones de proa! como si fuera la escultura de la Victoria de Samotracia.

  8. Teresa Cabarrush Says:

    Gracias, Estimado Señor Requena por su encantadora amabilidad y respeto, no tengo dudas que ha sido un fascinante profe y sigue siendolo, sigue enseñándonos. Saludos Afectuosos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: