Archivo para agosto, 2011

Los viajes de agua de Mayrit

Posted in Arqueología industrial, Madrid, Vía pública on 29 agosto 2011 by angelrequena

En la calle Juan XXIII de Madrid, a la altura del número 42, en plena zona de los colegios mayores de la Complutense, hay un pequeño jardín que rinde homenaje a las aguas que abastecieron Madrid desde su fundación hasta el siglo XIX: la ciudad enseña el corte de uno de los viajes de agua, los khanats árabes.

En su expansión por tierras muy secas, los árabes aprendieron a abastecerse de aguas subterráneas que captaban con canales situados entre las capas permeables y las impermeables. Las aguas eran conducidas por gravedad, recogiéndose en arcas y abasteciendo fuentes públicas y a particulares.

Una forma de nombrar a los khanat en al-Andalus fue mayras, palabra que generó Madrid.

De los cuatro grandes viajes (Amaniel, Castellana, Abroñigal alto y bajo), la sección que vemos se corresponde con el viaje de Amaniel, el menos caudaloso y que tenía como misión central abastecer al Castillo de los Austrias y después al Palacio Real borbónico.

Ni que decir tiene que el sistema no era suficiente para una gran ciudad: Madrid era considerada una gran cloaca y sucios sus habitantes.

Escuchar el agua del pasado mientras corre hacía el estanque en plena calima de agosto sigue produciendo sosiego para el espíritu.

Al lado nos hemos topado con un casi-semi-octaedro del que cuelga una cruz tridimensional que si son las diagonales del octaedro, se trata del colegio mayor Mara.

 

Anuncios

Mühlberg, tercer tiempo en Alba de Tormes

Posted in Biblioteca, España, Palacio, Pintura on 25 agosto 2011 by angelrequena

La decoración principal de la gran sala del primer piso de la Torre de la Armería del Palacio de los Duques de Alba en su ciudad salmantina es la glorificación de la presencia de Fernándo Alvarez de Toledo en la victoria de las tropas imperiales frente a la coalición luterana en Mühlberg.

Lo interesante de estos frescos de Cristobal Passini es su parentesco directo con la trilogía de La batalla de San Romano que Paolo Uccello había pintado un siglo antes con la colaboración del matemático Toscanelli.

Uccello forma con Leonardo, Durero y sobre todo con Piero de la Francesca el conjunto de pintores de primera línea cuyos estudios matemáticos fueron más profundos. La perspectiva en una habitación o en una ciudad era fácil, la línea de azulejos, ventanas o calles eran líneas de fuga, ¿pero como hacerlo en campo abierto para representar una batalla? Uccello lo hace en La batalla de San Romano, y Passini toma la batalla florentina como referencia para su Batalla de Mühlberg. La semejanza es completa hasta en que las representaciones sean tres, pues la sala de la Armería tiene tres partes separadas por las tres puertas.

Uccello es más audaz en las representaciones de loa caídos adelantándose a las obras mas duras de la perspectiva como el Cristo Morto de Mantegna o la Lección de anatomía de Rembrandt. Passini suaviza la provocadora perspectiva pero sigue las pautas marcadas.

San Romano está repartida entre Florencia, París y Londres. Su alter ego, Mühlberg, está completa para disfrutarse en Alba de Tormes. Las fotos no hacen honor: deben mejorarse.

Segundo tiempo en Alba de Tormes: La Astronomía.

Posted in Castillo, España, Iconología de las artes liberales, Palacio, Pintura with tags , on 22 agosto 2011 by angelrequena

La escenografía para el Gran Duque de Alba que Cristoforo Passini propone en la Torre de la Armería es similar a la de el resto de los artistas hagiográficos de todas las épocas: valiente y vencedor en la batalla, virtuoso en la vida y sabio, culto y sensible en su formación.

Ignoramos si el palacio y castillo de Alba de Tormes tenía algo parecido a a un studiolo. En la primera planta de la torre que se usaba para conciertos y reuniones se encuentran dos espacios laterales con los elementos decorativos propios de los estudios renacentistas. En uno están las virtudes y en el otro las artes liberales al modo clásico de Capella: bellas damas con los atributos de sus ciencias.

Las guerras napoleónicas han reducido la galería de las artes a dos frescos completos y dos mutilados. Solo pueden contemplarse enteras la Astronomía y la Dialéctica, ambas bellísimas, y las dos mutiladas solo dejan ver al amorcillo acompañante. Perdida irreparable, al igual que las dañadas artes del sepulcro de Cisneros.

La Astronomía en pose relajada reposa sobre una esfera astronómica y sujeta una esfera armilar. La hermosísima Dialéctica mantiene un dragón enjaulado.

La Armería de Alba de Tormes en tres tiempos: Trampantojos

Posted in Arquitectura, Decoración, España, Museos, Palacio, Pintura with tags on 18 agosto 2011 by angelrequena

La torre del homenaje del antiguo castillo /palacio de los duques de Alba en su villa de Alba de Tormes permanece majestuosamente en pie mientras el resto de la lujosa residencia palaciega se encuentra esparcido a su alrededor. Las guerras napoleónicas solo dejaron un bastión, hoy llamado de La Armería.

Fernándo Alvarez de Toledo y Pimentel, el Gran Duque, había transformado la antigua fortaleza medieval en un palacio renacentista al modo italiano. Cuenta la amable guía como más de un centenar de carros con mármol de Carrara trajeron desde Cartagena la decoración de la que solo quedan muestras testimoniales.

Un pintor italiano tampoco podía faltar: Cristoforo Passini, formado probablemente con Giulio Romano en la corte de los Gonzaga. Passini -como el Tibaldi en el Escorial- nos ofrece las mejores muestras de murales renacentistas en España.

Llegamos a La Armería buscando las Artes Liberales y nos encontramos un pintor con pleno dominio de la perspectiva matemática, por ello esta primera parada se dedica a los trampantojos: un óculo, las columnas y el balcón de las virtudes nos dan cuenta de la conquista del espacio que alcanza el renacimiento con la ayuda de la geometría.

El convento de Sao Paulo en Serra d´Ossa

Posted in Azulejos-Mosaicos, Instrumentos, Portugal, Templo on 15 agosto 2011 by angelrequena

maestropauloossa

Poco después de pasar la frontera de Portugal viajando desde Madrid a Lisboa, en Estremoz, se aconseja visitar Évora tomando el desvío a Redondo, nos encontramos con una sierra no muy alta, la Serra d´Ossa; al iniciar la bajada nos anuncian un hotel y un restaurante: no lo perdamos, allí se encuentra el convento de San Pablo, uno de los más impresionantes conjuntos de azulejos de Portugal: buen bocado previo a la obligada visita de la universidad de Évora.

Dicen que hay más de 50000 azulejos del siglo XVIII, de los mejores talleres lisboetas, todos en azul cobalto. El personal del hotel es muy amable y te permite la visita de todo el recinto sin estar alojado y sin agobios: iglesia, capillas, pasillos , escaleras y patios.

Como recinto conventual domina la representación de la vida de Cristo, los santos y el antiguo testamento. No hay que perderse el actual comedor, la Capilla del Obispo, con escenas del Cantar de los cantares, la Iglesia principal donde hay un mural en claroscuros con las virtudes y la Sabiduría, y la escena matemática del arquitecto antes de subir la escalera: compás y escuadra como instrumentos.

Pocos años más tarde de la decoración cerámica los monjes fueron expulsados. Una familia de ingenieros lleva generaciones intentando salvar el recinto, su último intento ha sido convertirlo en hospederia. El paraje no es malo para perderse.

Recogemos tambien el claroscuro de las virtudes de la iglesia. La imagén superior derecha parece que porta un compás pero es el ancla de la esperanza, la sabiduría está en la parte inferior derecha.

El joven Ribera en Madrid

Posted in Exposiciones, Instrumentos, Madrid, Museos, Pintura on 11 agosto 2011 by angelrequena

Las exposiciones temporales son una oportunidad para ver obras de colecciones particulares que normalmente no se exhiben, aparte del interés propio de agrupar una temática dispersa. El museo del Prado ha prorrogado la interesantísima monográfica dedicada a la etapa de formación del pintor de Xátiva.

Para los objetivos de esta bitácora queremos resaltar dos cuadros: La vista y Demócrito.

La vista está fechado en 1615, muy pocos años después de la utilización astronómica del anteojo hecha por Galileo en 1609. En el mismo Prado hay otra Vista de Jan Brueghel y Rubens que también muestra un telescopio pero es algo más tardía, 1617. La pintura procede el Museo Franz Mayer de Ciudad de México. La óptica matemática ya había alcanzado su madurez en Euclides, por ello a Galileo le resultó menos difícil el telescopio que la mecánica: el problema fue convencer a los que no quieren ver.

Demócrito es una anticipación de la gran serie de filósofos que tanto representaría el Españoleto en su madurez. El filósofo aparece con ropa normal y no raída como hará después: la sabiduría es riqueza espiritual y desprecio de los bienes materiales. En el lateral de nuestra izquierda se ve una esfera armilar. El cuadro procede de una colección particular suiza.

Octaedros de pirita, de Perú a Gasteiz

Posted in España, Minerales, Museos with tags on 8 agosto 2011 by angelrequena

El Museo de Ciencias Naturales de Vitoria Gasteiz situado en la muralla, torre de doña Ochanda, tiene una excelente colección de minerales. La geometría cristalina es una de las formas mas espectaculares de descubrir la matemática oculta en la naturaleza: el orden interior es esquivo y no se suele poner de manifiesto.

La pirita, el disulfuro de hierro II, es un mineral muy atractivo desde el punto de vista matemático: es tremendamente platónico, se encuentran en formas icosaédricas, cúbicas, octaédricas y cuasidodecaédricas.

La torre de dona Ochanda nos muestra una variedad de formas octaédricas en una pirita procedente del Perú. En tanto la encontramos disfrutemos del resto de las formas, no nos defraudarán.

Para leer más: La platónica pirita