Técnica y sabiduría en los jardines de La Granja

Los jardines de La Granja de San Ildefonso ofrecen en otoño una de sus mejores caras. Un paseo por las calles es siempre reconfortante, y lo son más al permitir comprobar cómo funcionan sus espectaculares fuentes: en algunas el agua alcanza 40 metros de altura.

El mecanismo es simple: vasos comunicantes. El agua de las cumbres de Peñalara se recoge en un delicioso embalse llamado pretenciosamente El mar, situado en una loma, y desde allí con un sistema de tuberías se distribuye por las innumerables fuentes. No hay bombeo, solo diferencial de presión por la altura.

En Aranjuez –con mecanismo similar- el agua proviene de la laguna de Ontígola y no se aprecia tanto como en La Granja, donde todo está más concentrado.

De las mitológicas fuentes destacamos la de Minerva, una de las situadas en la plaza de las Ocho calles. La diosa de la guerra es también la de la sabiduría y la ciencia por ello porta sus armas y a sus pies se encuentran una esfera estelar y un compás.

Una respuesta to “Técnica y sabiduría en los jardines de La Granja”

  1. Teresa Cabarrush Says:

    Práctico y sencillo los vasos comunicantes, lo valioso de la sencillez. Preciosa escultura de Minerva, hay que estar puesto en Ciencias, considerar la Sabiduría y no hacer la guerra…pero…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: