Zepeda y Cadalso en el Museo de las Cortes de Cádiz

Ayer fue el bicentenario de la proclamación de la Constitución de 1812. Al Oratorio de San Felipe Neri no había forma de acceder y hubo que conformarse con el Museo colindante en el que hay más cosas de interés aparte de la ensoñación de lo que pudo ser y costó tanto arrancar.

En la planta baja del Museo de las Cortes de Cádiz se encuentran varios retratos de personajes que nos conectan con las matemáticas: José Celestino Mutis, Gaspar de Molinos, José Cadalso y Maria del Rosario de Zepeda.

Del Mutis matemático ya hemos escrito algo. Gaspar de Molinos es el autor del edificio del Observatorio de San Fernando. Nos concentramos en los dos últimos.

Maria del Rosario de Zepeda (1756-1816) fue una figura interesante porque su precocidad lanzó el debate sobre las capacidades de las mujeres y la necesidad de su educación, debate en la que Feijoo mostró una vez más la necesidad de ilustrar tan atrasado país.

La niña Zepeda fue sometida a un exhaustivo examen. Veamos como lo cuenta Juan Bautista Cubíe en 1768, cerrando su libro Las mugeres vindicadas de las calumnias de los hombres: En Cádiz vivía una joven –hija del regidor de la ciudad- que peroraba en griego, latín, italiano, francés y castellano… y prosiguió en otro día explicando los Elementos de Euclides; en que acreditó su claro entendimiento, y singular ingenio, siendo solo de la edad de doce años y medio.

De José Cadalso conocemos sus dotes de escritor pero menos su formación matemática. En la entrada de la Wikipedia vemos un retrato de Cadalso mutilado, es el mismo que se expone en Cádiz pero sin el compás de la izquierda. La pluma y el compás van un idas en los ilustrados. Recordemos la deliciosa ironía sobre la forma de aprender matemáticas que el autor satiriza en su divertido panfleto Los eruditos a la violeta

Del mismo museo no podemos dejar de ver la gran maqueta de madera noble, marfil y plata que muestra la  depuración matemática de las fortificaciones.

Anuncios

2 comentarios to “Zepeda y Cadalso en el Museo de las Cortes de Cádiz”

  1. Teresa Cabarrush Says:

    Reconforta saborear el ambiente de la Ciudad de la Libertad, Gran Constitución la de 1812, trajo un modo de pensar distinto que nunca terminó de cuajar en nuestro País, no se sabe ni por qué, nuestra mente quizás sea muy pequeña o atrasada.

    La niña Zepeda, indica lo que está muy claro, que la intelectualidad y el ingenio no está reñido con el sexo ni con la edad, ni nada…en estos momentos nos debatimos si el mismo número de mujeres que de hombres y esas tonterías, ¡ claramente los ilustrados se avergonzarían de estas discusiones tontas y el pueblo atrasado!.

  2. Teresa Cabarrush Says:

    ¿ A los ilustrados les tendrían envidia?.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: