Un modesto mosaico veneciano

La mirada matemática se detiene a veces en los lugares más marginales. Tras la visión de los majestuosos mosaicos de taracea marmórea de San Marcos o San Pantaleón, el pobre mosaico grisáceo del descansillo de la escalera del Palacio Grimani, al lado de Santa Maria Formosa, es candidato a pasar desapercibido.

El dibujo de cubos parcialmente embutidos nos ofrece una perspectiva estereoscópica muy elaborada y nada despreciable. Los tonos fríos contribuyen a su invisibilidad si lo comparamos con el fresco equivalente de la Abadía de Monte Oliveto Maggiore que situamos en el lateral.

El Palazzo Grimani viene a ser la sala de exposiciones de La Academia. En estos momentos exhibe una exposición sobre los cuadernos de apuntes del Canaletto con el acierto de colocar una pequeña cámara oscura con efectos deslumbrantes.

La ilusión óptica de la macla de cubos llegó a la producción industrial. Recientemente la encontré en los aseos de un restaurante de Xàtiva en baldosas hidráulicas hexagonales.

 

Anuncios

2 comentarios to “Un modesto mosaico veneciano”

  1. joeannthompson8364 Says:

    Reblogged this on joeannthompson.

  2. […] Reblogged from Turismo matemA!tico: […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: