Exposición sobre Blake y su estela en Madrid

Con fondos de la Tate Britain se exhibe en el siempre agradable CaixaForum de Madrid una exposición que recoge tanto la obra gráfica de William Blake (1757-1827) como su influencia en el arte británico.

Blake no nos puede dejar indiferentes, estamos ante un trasgresor desconcertante. Su expresionismo romántico, sus colores, la problemática, o su misticismo, le hacen un artista provocador. El escaso éxito en vida anticipa lo que se convertirá en una admiración sin límite a finales del siglo XIX: de maldito a artista de culto.

El mérito de la exposición consiste en mostrar la influencia que no cesa de Blake en el arte, y no haberse limitado a sus principales creaciones.

La selección de la obra de Blake no incluye las dos láminas de mayor interés matemático, El anciano de los días y el Newton, pero en su lugar tenemos dos obras que las copian. Una de ellas es la lámina prerrafaelista Cristo en la carpintería, donde un Jesús niño juega con una escuadra y un compás, la misma preocupación por la medición del mundo que revela El anciano, y que Blake toma directamente de los miniados medievales.

La otra obra matemática es una maqueta de la versión tridimensional del Newton en bronce que realizó Eduardo Paolozzi en 1988, cuyo original se encuentra en el exterior de la British Library, y del que ya hemos hablado. El Newton de la maqueta está algo mutilado pues tiene roto uno de los pies del compás pero es digno de contemplarse desde tan cerca.

La exposición de Madrid durará hasta el 21 de octubre de 2012.

2 comentarios to “Exposición sobre Blake y su estela en Madrid”

  1. Teresa Cabarrush Says:

    La genialidad de Blake es indiscutible, sus Visiones como las de Goya y José María Sert, ¿ Y Blasco Ibánez?, todos tenían ese “Algo” especial y lo comunicaban a través de la creatividad artística. ” De maldito a artista de culto”, suele ocurrir y no a pocos, lo que importa es su transcendencia en otras generaciones, ser invitado a la cena en tu propia época a veces es muy dificil, las incomprensiones de las miradas estancadas en sus propios convencionalismos, sin intuir el ahora-después.

    Precioso cuadro el de Jesús en la carpintería, impresionante el ropaje de José Y María, esos sublimes pliegues que desbordan el sentir de la mirada.

  2. Teresa Cabarrush Says:

    ¿ Será necesario que nos desprendamos de los ropajes las personas para alcanzar mayor sabiduría?, la desnudez del alma así lo requiere quizás, aunque la importancia de las ropas no hay que dejarla de lado tampoco, ¿ a qué ropajes nos referimos entonces?.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: