La enseñanza de la matemática en Nápoles

El pintor manierista florentino Tommaso d’Antonio Manzuoli, dicho Maso da San Friano, tiene en el Museo de Capodimonte una obra de extraordinaria serenidad;  en ella se ve a un viejo maestro enseñar con dulzura a su discípulo ya maduro. El maestro apenas corrige la posición del compás del joven con leve movimiento del dedo. Quizá estemos ante una clase de geometría, arquitectura, o pintura matemática, tal como corresponde a la época.

La pintura de Maso se cataloga como Doble retrato masculino (circa 1556).

En contraste con la suavidad de Maso, y como réplica, nos fijamos en una terrible lección a unos niños por parte de una maestra amenazante. La dulzura ha desaparecido, ahora es la furia de la fusta o látigo la que protagoniza la escena. La amenaza de la vara convierte el placer de enseñar y la alegría del saber en algo esperpéntico. La pintura se atribuye al barroco napolitano Aniello Falcone (circa 1630).

Una respuesta to “La enseñanza de la matemática en Nápoles”

  1. Teresa Cabarrush Says:

    Dos grandes contrariedades en la forma de enseñar, todavía sigue existiendo dudas al respecto de cual debe ser el mejor método de enseñanza, si la dulzura o el método severo…ambos cuadros son preciosos, pero me llena más el de la dulzura.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: