Dodecaedros de marfil en Berlín

Dodecaedro Berlín Detalle

El Museo Bode de la Isla de los Museos en Berlín quizá no sea tan espectacular como su vecino, el Museo de Pérgamo, pero resulta absolutamente imprescindible, entre otras cosas para admirar el arte renacentista en terracota, vidriada o sin vidriar, al modo de Luca della Robbia.

Ponemos nuestra atención en los dodecaedros de marfil fechados en 1620, que aparecen sin autor, y que recuerdan el arte de Egidio Lobenigk, de cuya virtuosa ejecución de dodecaedros huecos encajados hemos hablado en Drede, anteriormente.

Los dodecaedros vacíos con apertura circular son las terminaciones de los pináculos de cada copa y son más esféricos que los de Sajonia. Uno de ellos alberga toda una serie hasta el infinitésimo de dodecaedros reducidos, mientras que el otro tiene un un cubo apuntado en su interior, como un pasatiempo para extraer.

Por aquellos tiempos había Kepler postulando en el Misterium Cosmographicum su modelo de universo platónico basado en poliedros circunscritos El dodecaedro regular como quinta esencia del universo ofrece una imagen de gran fuerza arquetípica.

Dodecaedros Berlín

 

2 comentarios to “Dodecaedros de marfil en Berlín”

  1. Menudo virtuosismo. Es posible que esté inspirado en arte chino. Gracias por tus entradas.

  2. Teresa Cabarrush Says:

    ¡Que complejidad artesanal, donde la paciencia es algo más que VIRTUD!, toda PERFECCIÓN. ¿ Se ha dejado de buscar la Perfección?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: