Cirey sur Blaise: refugio de las artes

Cirey Panoramica

Voltaire y Gabrielle-Émilie le Tonelier de Breteuil, marquesa consorte de Châtelet, protagonizaron en el Château de Cirey sur Blaise uno de los episodios más productivos para la extensión de la física newtoniana en el continente. La marquesa ofreció refugio a Voltaire en su castillo próximo a la frontera alemana y durante unos años (1734-1738) tuvieron allí su lugar de residencia.

Cirey fue punto de encuentro de sabios y foco de correspondencia con los principales científicos del momento. Una inmensa biblioteca, hoy desaparecida, y un bello teatro, que se puede visitar, dan cuenta de la actividad de una pareja cuya respeto intelectual se mantuvo intacto tras su relación sentimental.

Cirey Puerta

El padre de Émilie, el barón de Breteuil, había dado a su hija la misma formación que a sus hermanos y ella demostró cuánta razón tuvo. La marquesa de Châtelet, como la llamaba Voltaire, no solo realizó la traducción de los Principia Matematica de Newton, también escribió una de las obras más emotivas que pueden leerse: el Discurso sobre la felicidad. Allí podemos leer:

Juzgadme por mis propios meritos, o por la falta de ellos, pero no me consideréis como un mero apéndice de este gran general o de aquel renombrado estudioso, de tal estrella que relumbra en la corte de Francia o de tal autor famoso. Soy yo misma una persona completa, responsable sólo ante mí por todo cuanto soy, todo cuanto digo, todo cuanto hago. Puede ser que haya metafísicos y filósofos cuyo saber sea mayor que el mío, aunque no los he conocido. Sin embargo, ellos también no son más que débiles seres humanos, y tienen sus defectos; así que, cuando sumo el total de mis gracias, confieso que no soy inferior a nadie.

Durante su estancia en Cirey, Voltaire diseñó la puerta principal de acceso, decorándola con motivos alegóricos a las ciencias y las artes. Así, en la parte derecha vemos una esfera armilar para la astronomía y un conjunto de regla, transportador y compás para la matemática. El interior tiene motivos marinos para reflejar el origen de la vida.

Cirey Puerta DT

2 comentarios to “Cirey sur Blaise: refugio de las artes”

  1. Teresa Cabarrush Says:

    ¡Qué maravilla de Historia, Señor Requena!, un romance intelectual, preciosa aventura entre DOS PERSONAS singulares, con gran capacidad de intercambiar entre ambos todo Conocimiento y Amor, claro.

    Espectacular que ciertos Palacios hayan servido de punto de encuentro entre grandes intelectuales y que se protegiera la Cultura en niveles altísimos.

    Impresionantes palabras de Gabrielle-Emilie, nos deja callado, pero todo muy razonable, no falta ni sobra una palabra, no hay soberbia, no encontramos vanidad en lo dicho por ella, tan sólo realidad sana y cierta, presentada con total naturalidad, sin adornos.

    El Papel social de ciertas Damas ha sido impresionante a lo largo de la Historia, al igual que el de ciertos Caballeros, no hay que etiquetarse, ni ser feminista ni machista…lo que es…es, tan sólo tiene significación la Valía de la Persona, indistinto de su género.

  2. Teresa Cabarrush Says:

    Preciosa la decoración de la Puerta y majestuoso Palacio, un lujo para la vista. Bellísima Historia de Amor Intectual. Gracias, Señor Requena no me olvidaré de Gabrielle-Emilie y Voltaire.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: