El preservado Canal de San Martín en París

Los canales navegables fueron fundamentales para el comercio y la industria, y ni siquiera el ferrocarril logró arrinconarlos. Lo difícil para ellos ha sido sobrevivir a la versatilidad del transporte por carretera y su eclosión.

La necesidad de mejorar el abastecimiento de agua potable a París llevó a la administración de Napoleón a plantear un canal que tomará las aguas del río Ourcq. En 1925 se inauguraba un conjunto de canales (Saint-Martín, Ourcq o Saint-Denis) que forman todavía hoy una red de 130 kilómetros navegables. Los canales tuvieron múltiples usos: transporte, abastecimiento, energía hidráulica, lavandería, etc.

El Canal de Saint-Martin, situado en pleno centro de París, estuvo muy cerca de desaparecer en los setenta. Afortunadamente aún podemos de disfrutar de un paseo agradable y tener la oportunidad de ver en funcionamiento sus esclusas cuando alguna barcaza se desliza por sus aguas.

El desnivel del Canal son 25 metros que se salvan con nueve esclusas (cuatro dobles y una sencilla). Merece la pena asistir al espectáculo de los vasos comunicantes.

Entre la Plaza de la Bastilla y la de la República el canal está sepultado pero entre la última y la de Stalingrado (puerto, Bassin de la Villette) se puede observar que el canal está vivo y no solo es una atracción turística.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: