Anastácio da Cunha en el Solar de Mateus

José Anastácio da Cunha (1744 – 1787) fue el matemático, militar y poeta que renovó la matemática portuguesa. El reformista ilustrado Marques de Pombal le llamó para enseñar matemáticas en la Universidad de Coimbra. Como librepensador sufrió persecución por la Inquisición.

Da Cunya destaca por sus aportaciones al Calculo Infinitesimal. Entre sus alumnos aventajado se encontraba José María de Sousa, quinto morgado (mayorazgo) de Mateus. Hoy la Casa Mateus archiva y facilita el estudio de los manuscritos matemáticos tanto del profesor como del noble alumno.

El Palacio Mateus es una bonita fábrica dieciochesca que se encuentra en las afueras de Vila Real, en las laderas del Duero, cuyos viñedos aterrazados (Douro Vinhateiro) forman un espectacular paisaje que es Patrimonio de la Humanidad desde el año 2001.

El Solar es un lugar concurrido que ofrece vistas tanto al inmueble como a los cuidados jardines y a sus viñedos anexos. Los colores del otoño pueden marcar la época ideal para la visita. Un desgastado reloj solar antropomórfico se levanta en el jardín.

La caligrafía de Da Cunha es más descuidada pero la del morgado es digna de verse.

2 comentarios para “Anastácio da Cunha en el Solar de Mateus”

  1. Teresa Says:

    En cuanto a la palabra “librepensador”, años atrás creía que era una palabra especial y no lo es, porque a lo largo de muchas épocas le ha dado como un matiz algo especial las personas y ahí se encuentra el engañabobos del conocimiento y la enseñanza. Libertad la regala solamente Dios, y el pensamiento libre dentro del orden de la ley de amor que Dios nos regala, así el conocimiento sea histórico, matemático, musical no es tergiversado.

    Muchos y no todos claro de los librepensadores no han sido libres, sino esclavos de algunas enseñanzas erróneas. Mejor ser pequeñito en el conocimiento y no tan presumido.

    Magnífica caligrafía del Morgado, pero no importa que da Cunha tuviera peor caligrafía, a Dios le gusta todas y las une, sabe complementarlas como él quiera y desee. Precioso paisaje de viñedos y bello edificio.

  2. Teresa Says:

    Fray Luís de León: Amor casi de un vuelo.

    Amor casi de un vuelo me ha encumbrado
    adonde no llegó ni el pensamiento;
    mas toda esta grandeza de contento
    me turba, y entristece este cuidado,

    que temo que no venga derrocado
    al suelo por faltarle fundamento;
    que lo que en breve sube en alto asiento,
    suele desfallecer apresurado.

    mas luego me consuela y asegura
    el ver que soy, señora ilustre, obra
    de vuestra sola gracia, y que en vos fío:

    porque conservaréis vuestra hechura,
    mis faltas supliréis con vuestra sobra,
    y vuestro bien hará durable el mío.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: