El filósofo de Ribera en Edimburgo

José Ribera, el pintor valenciano asentado en Nápoles, nos ha dejado una de las mejores colecciones (y más completa) de pinturas de matemáticos de la antigüedad. Además, será la iconología matemática lo que caracterizará la sabiduría de cualquier filósofo. El estudio de las matemáticas sirve como muestra de piedad y renuncia, como desprecio por las veleidades mundanas y los falsos placeres. Luca Giordano, su  prolífico discípulo, continuará la misma senda pero perdiendo en el camino algo de la serenidad que caracteriza las representaciones del artista de Xàtiva.

Ribera se inspiró en las descripciones que hace Diógenes Laercio en sus Vidas opiniones y sentencias de los filósofos más ilustres. La característica común de todas las obras será muy grata al sentimiento barroco: tenebrismo, serenidad, pobreza, renuncia al mundo y… geometría. Se puede decir que los sabios del Españoleto son cínico-matemáticos: la geometría es fuente de paz interior e ingrediente de la renuncia. Como decía Séneca de Demócrito: pobreza con sabiduría es un divino compuesto, que todo lo tiene y de todo carece.

La Scottish National Gallery en Edimburgo también exhibe la pintura (1632) de un filósofo cínico- matemático. Posiblemente una obra del taller del Españoleto realizada por algún discípulo. En el Palacio de Cintra se encuentra una copia idéntica.

Las figuras matemáticas no dejan lugar a dudas: la matemática como ancla al mundo del sabio barroco que se aleja de la corrupta humanidad.

La Instantánea 22 (Los filósofos matemáticos de Ribera) se dedicó al tema.

2 comentarios para “El filósofo de Ribera en Edimburgo”

  1. ¡Hermosísimo manto del retratado!, en la pobreza, en la dignidad, en la sabiduría, en el amor, en la ciencia, en el consejo, en la fortaleza formada por la debilidad…en la comunión celeste, es en la dificultad en el conocimiento y en lo trabajoso cómo se va ascendiendo en la sabiduría.
    Así es y debe ser, es muy preciso: ” El estudio de las matemáticas sirve como muestra de piedad y renuncia, como desprecio por las veleidades mundanas y los falsos placeres.”. Cuanto más despojados de lo mundano más cercano a lo divino, y la renuncia no es de débiles, muy al contrario de personas fuertes, nada tengo y en nada me complazco tan sólo en Dios y la sabiduría y belleza que El dona, así este filósofo de Rivera. Solo al contrario le interesa cortar la comunicación del hombre con Dios. La piedad hacia el prójimo…cuántas Gracias puede donar Dios al que no se crea nada y que no tenga soberbia en el conocimiento ni por el conocimiento, salvo gozar de saber en la humildad.
    ¡Qué más pedir!: ” serenidad, pobreza, renuncia al mundo”, posiblemente el tenebrismo no sea una técnica hermosa, pero sí es una realidad, y como realidad no está mal que el pintor la deje patente para los espectadores y que éstos sepan de la realidad verdadera también.
    ¡Podría decir, corto y cambio…me entusiasmo con este maravilloso post, así que diré, corto!. Enhorabuena Señor Requena por el post, magnífico y me ha encantado. Gracias y un Saludo.

  2. ” Todo es nada y nada es todo”.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: