Las alegorías matemáticas de la Villa del Príncipe en Génova

El palacio de Andrea Doria, la Villa del Príncipe, es uno de los mejores ejemplos de la concepción renacentista de los saberes, de cuando las disciplinas recogen distintas tradiciones y toman nombres que hoy nos resultan chocantes.

La sala que cuenta la historia de Aracne, la mítica tejedora de las Metamorfosis de Ovidio, tiene incrustadas doce artes, tres por lado, en lugar de las siete de Marciano Capella.

Las alegorías femeninas de la Astronomía, la Aritmética y la Geometría están en el mismo lado en ese orden. La Astronomía porta una esfera sólida, la Geometría lleva un compás en una mano y una estrella hexagonal en la otra y la Aritmética sujeta una tablilla con operaciones y un triángulo. Se distingue 1521 que fue la fecha en que Carlos V conquista Génova.

La decoración del palacio fue encargada a los pintores il Beccafumi, il Pordenone o Girolamo da Treviso, todos del siglo XVI.

Otras artes matemáticas que se representan son la Estereografía y la Perspectiva, ambas emparentadas y fundamentales para la pintura. Lo que resulta más llamativo es la presencia de la Mágica: la Magia Natural es nuestra Física.

3 comentarios to “Las alegorías matemáticas de la Villa del Príncipe en Génova”

  1. ¡Chapó por la definición de Física!, que sea natural sin más tintes ni adornos; si con lo natural ya tenemos bastante; y si es algo sobrenatural que sea sólo cuando Dios lo desee; si el corazón del científico es como el de un niño, Dios le regalará las enseñanzas que desee, enseñanzas de arriba que no de abajo.
    La pintura desde luego tiene materias difíciles de tomar, no a todos los alumnos de Bellas Artes se les da bien todas las asignaturas.
    Frente a las personas que tienen que tener todas las palabras medidas y los cálculos correctos en plenitud, están los que tienen las palabras sin medir y los cálculos chocantes que son los más predilectos de Dios; son cálculos por supuesto pero los celestes son incomprensibles aunque con el tiempo resultan ser los verdaderos y comprendidos, todo a su tiempo, así las palabras y los cálculos. Sí es verdad que los calculistas ambiciosos les salen las cosas bien de momento…de momento.

  2. ¡Hermosas pinturas!, aunque siempre debemos tener cuidado con las sirenas y sirenos como Ulises.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: