Relojes solares romanos en el Vaticano

El Museo Pio-Clementino del Vaticano alberga la escultura clásica grecorromana de las colecciones papales. En el Cortile Octogonal podemos encontrar hasta cuatro relojes solares de tipo scaphe, cuenco hemisférico.

Las horas romanas eran desiguales: el día se dividía en doce partes y por su diferente duración las horas veraniegas eran considerablemente más largas que las invernales. El tiempo se contaba desde el orto del Sol hasta su ocaso. Así el mediodía era la hora sexta. Las horas monacales para los rezos son herederas directas de la tradición latina: tercia, sexta, nona, etc.

Dos relojes están colocados en el suelo y los dos más pequeños encima de un túmulo. Los relojes marcan tanto la hora como las líneas de solsticios y equinoccios. Ninguno conserva el gnomon, que solía ser una varilla metálica. En casos excepcionales era un orificio.

Un bloque lateral podría ser un reloj solar múltiple y con más interés, pero su a falta de datos y con solo lo mostrado requiere mayor estudio.

En los grandes pasillos vaticanos se encuentran dos compases romanos y algunas pesas.

6 comentarios para “Relojes solares romanos en el Vaticano”

  1. teresadea Says:

    ¡Relojes muy necesarios!

  2. teresadea Says:

    Los relojes para no despistarnos de hora ni de otra cosa.

  3. teresadea Says:

    Nenhum pensamento é tão importante quanto o movimento correto do coração (Ningún pensamiento es tan importante como el correcto movimiento del corazón).

  4. teresadea Says:

    No sé porqué siempre la manía de separar las ciencias de las letras, salvo antiguamente; una cosa es que a cada persona se le da mejor una o la otra, hasta ahí, algo sensato, son los talentos que cada uno tiene, pero los antiguos cultivaban al mismo tiempo las dos cosas, eran más plenos en el conocimiento. Otra cosa es el propio conocimiento en la sencillez o en la avaricia y para el fin para el que se utiliza. Siempre me llamó la atención lo que decía la sabiduría del pueblo: ” las personas que miden sus palabras”, medir y calcular se puede entender por lo mismo, quizás. ¿ Por qué se medirá las palabras?.

  5. teresadea Says:

    ¡Lo que sí es verdad es que tanto los números como las letras dan sorpresas en sus composiciones!…para no aburrirnos.

  6. teresadea Says:

    ¡Lástima!: ” Ninguno conserva el gnomon, que solía ser una varilla metálica”

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: