Relojes solares del Palacio Farnesio en Caprarola (IV de IV)

Destacan en el pentagonal Palacio Farnesio de Caprarola sus dos enormes cuadrantes solares declinantes que se encuentran a la izquierda de la fachada. A la derecha hay un parado reloj mecánico.

El gnomon de ambos relojes es una barra horizontal y perpendicular a la pared; mediante un jabalcón se da más rigidez al eje. Son relojes de índice: será la punta de la sombra quien marque la hora.

Las horas están escritas en números romanos. Puede sorprendernos que aparezca un XXIII. Nuestro actual sistema utiliza las 12 de la medianoche como origen y en los relojes solares las 12 son el mediodía. Las meridianas del Palacio Farnesio dan la hora italiana que computa desde el ocaso, así el 23 significa que falta una hora para la puesta de sol. Como el anochecer va cambiando la adaptación al sistema hoy vigente no es automática.

Hay dibujadas además dos líneas especiales: la vertical que da el mediodía y una trasversal a las otras que nos indica los dos equinoccios.

El pentágono es el ideograma de la localidad, hasta el comercio se identifica con él.

8 comentarios para “Relojes solares del Palacio Farnesio en Caprarola (IV de IV)”

  1. teresadea Says:

    ¡Preciosos relojes!

  2. teresadea Says:

    ¡Con seguridad el cálculo y la escritura más sencilla y clara, más directa son los preferidos por el cielo!, como una escalinata recta al cielo, no de caracol…quizás menos llamativa pero no confunde, no extravía.

  3. teresadea Says:

    ¡La sensatez matemática es una riqueza y se hace bien en custodiarla!

  4. teresadea Says:

    ¡Bien por las personas que no han perdido la musicalidad de los números a pesar de los pesares que también los sufrimientos matemáticos pesan y tiene sus medidas en el corazón!

  5. teresadea Says:

    ¡Números con mucha vida tanto que palpitan como el pulso del corazón!

  6. teresadea Says:

    ¡Las referencias son importantes y más si son referencias sabias!

  7. teresadea Says:

    ¡La importancia de la armonía y su transmisión en los números y las palabras!

  8. teresadea Says:

    El error natural sea en matemáticas o en cualquier otra materia es normal, además es bueno tenerlos para aprender mejor, otra cosa distinta es el error grisáceo que se va oscureciendo con el tiempo y además ya es profundo error casi imposible de arreglar, no imposible del todo pero casi, siempre sin que lo sepamos hay un posibilidad de rectificar los errores, también es cierto, nunca se puede decir…nunca.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: