Instantánea sobre “Orfebrería matemática”

Hemos dedicado la Instantánea Matemática del mes de junio de 2020 en el portal “DivulgaMAT” de la Real Sociedad Matemática Española a la Orfebrería matemática.

Los orfebres, plateros, latoneros y cinceladores fueron los fabricantes de instrumentos científicos. El caso de Azarquiel es una muestra significativa: antes de convertirse en la figura más sobresaliente en la astronomía matemática del medioevo se inició como cincelador. Haciendo los instrumentos matemáticos en Toledo ve la necesidad de estudiar para mejorarlos. Con la llegada de la imprenta, el cincelador se convierte además en grabador facilitando su inmersión en el arte y en el mundo matemático.

Clic en DivulgaMAT (Instantáneas)

6 comentarios para “Instantánea sobre “Orfebrería matemática””

  1. teresadea Says:

    ¡Preciosa orfebrería, virtuosismo artesano!. Maravilloso cincelador: ” el cincelador se convierte además en grabador facilitando su inmersión en el arte y en el mundo matemático.”.

    Poema de Antonio Pavón Leal

    Por fin me atrevo, avanzo. El milagro se acerca.
    Paladín esforzado,
    sólo con la certeza
    por espada y escudo, por túnica y emblema.
    Acólito obediente
    que se atiene a las reglas.
    Feliz turiferario
    que con su aliento inciensa
    estos últimos metros de la hermética senda.

  2. teresadea Says:

    Lo más maravilloso de los orfebres es el silencio en el que trabajaban o trabajan, ese silencio que construye la obra y el alma al mismo tiempo purificándola. Un cincel para la obra orfebre y para el alma y los conocimientos matemáticos para embellecer la obra y formarla en la virtud.

  3. teresadea Says:

    ¡Hasta los orfebres sabían que el campo espiritual es anterior y primero al conocimiento!

  4. teresadea Says:

    ¡Disfrutemos del momento matemático o literario!. Gracias Estimado Señor Requena por su siempre amabilidad y cortesía generosa con nosotros los lectores. Un abrazo.

  5. teresadea Says:

    ¡Es decir las medidas siempre han estado!: ” El que hablaba conmigo tenía una caña de medir, de oro, para medir la ciudad, sus puertas y su muro.

    La ciudad se halla establecida en cuadro, y su longitud es igual a su anchura; y él midió la ciudad con la caña, doce mil estadios; la longitud, la altura y la anchura de ella son iguales. “.

  6. teresadea Says:

    ¡Estimado Señor Requena ya son los números celestes los que dirigen la navegación matemática!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: