Archive for the Arqueología industrial Category

Molino, presa y ferrería tradicionales en Beasain

Posted in Arqueología industrial, España, Palacio, Vía pública on 2 marzo 2017 by angelrequena

molino-ferreria-beasain

Beasain es hoy una pujante ciudad industrial en un mundo globalizado donde no es fácil competir y mantener el sector. La explicación debe residir en su dinamismo y creatividad. En ese sentido tuvimos la oportunidad de participar en una actividad del colectivo Lemniskatos, ejemplar asociación cultural con nombre matemático.

Un público muy diverso demostró que las matemáticas lejos de dar miedo pueden resultar atractivas y con encanto.

palacio-beasain

Gracias a Lemniskatos conocimos uno de los conjuntos de arqueología industrial más interesantes de la Península: el molino harinero, la ferrería, su canal, los restos de una antigua presa de madera, el palacio, el puente, la ermita y la sidrería. Todo ello restaurado y amablemente mostrado.

El conjunto es una muestra de la organización señorial del espacio y aprovechamiento de las aguas del río Oria para uso económico. Las noticias se remontan al siglo XVI.

molino-harinero-beasain

El traslado de la fábrica Indar que ocupaba parte del territorio permitió la recuperación para el municipio del espectacular conjunto y darle vida tras su restauración. El Palacio Igartza es un lugar para exposiciones y conferencias que además alberga en su sótano los restos de una presa de madera. La antigua sidrería se encuentra en el hotel. El molino, que fue panadería hasta no hace mucho, sigue mostrando el funcionamiento del mecanismo de rodezno horizontal.

La antigua carretera N-I atraviesa la población. La parada es obligada. Además hay que aprovechar para ver las varas de Zegama y Bergara.

presa-madera-beasain

Arqueología matemática en Málaga

Posted in Arqueología industrial, España, Museos with tags , on 19 enero 2017 by angelrequena

pondera-xxx-malaga

El soberbio edificio neoclásico de la Aduana ha sido recientemente restaurado y habilitado como Museo de Málaga. La que quizá sea la mejor obra de la ciudad merece visitarse por sí. Además, el atractivo aumenta con la colección de arqueología que ocupa la segunda planta y el almacén visitable de la baja. La colección de pintura y escultura es de menor valor pese a un Murillo, un Ribera y dos buenas tallas del imaginero Pedro de Mena.

Málaga es buena muestra del devenir mediterráneo: fenicia, cartaginesa, romana, visigótica o árabe. La cultura material va unida a la matemática en instrumentos, medidas y formas. El Museo ofrece una buena muestra.

Las balanzas romanas se ven completadas con un conjunto de ponderales de bella piedra serpentina, el más grande tiene su marca. Aparecieron cerca del faro de Torrox probablemente para pesar los salazones.

molino-biconico-romano-malaga

Son romanos también los molinos de sangre bicónicos tipo pompeyano y un dado cúbico. Lamentablemente en la zona mediterráneo occidental del imperio no han aparecido ni los dodecaedros del norte ni los icosaedros egipcios.

dado-romano-malaga

Una pieza curiosa es la fuente visigótica con canal sinusoidal: hacer pasar el agua de un lado a otro con formas suaves produce la interesante curvatura.

sinusoide-visigotica-malaga-t

Las norias a volante de Consolación

Posted in Arqueología industrial, España, Vía pública on 17 noviembre 2016 by angelrequena

noria-consolacion-restaurada-km-185

Como dijo Leonardo da Vinci: la Mecánica es el paraíso de las matemáticas porque en ellas es donde se hacen realidad. 

Entre los puntos kilométricos 180 y 185 (aproximadamente) de la autovía de Andalucía (Nacional 4) podemos observar decenas de pequeñas norias en estado de abandono, algunas con caseta próxima, otras solitarias, algunas en puro esqueleto, otras con restos de cangilones. Las viejas norias a volante constituyen un paisaje característico que rememora la presencia de huertas desaparecidas.

Las de volante fueron la última versión de la vieja y gemidora noria hasta su sustitución por la bomba hidráulica. Desaparecidas las norias de sangre, de tracción animal, hoy solo resisten en uso activo las azudas movidas por la propia corriente en los lugares de más tradición huertana del Segura o el Cabriel.

En la localiadad de Consolación alguien ha tenido el acierto de restaurar una noria con bonitos cangilones de hojalata, los de barro eran historia, y todas las piezas metálicas que sustituyeron a las tradicionales de madera. La noria se encuentra junto a la gasolinera del Km 184 en dirección Madrid; hay una pasarela peatonal que cruza la autovía.

noria-1-membrilla

Quizá el mejor sitio para hacer funcionar alguna manualmente sea la salida a Membrilla (Km 180), donde queda algun volante y el mecanismo sigue integro. Las palomas han anidado en los cangilones y veran perturbada su paz por momentos. .

noria-2-membrilla

Gemidos en la huerta de Benijófar

Posted in Arqueología industrial, España, Vía pública on 13 octubre 2016 by angelrequena

noria-benijofar

Noria proviene de naura, gemidora en árabe. Durante siglos las huertas se regaban mediante  la continua rotación de las norias. Las bombas hidráulicas fueron sustituyendo las viejas ruedas. El abandono va seguido de la destrucción. Ríos que estaban llenos de norias como el Genil no conservan ninguna en uso. Algunas se han salvado con la restauración pero solo para el recuerdo.

La noria de Benijófar en el Bajo Segura mantiene su servicio desde hace más de tres siglos y los campos de naranjos de su entorno reciben puntuales sus aguas. La rueda alcanza casi los ocho metros de diámetro, primero de madera y hoy metálica. Cuatro acequias se reparten el preciado caudal. El viejo molino de enfrente, el que compartía el azud, mira envidioso a la noria: el edificio se ha restaurado pero sus ruedas de molienda ya no se mueven.

noria-azud-puente-rojales

Aguas abajo, en Rojales, encontramos otra rueda restaurada pero parada. El complejo hidráulico carolino de Rojales, siglo XVIII, es un conjunto admirable de azud, puente y noria de la mejor sillería. La propia noria está protegida para las frecuentes avenidas del Segura.

Lo mejor de las norias alicantinas, las dos reseñadas y las gemelas de Orihuela es su bella estampa y calidad de la obra. Tras la visita a las muchas murcianas conviene continuar bajando el Segura.

Tras Arquímedes y Herón, la mecánica empezó a formar parte de la matemática. Los árabes continuaron la tradición griega considerándola matemática aplicada.

noria-rojales

La central eléctrica del Tejo en Lisboa

Posted in Arqueología industrial, Museos, Portugal on 18 julio 2016 by angelrequena

Central eléctrica Lisboa 1

El obligado paseo por el estuario del Tejo en las proximidades de Belém tiene un aliciente adicional: la visita al Museo de la Electricidad, que ocupa el edificio de la antigua Central Tejo.

La central eléctrica es una bonita fábrica industrial en ladrillo que se remonta a 1909 y que sufrió varias ampliaciones hasta su definitiva parada en 1972. Las instalaciones fueron remodeladas en 2006 como espacio museístico ejemplar.

La silueta de la central vista desde los depósitos de agua o desde el observatorio astronómico incitan a conocerla un poco más. Desde el río, y con el Puente 25 de abril como testigo, la magia es completa. Ya han pasado 42 años desde la Revolución de los Claveles.

Reproducimos la maqueta de la sala de calderas y alguno de los controles numéricos.

Central eléctrica Lisboa 2

El ruido de las turbinas ha desaparecido pero ha dado paso a la didáctica. Ver a Faraday moviendo el imán en el interior de una bobina y comprobar que se produce electricidad es un buen ejemplo de las muchas posibilidades. El experimento de 1831 fue de los llamdos cruciales para una disciplina.

Museo da Pólvora Negra en Barcarena

Posted in Arqueología industrial, Museos, Portugal with tags on 28 marzo 2016 by angelrequena

Balsa Barcarena

Al oeste de Lisboa, cerca del Palacio de Queluz, hay una abrupta hendidura con una corriente de agua suficiente para su aprovechamiento industrial. Barcarena tuvo primero ferrerías y después iniciado el siglo XVII vivió la instalación de la Fábrica de Pólvora que funcionó hasta el siglo XX.

Molienda barcarena

Se atribuye el diseño de la primera instalación hidráulica a Leonardo Turriano, el segundo gran ingeniero Turriano. Leonardo nació en Cremona y es considerado –sin pruebas- hijo natural del gran Juanelo. Leonardo logró ser el ingeniero mayor de Felipe II como Juanelo lo fue del emperador.

Leonardo trabajó allí donde la corona le requería: Canarias, Norte de África, Portugal o Brasil. Sus trabajos portugueses le hacen ser más conocido en el país hermano que donde ha quedado eclipsado por Juanelo.

En su momento la fábrica trabaja con cuatro ruedas hidráulicas verticales que accionaban otros tanto molinos. La molienda de los tres componentes (carbón, azufre y salitre) era mecánica. Solo se han reconstruido una de las ruedas y sus correspondientes transmisiones mecánicas. El agua se almacenaba en una balsa superior y a través de un canal distribuidor se dejaba caer en chorro por las norias.

Rueda Barcarena

El conjunto da cuenta de las distintas fases. Llegó a funcionar una central hidroeléctrica y después una termoeléctrica. El recinto está ajardinado y resulta un lugar muy apacible. Un gran reloj solar ocupa uno de los patios.

Reloj solar barcarena

Los molinos de El Algar

Posted in Arqueología industrial, España, Vía pública with tags on 15 octubre 2015 by angelrequena

El Algar 1

Las huertas de la comarca del Campo de Cartagena próximas al Mar Menor se han estado beneficiando de sus vientos para garantizar el suministro de las imprescindibles aguas de riego. De forma similar a las huertas de Palma nos encontraremos decenas de esbeltos molinos, mucho más delgados que los de grano, en diferentes estados de conservación.

Es de agradecer que aficionados y senderistas hayan puesto en valor este importante patrimonio y se detenga su deterioro para conservar este maravilloso legado. Algunas aspas como la de Los Luengos se ponen a girar de nuevoen el recién instaurado Día de los Molinos.

Al Algar 2

Molino, palmera y cables. Parecen tres elementos inseparables. La palmera recuerda la sequedad del territorio, el molino cómo se vencía y los cables son los testigos de como las bombas eléctricas han sustituido el rugido de los engranajes.

En abril hay que estar pendiente de cuando la Liga Rural del Campo de Cartagena organiza la visita a los molinos.

El Algar 3