Archive for the Pintura Category

Las alegorías matemáticas de la Villa del Príncipe en Génova

Posted in Iconología de las artes liberales, Italia, Palacio, Pintura on 11 noviembre 2019 by angelrequena

El palacio de Andrea Doria, la Villa del Príncipe, es uno de los mejores ejemplos de la concepción renacentista de los saberes, de cuando las disciplinas recogen distintas tradiciones y toman nombres que hoy nos resultan chocantes.

La sala que cuenta la historia de Aracne, la mítica tejedora de las Metamorfosis de Ovidio, tiene incrustadas doce artes, tres por lado, en lugar de las siete de Marciano Capella.

Las alegorías femeninas de la Astronomía, la Aritmética y la Geometría están en el mismo lado en ese orden. La Astronomía porta una esfera sólida, la Geometría lleva un compás en una mano y una estrella hexagonal en la otra y la Aritmética sujeta una tablilla con operaciones y un triángulo. Se distingue 1521 que fue la fecha en que Carlos V conquista Génova.

La decoración del palacio fue encargada a los pintores il Beccafumi, il Pordenone o Girolamo da Treviso, todos del siglo XVI.

Otras artes matemáticas que se representan son la Estereografía y la Perspectiva, ambas emparentadas y fundamentales para la pintura. Lo que resulta más llamativo es la presencia de la Mágica: la Magia Natural es nuestra Física.

Las Uranias del Museo de los Frescos en Verona

Posted in Iconología de las artes liberales, Italia, Museos, Pintura on 4 noviembre 2019 by angelrequena

La recuperación de las pinturas al fresco de las villas en estado de ruina permite disfrutar de la libérrima decoración de los palacios renacentistas.

El Museo de los Frescos de Verona recibe muchas visitas por su reclamo: la llamada tumba de Julieta. Lo que realmente merece la pena es su adecuada presentación de las pinturas que cubrieron fachadas y salones de palacios desaparecidos.

Presentamos dos Uranias manieristas, una polícroma de Paolo Farineti (1524 – 1606) y otra en grisalla de Domenico Brusasorci (1516 – 1567), su maestro.

La Sala de las Musas del Palazzo Guarienti, obra de Farineti, se reproduce íntegramente con interesante escenografía. Urania se representa con un lujoso compás y una esfera armilar.

También desapareció el Palazzo Fiorio de la Seta pero los frescos de sus fachadas se encuentran en el Museo. Entre la decoración del nivel superior se encontraba una escena de Apolo con las Musas: Urania sujeta una esfera armilar.

Alegorías matemáticas del Palacio Grassi en Savona

Posted in Iconología de las artes liberales, Italia, Palacio, Pintura on 16 septiembre 2019 by angelrequena

La Cámara de Comercio de la ciudad portuaria de Savona ocupa el Palazzo Grassi Ferrero Doria Lamba, un edificio renacentista con frescos de la segunda mitad del XVI.

Las pinturas de las bóvedas se atribuyen a los hermanos Andrea y Ottavio Semino, y decoran las tres plantas del edificio.

En el descansillo de la entreplanta (o planta primera) se han representado las deliciosas alegorías femeninas de las artes liberales, falta la Geometría y se incluyen la Pintura y la Escultura.

La Aritmética se representa como si fuera la Geometría, con un gran compás, y la Astronomía con una esfera armilar.

Galileo en el edificio “La copa dorada” de Viena

Posted in Austria, Iconología de las artes liberales, Pintura, Vía pública on 2 septiembre 2019 by angelrequena

En pleno centro de Viena, enfrente de la catedral, entre la Stephanplazt y la Stock in Eisen Platz se encuentra un edificio singular que figura como construido en 1886 y que está emparentado con los prerraefelistas ingleses, una anticipación al movimiento secesionista. Seguramente lo que ahora vemos sea una reconstrucción del edificio destruido o dañado durante los bombardeos de 1945.

El nuevo edificio fue diseñado por Alexander Wielemans y lleva una construcción enigmática para los no vieneses: Zum goldenen Becher (A la copa de oro). No se trata de una copa dorada sino de un cáliz: en pleno conflicto religioso entre protestantes y católicos, un panadero luterano profanó el cáliz de la procesión del Corpus Christi de 1549; desde entonces el suceso permanece en la memoria de la ciudad.

Los frescos de la fachada son los que más nos interesan. El primero en destacar es el de Galileo, mirando hacia la catedral, que se ve acompañado por Leonardo, Gutenberg y Colón: los personajes símbólicos de los nuevos tiempos que dieron paso a la modernidad.

En la otra fachada lateral nos encontramos alegorías femeninas, una de ellas porta instrumentos matemáticos, se trata de la geometría o la arquitectura.

El “Tríptico” de los Siete Sacramentos en Amberes

Posted in Bélgica, Museos, Pintura on 8 agosto 2019 by angelrequena

El Museo Real de Bellas Artes en Amberes espera abrir sus puertas el año próximo tras una larga remodelación. Una de sus obras emblemáticas es el “Tríptico” de los Siete Sacramentos de Rogier van der Weyden (1400 – 1464).

Van der Weyden fue el mayor pintor de su tiempo en opinión del cardenal matemático Nicolas de Cusa. Se conservan relativamente pocas obras para su largo periodo de actividad.

Teresa, una activa comentarista de esta bitácora, me ha sugerido que describiera esta obra. No suelo escribir si no encuentro algún elemento matemático muy explícito. Quizá no sea el caso, pero la matemática está muy presente de forma implícita.

Las pinturas del maestro flamenco se ejecutan cuando la realista perspectiva matemática ya está plenamente implantada. Será en este retablo donde el punto de fuga que marca el punto de vista del artista está más marcada. Vemos que se pinta desde una posición elevada entre la nave lateral izquierda y la nave central y con los ojos a la altura de los clavos de las piernas de Cristo. La espectacular reducción y ubicación de los ángeles en la escena se ha realizado siguiendo las estrictas leyes de la perspectiva cónica.

La azulejería cuadrada nos permite calcular la distancia del observador al plano proyectivo. El pintor se encuentra entre las dos naves de la izquierda y a la distancia que va del encuentro de las rayas amarillas al cruce de las rectas  azules, que es el punto de fuga de las diagonales (45º). La separación del observador es practicamente un ancho de la iglesia.

Van der Weyden hace gran uso de las secciones áureas. Charles Bouleau ha estudiado el tema en Tramas, la geometría secreta de los pintores, encontrando tres pentágonos en El descendimiento de El Prado. He intercalado algunos rectángulos áureos en el Tríptico para verificar cierto ajuste.

El arte se disfruta por sí mismo. La matemática suele añadir gratas sensaciones.

La “Alegoría de la vanidad” de Valdés Leal en Hartford

Posted in EEUU, Matemáticas y sociedad, Museos, Pintura on 5 agosto 2019 by angelrequena

El pintor sevillano Juan de Valdés Leal (1622-1690) lleva al límite la llamada piedad barroca, una visión del mundo que hace omnipresente la brevedad de la vida humana y su carácter de mero tránsito hacía la eternidad.

Las pinturas de las iglesias sevillanas son obras cumbres del desprecio del mundo. La Alegoría de la vanidad del Wadsworth Atheneum Museum of Art de Hartford, la capital de Connecticut, es más clásica pero de gran interés matemático.

Las vanidades del barroco son la genuina expresión del desprecio de las pompas mundanas: dinero, joyas, poder, juego, gloria o ciencia. Vanidad, todo es vanidad, decía el Eclesiastés. Llevando el argumento al límite se cae en la antinomia: la pintura de las vanidades es vanidad.

Las vanitas son propaganda de las cosas a las que no se debe dar valor precisamente porque pueden tenerlo. El erote haciendo pompas de jabón nos recuerda los amores por los mundos sutiles, ingrávidos y gentiles de Machado

La matemática está presente en el compás y la escuadra junto al libro abierto de geometría. La esfera armilar y el libro de astronomía completan la alegoría de la ciencia matemática. El reloj mecánico de bolsillo nos hace patente que tempus fugit.

La medida muerte del Emperador Cómodo en el Guggenheim de Bilbao

Posted in España, Museos, Pintura on 29 julio 2019 by angelrequena

La osada arquitectura de Frank Gehry y las colosales esculturas La materia del tiempo de Richard Serra  son suficiente motivo para hacer del Museo Guggenheim un lugar mágico. El Guggenheim es mucho más. La colección permanente de pintura de la planta superior incluye una serie de Cy Twombly que nos impactará: Nueve discursos sobre Cómodo.

El hijo de Marco Aurelio fue educado filosóficamente pero disfrutó más del circo que del pensamiento. La obra describe en forma de historieta con nueve lienzos el trágico final del emperador y la desolación del imperio con cinco emperadores en el año 193.

Al modo de los frescos medievales y renacentistas que narran desde un episodio bíblico a un cuento del Decamerón,  Twombly da su versión en nueve cuadros de la historia de Roma bajo Cómodo. El rojo de la sangre y el movimiento de las manchas van mostrándonos el avance del drama hasta su trágico final.

Siendo las masas de color las protagonistas, no se nos puede escapar que hay unos leves trazos en negro con una geométrica cuadricula como trama en del primer discurso que va reduciéndose en los siguientes y acompañándose de números sobre ejes, segundo y tercer discurso, y así hasta el convulsivo final.

Parece como si el simbolismo matemático acompañara la razón y el orden y va eclipsándose conforme la historia se va haciendo más caótica.

La sangre es protagonista, pero no es la de Cómodo que muere estrangulado, sino la metáfora del tiempo convulso.

Si se visita el Guggenheim antes del 9 de septiembre de 2019 es imprescindible fijarse en las hojas de cuaderno de notas de la exposición de Jenny Holzer: geometría, cálculo diferencial, o mecánica. Los pequeños apuntes de una estudiante de Bellas Artes que se aproxima al mundo a través de la ciencia.