Los frescos astronómicos del Palacio Sternberg en Praga

Posted in Chequia, Instrumentos, Museos, Palacio, Pintura with tags on 21 junio 2018 by angelrequena

La Galería Nacional de Praga tiene su fondo repartido en distintos palacios. El Palacio Sternberg alberga la mejor pinacoteca checa de arte antiguo europeo. Los retratos de Cosme de Médici y su esposa Eleonora de Toledo del Bronzino, un buen Goya, un magnífico Rembrandt, un Durero, y la presencia de obras de Ribera, Greco, Rubens, o Hals dan idea de la calidad del museo.

El Palacio Sternberg fue edificado por la familia aristocrática entre 1698 y 1708. Sus paredes y techos se cubrieron de frescos. Afortunadamente se han conservado la Sala de la astronomía de la primera planta. Sobre una bóveda de crucería se sitúan alegorías de los cuatro continentes y en el interior de los arcos se representan astrónomos y geómetras realizando su actividad.

La clave de la crucería está decorada con una gran esfera armilar y en los laterales de los arcos se reproducen los bellos instrumentos astronómicos y de toma de medidas geométricas de la época. Quizá el apellido de la familia (Stern – estrella) haya llevado a dar valor a la actividad astronómica con una sala específica. Así el Sternberg se incorpora con pleno derecho a una ciudad tan astronómica como Praga.

La contemplación del cielo por uno de los astrónomos es casi mística.

Anuncios

Alegorías de la Geometría de la Villa d´Este en Tívoli

Posted in Iconología de las artes liberales, Italia, Palacio, Pintura on 18 junio 2018 by angelrequena

La Villa d´Este es Patrimonio de la Humanidad por sus jardines protagonizados por el agua, donde la belleza y la ingeniería hidráulica colaboran para alcanzar la plenitud. Un túnel excavado lleva las interminables aguas del río Aniene hacía las espectaculares fuentes. El cardenal Hipólito d Este (1509-1572) construye el palacio y parte del jardín en el tardo Renacimiento, sus sucesores lo ampliarán y hasta Bernini diseña alguna de las fuentes.

La obra, la ingeniería y el programa iconográfico se deben a Pirrro Liborio. El agua es conducida por gravedad y el palacio está en terraplén sobre la montaña, recorriéndose de arriba abajo. Los frescos de la segunda planta son obra de Livio Agreste y los de la primera de Federico Zuccari.

Las artes liberales y los sabios tienen su sitio en la Sala della Nobiltá donde encontramos un bello fresco de la Geometría y una representación del busto de Pitágoras, ambas del taller de Zuccari. La Geometría esta sentada en un globo y alza un  compás y una escuadra en una mano y sujeta un papel con figuras en la otra.

En la planta noble se alternan motivos mitológicos y la exaltación de las artes mecánicas, destacamos una alegoría de la Industria como productora de bienes con los atributos de la Geometría, fresco de Agreste.

Matemáticas y astronomía en el Museo de la Técnica en Praga

Posted in Chequia, Instrumentos, Museos with tags , on 14 junio 2018 by angelrequena

Un gran edificio moderno elevado sobre la orilla izquierda del Moldava acoge al Museo Nacional de la Técnica. Una sala enorme que ocupa toda la altura del edificio se dedica a la automatización del transporte: bicicletas, motocicletas, automóviles, barcos, locomotoras, globos y aviones. Es lo más espectacular pero el museo guarda un gran tesoro: los instrumentos astronómicos de la época de Tycho Brahe y Kepler y los matemáticos del Clementinum, el colegio universitario jesuítico de Praga.

El museo tiene salas muy didácticas como la de Ilusionismo de la tercera planta con todo tipo de paradojas ópticas y anamorfosis, pero todo ello queda eclipsado cuando se llega a la sala de la Astronomía, que debería llamarse de astronomía y matemáticas.

Hay dispositivos de cálculo logarítmico, calculadoras mecánicas, compases de proporción y uno de los tres únicos Organum mathemáticum que se conservan.

El Organum mathematicum (1661) fue un invento de de Athanasius Kircher, el imaginativo astrónomo y matemático jesuita. Se trata de un arca que contiene tarjetas de distintos colores para las diferentes disciplinas que formaban parte de las matemáticas en su época: aritmética, geometría, fortificación, cronología, gnomónica, astronomía, astrología, esteganografía (cifrado), y música. Las tarjetas son un resumen de materias y operaciones que eviten cansar la mente con cosas rutinarias. El organum de Praga tiene 24 tarjetas para cada una de las nueve disciplinas y es idéntico al arca del Museo Galileo de Florencia. Los Organa fueron una especie de canon de la enseñanza práctica de las matemáticas en los colegios de la Compañía.

Esferas armilares, grandes cuadrantes y sextantes, relojes solares… son todos objetos de extraordinario valor. La vista de la sala “astronómica” es adentrarse en el apasionante mundo de la revolución científica y los avances matemáticos que se produjeron.

La propia estética del recinto “astronómico” es totalmente diferente del resto del museo: las otras salas son modernas y claras, la sala matemática está en penumbra con iluminación local y fondo oscuro. Todo muy cuidado para sentir la emoción de estar ante unos momentos cumbres de la humanidad.

El reloj con matemáticos en Colonia

Posted in Alemania, Instrumentos, Museos with tags on 11 junio 2018 by angelrequena

En la misma sala del Secreter de los poliedros del Museo de Artes Decorativas de Colonia (Museum für Angewandte Kunst) se exhiben dos lujosos relojes mecánicos fechados en 1551 que fueron fabricados en Innsbruck. La relojería mecánica empieza a penetrar en los palacios con el avance de la miniaturización. Todavía no se vislumbraba que el principal problema matemático de la navegación ultramarina de la época se resolvería casi dos siglos más tarde por un relojero.

Una de las cajas está adornada con sabios haciendo cálculos astronómicos con distintos instrumentos matemáticos como cuadrantes, esferas armilares y compases. La relojería solar estaba vinculada a la astronomía y la mecánica a la aritmética.

En otra sala próxima hay un bonito reloj solar del XVII de tipo semiesférico orientable mediante brújula.

Instantánea sobre “Alegorías matemáticas españolas destruidas o dañadas”

Posted in Instantánea on 7 junio 2018 by angelrequena

Hemos dedicado la Instantánea Matemática del mes de junio de 2018 en el portal “DivulgaMAT” de la Real Sociedad Matemática Española a recordar las Alegorías matemáticas españolas destruidas o dañadas.

El tiempo no se detiene y en su transcurrir muchas cosas de valor desaparecen o se mutilan. A veces solo hemos de conformarnos con la crónica y su recuerdo. Un caso ejemplar es la destrucción de alegorías matemáticas renacentistas del territorio español o de algunas de las ejecutadas por sus artistas en el exterior.

¡Cuánto daríamos por ver completo el Cielo de Salamanca de Fernando Gallego, las pinturas de Berruguete para el studiolo de Gubbio, o la Galería de las Artes de Alba de Tormes!

Clic en DivulgaMAT (Instantáneas)

Los instrumentos geométricos de Pannini en el Louvre

Posted in Francia, Museos, Pintura on 4 junio 2018 by angelrequena

Giovanni Paolo Pannini (1691-1765) fue tanto pintor como arquitecto y escenográfo teatral. Pannini utiliza todos los recursos de la perspectiva geométrica para recrear ambientes. El Museo del Louvre muestra dos galerías de pintura y escultura que enseñan la Roma clásica y la Roma renacentista y barroca.

Nos fijamos en la Galería de la Antigua Roma: un grupo de estudiosos del arte trabaja tomando datos de los edificios históricos como el Coliseo, el Panteón y los templos. En primer plano se ven los instrumentos geométricos de la época: regla, compás, transportador de ángulos, paralelógrafo y compás de proporción o pantómetra.

El compás de proporción, o pantómetra,  fue durante dos siglos y medio (circa 1609 – 1850) el instrumento preferente para cálculos analógicos de ingenieros, arquitectos, marinos y artilleros pues permitía multiplicar, dividir, extraer raíces cuadradas y cúbicas, cálculos trigonométricos y tablas de densidades.

La pantómetra fue relegada por la regla de cálculo logarítmica a mediados del siglo XIX. Los astrónomos siempre necesitaron más precisión y utilizaban las tablas de logaritmos y para la contabilidad se contaba con los bastones de Neper.

Pannini mantiene la tradición renacentista de hacer el arte y las matemáticas inseparables, de forma que las galerías son también centros de estudio geométricos.

Los relojes solares del Clementinum en Praga

Posted in Biblioteca, Chequia, Pintura with tags on 31 mayo 2018 by angelrequena

El Clementinum, el enorme complejo jesuítico del que hemos descrito la Torre Astronómica, suele visitarse para admirar la Antigua Biblioteca barroca y el Salón de los Espejos. Tan admirable, si cabe, puede ser su conjunto de deliciosos relojes solares del siglo XVII que permanecen casi ocultos en dos patios no accesibles.

No hay certeza sobre la autoría pero es muy verosímil que fueran calculados por el astrónomo jesuita Valentin Stansel (1621-1705), nacido en Moravia y fallecido en Brasil, que fue profesor en Praga antes de enseñar en Évora y San Salvador de Bahía. Uno de los relojes está fechado en 1658, época que coincide con el magisterio de Stansel en el Clementinum.

Los relojes dan las horas bohémicas (desde el ocaso, como las itálicas), babilónicas (desde el orto) o las solares convencionales. En algunos se mezclan los tres tipos de horas.

Los muros están orientados según los puntos cardinales, de forma que hay relojes al sur, este y oeste. Salvo el reloj visible situado en la torre astronómica, que es posterior, los otros trece están en dos patios. Cuatro se localizan en el patio que se utiliza de aparcamiento y donde es fácil entrar; los otros nueve en un bonito patio trasero con fuente.

Las horas bohémicas y babilónicas usan las hipérbolas de los solsticios para calcular las marcas adecuadas. Suelen ser relojes de puntero horizontal perpendicular al muro salvo en los convencionales cuyo gnomón  es el paralelo al eje de la Tierra.

La decoración al fresco con distintos motivos los hace muy atractivos. No hay que perdérselos.

En el encabezamiento reproducimos uno con los tres tipos de hora, más abajo el fechado (1658) con la muerte y horas bohémicas, una perspectiva de dos relojes y un último con horas a solis ortv.