Ecos lejanos de Sefarad en Lucena

Posted in España, Monasterio, Museos on 22 agosto 2019 by angelrequena

Muchas ciudades españolas muestran su antigua judería y destacan la importancia cultural de la comunidad hebraica. Ninguna fue tan reconocida como Lucena entre los siglos IX y XI. El propio nombre de la ciudad pide la salvación divina en hebreo. Del antiguo esplendor solo queda el eco de las crónicas. Lucena fue un gran centro de formación que no ha dejado apenas vestigios monumentales.

La grafía callejera actual ha recuperado la lengua hebraica, como la Puerta del Peso, que nos recuerda como la medida era fundamental en la vida cotidiana de las ciudades.

Desde el punto de vista matemático señalamos la encomiable apuesta de un colectivo por salvar la memoria de Nuestra escuela en la Casa de los Mora, un antiguo claustro dominico que tras la exclaustración fue incluso bodega proveedora de la Real Casa, como muestra la ventana que es todo un bello culto al vino.

No puede faltar en un museo de la escuela una vitrina dedicada a las matemáticas con sus regletas, poliedros y cartulinas.

Nos gustó el trampantojo de los postigos de un ventanal que prolonga la galería superior del claustro. Los palacios, iglesias y el Castillo del Moral completarán el rememorador recorrido.

El metro patrón en Bastida

Posted in Francia, Vía pública with tags on 19 agosto 2019 by angelrequena

La localidad La Bastide Clairence (Bastida, en euskera) de la Baja Navarra se encuentra entre los pequeños municipios asociados a Les Plus Beaux Villages de France. Las casas vascas forman un bello conjunto que le hacen ser un pueblo muy atractivo.

La población fue un activo centro comercial hasta inicios del siglo XIX por lo que no debe sorprendernos que conserve el viejo metro patrón republicano. El mercado se instalaba en los soportales de un ensanchamiento de lo que hoy es la carretera y el metro de fundición está en el exterior de los apoyos de las arcadas.

Los tres metros de París conservados en sus calles están grabados sobre mármol blanco mientras que los pocos de provincia conocidos se hicieron de hierro fundido.

Bastida como plaza fortificada fue frontera norte del antiguo Reino de Navarra.

El dodecaedro de San Giovanni en Parma

Posted in Italia, Marquetería, Templo with tags on 12 agosto 2019 by angelrequena

El complejo monacal benedictino de la abadía de San Giovanni Evangelista en el centro de Parma consta de iglesia, monasterio y farmacia. Como oratorio se fundó en el siglo X pero hasta el Renacimiento no alcanza el esplendor actual. El Correggio y otros artistas dejaron su huella en los frescos.

El notable coro de taracea del ábside de la iglesia se trabajó entre 1513 y 1531 por Marcantonio Zucchi y fue terminado por los hermanos Testa en 1538. La sillería tiene los dos niveles habituales. Las dos filas de respaldos muestran instrumentos musicales, objetos y herramientas con el virtuosismo en la perspectiva de los intarsiatori de la época. La parte superior completa la perspectiva con la representación cuidadosa de paisajes urbanos.

El dodecaedro se encuentra en los sitiales de nuestra derecha. Destruido el dodecaedro de las Estancias del Vaticano, este de Parma quizá pueda ser el único hueco (dvodecedron vacvvs, para Leonardo) que se conserve en Italia.

Entre los instrumentos de carpintería encontramos los de geometría como el compás. El artista reivindica su preparación matemática y su dominio de la perspectiva en magníficos  trampantojos.

El “Tríptico” de los Siete Sacramentos en Amberes

Posted in Bélgica, Museos, Pintura on 8 agosto 2019 by angelrequena

El Museo Real de Bellas Artes en Amberes espera abrir sus puertas el año próximo tras una larga remodelación. Una de sus obras emblemáticas es el “Tríptico” de los Siete Sacramentos de Rogier van der Weyden (1400 – 1464).

Van der Weyden fue el mayor pintor de su tiempo en opinión del cardenal matemático Nicolas de Cusa. Se conservan relativamente pocas obras para su largo periodo de actividad.

Teresa, una activa comentarista de esta bitácora, me ha sugerido que describiera esta obra. No suelo escribir si no encuentro algún elemento matemático muy explícito. Quizá no sea el caso, pero la matemática está muy presente de forma implícita.

Las pinturas del maestro flamenco se ejecutan cuando la realista perspectiva matemática ya está plenamente implantada. Será en este retablo donde el punto de fuga que marca el punto de vista del artista está más marcada. Vemos que se pinta desde una posición elevada entre la nave lateral izquierda y la nave central y con los ojos a la altura de los clavos de las piernas de Cristo. La espectacular reducción y ubicación de los ángeles en la escena se ha realizado siguiendo las estrictas leyes de la perspectiva cónica.

La azulejería cuadrada nos permite calcular la distancia del observador al plano proyectivo. El pintor se encuentra entre las dos naves de la izquierda y a la distancia que va del encuentro de las rayas amarillas al cruce de las rectas  azules, que es el punto de fuga de las diagonales (45º). La separación del observador es practicamente un ancho de la iglesia.

Van der Weyden hace gran uso de las secciones áureas. Charles Bouleau ha estudiado el tema en Tramas, la geometría secreta de los pintores, encontrando tres pentágonos en El descendimiento de El Prado. He intercalado algunos rectángulos áureos en el Tríptico para verificar cierto ajuste.

El arte se disfruta por sí mismo. La matemática suele añadir gratas sensaciones.

La “Alegoría de la vanidad” de Valdés Leal en Hartford

Posted in EEUU, Matemáticas y sociedad, Museos, Pintura on 5 agosto 2019 by angelrequena

El pintor sevillano Juan de Valdés Leal (1622-1690) lleva al límite la llamada piedad barroca, una visión del mundo que hace omnipresente la brevedad de la vida humana y su carácter de mero tránsito hacía la eternidad.

Las pinturas de las iglesias sevillanas son obras cumbres del desprecio del mundo. La Alegoría de la vanidad del Wadsworth Atheneum Museum of Art de Hartford, la capital de Connecticut, es más clásica pero de gran interés matemático.

Las vanidades del barroco son la genuina expresión del desprecio de las pompas mundanas: dinero, joyas, poder, juego, gloria o ciencia. Vanidad, todo es vanidad, decía el Eclesiastés. Llevando el argumento al límite se cae en la antinomia: la pintura de las vanidades es vanidad.

Las vanitas son propaganda de las cosas a las que no se debe dar valor precisamente porque pueden tenerlo. El erote haciendo pompas de jabón nos recuerda los amores por los mundos sutiles, ingrávidos y gentiles de Machado

La matemática está presente en el compás y la escuadra junto al libro abierto de geometría. La esfera armilar y el libro de astronomía completan la alegoría de la ciencia matemática. El reloj mecánico de bolsillo nos hace patente que tempus fugit.

La medida muerte del Emperador Cómodo en el Guggenheim de Bilbao

Posted in España, Museos, Pintura on 29 julio 2019 by angelrequena

La osada arquitectura de Frank Gehry y las colosales esculturas La materia del tiempo de Richard Serra  son suficiente motivo para hacer del Museo Guggenheim un lugar mágico. El Guggenheim es mucho más. La colección permanente de pintura de la planta superior incluye una serie de Cy Twombly que nos impactará: Nueve discursos sobre Cómodo.

El hijo de Marco Aurelio fue educado filosóficamente pero disfrutó más del circo que del pensamiento. La obra describe en forma de historieta con nueve lienzos el trágico final del emperador y la desolación del imperio con cinco emperadores en el año 193.

Al modo de los frescos medievales y renacentistas que narran desde un episodio bíblico a un cuento del Decamerón,  Twombly da su versión en nueve cuadros de la historia de Roma bajo Cómodo. El rojo de la sangre y el movimiento de las manchas van mostrándonos el avance del drama hasta su trágico final.

Siendo las masas de color las protagonistas, no se nos puede escapar que hay unos leves trazos en negro con una geométrica cuadricula como trama en del primer discurso que va reduciéndose en los siguientes y acompañándose de números sobre ejes, segundo y tercer discurso, y así hasta el convulsivo final.

Parece como si el simbolismo matemático acompañara la razón y el orden y va eclipsándose conforme la historia se va haciendo más caótica.

La sangre es protagonista, pero no es la de Cómodo que muere estrangulado, sino la metáfora del tiempo convulso.

Si se visita el Guggenheim antes del 9 de septiembre de 2019 es imprescindible fijarse en las hojas de cuaderno de notas de la exposición de Jenny Holzer: geometría, cálculo diferencial, o mecánica. Los pequeños apuntes de una estudiante de Bellas Artes que se aproxima al mundo a través de la ciencia.

Las minas de Almadén

Posted in Arqueología industrial, España, Minerales, Museos on 22 julio 2019 by angelrequena

Tras dos milenios de explotación del cinabrio (sulfuro de mercurio, SHg) las minas de Almadén y su comarca cerraron sus puertas en el año 2002. En el 2012 su candidatura a Patrimonio de la Humanidad es reconocida. La mina esta preparada para el acceso de visitantes que quieran conocer una ciudad cuyo nombre de etimología árabe lo dice todo: la mina.

El atractivo turístico no puede compensar económicamente la pérdida de la explotación pero ayuda, como también el mantenimiento de la Escuela de Minas fundada por Carlos III.

Durante su historia, los ingenieros mecánicos de las minas eran los matemáticos del rey. En Almadén dejó su huella Agustín de Betancourt, el gran ingeniero español vinculado a la fundación de la Escuela de Caminos y que termina su vida trabajando para el zar de Rusia. La extracción del agua que se filtraba y la mecanización de las minas fue uno de los mayores estímulos para el desarrollo tecnológoco. Bombas de fuego llamaba Betancourt a las maquinas de vapor. Un bonito ascensor movido por mulas forma parte del recorrido.

La visita al parque minero es guiada por las entrañas del mineral. El amalgamamiento con mercurio fue el sistema que se extendió las explotaciones de plata del Nuevo Mundo. El dios Mercurio fue el que regaló a Filología las doncellas Aritmética y Geometría según cuenta Marciano Capella.

La Plaza de Toros hexagonal y el Hospital de Mineros son inseparables complementos de la vista a la ciudad.