Milla cero de la circunnavegación de Magallanes-Elcano en Sevilla

El 10 de agosto de 1519 parten de Sevilla las cinco naves que la corona castellana ha puesto al servicio de Fernão de Magalhães para abrir la ruta occidental de las Malucas. Solo la nave Victoria regresará. De los 239 navegantes solo 35 sobrevivieron a la expedición: los 18 de la Victoria con Juan Sebastián Elcano al mando serán los primeros que dieron la vuelta completa al mundo. Necesitaron poco más de tres años.

Sevilla y Sanlúcar de Barrameda festejarán estos años el quinto centenario del acontecimiento. Desde los pitagóricos, la ciencia tenía constancia de la esfericidad de la Tierra pues las pruebas astronómicas eran convincentes. Ni siquiera en los años oscuros del Medievo se perdió el conocimiento pues el aval de Ptolomeo era garantía de certeza. La expedición de Colón se topó con América, lo que se ignoraba era si había paso navegable por el sur. El nuevo camino lleva el nombre de Magallanes.

La flota partió del muelle sevillano de Las Mulas en la orilla derecha, lo que hoy es el final del puente de San Telmo en el barrio de Los Remedios. Una escultura formada por varias circunferencias máximas recuerda el duro acontecimiento y una placa lo explica. Miserias humanas y materiales quedaron atrás. Si la Torre del Oro contara…

Anuncios

5 comentarios to “Milla cero de la circunnavegación de Magallanes-Elcano en Sevilla”

  1. ¡Precioso homenaje a los grandes navegantes!, en los tiempos actuales nada más que hay tonterías inservibles, los antiguos estaban más preparados porque les apasionaban el Saber aprendiendo sin competir como hoy día. Actualmente nada más que hay rapideces y ranking…¿ para qué?, para nada. Miserias las hay hoy en día también, pero innegable es que aquellos hombres veían sin ver pues la Fe les ofreció todo desde el Conocimiento, la fortaleza, la esperanza, la caridad…está todo dicho con ese nombre ” La Victoria”.

  2. ¡La cartografía…sí pero con Fe!, ¡ las matemáticas sí pero con Fe!, ¡la literatura sí…pero con Fe!, porque la Fe regala las ” Gracias De Dios” y eso no lo otorga el hombre en sí mismo ni por sí mismo.

  3. ¡Ay me olvidaba, preciosa escultura!

  4. ¡Quizás nos empeñamos en ser inteligentes y al final somos tontos!, en mi pequeña opinión.

  5. “Eso, eso…”: “Si la Torre del Oro contara…”, je je je.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: