Las alegorías matemáticas de la Villa del Príncipe en Génova

Posted in Iconología de las artes liberales, Italia, Palacio, Pintura on 11 noviembre 2019 by angelrequena

El palacio de Andrea Doria, la Villa del Príncipe, es uno de los mejores ejemplos de la concepción renacentista de los saberes, de cuando las disciplinas recogen distintas tradiciones y toman nombres que hoy nos resultan chocantes.

La sala que cuenta la historia de Aracne, la mítica tejedora de las Metamorfosis de Ovidio, tiene incrustadas doce artes, tres por lado, en lugar de las siete de Marciano Capella.

Las alegorías femeninas de la Astronomía, la Aritmética y la Geometría están en el mismo lado en ese orden. La Astronomía porta una esfera sólida, la Geometría lleva un compás en una mano y una estrella hexagonal en la otra y la Aritmética sujeta una tablilla con operaciones y un triángulo. Se distingue 1521 que fue la fecha en que Carlos V conquista Génova.

La decoración del palacio fue encargada a los pintores il Beccafumi, il Pordenone o Girolamo da Treviso, todos del siglo XVI.

Otras artes matemáticas que se representan son la Estereografía y la Perspectiva, ambas emparentadas y fundamentales para la pintura. Lo que resulta más llamativo es la presencia de la Mágica: la Magia Natural es nuestra Física.

Instantánea sobre el “Cuboctaedro”

Posted in Instantánea with tags on 7 noviembre 2019 by angelrequena

Hemos dedicado la Instantánea Matemática del mes de noviembre de 2019 en el portal “DivulgaMAT” de la Real Sociedad Matemática Española a las representaciones del Cuboctaedro, el sólido arquimediano que se forma bien truncando el cubo, bien el octaedro.

Aparte de la pintura y la taracea, el cuboctaedro se encuentra en la naturaleza, en la rejería o en la joyería. De forma invisible, domina su presencia en la cristalografía.

Clic en DivulgaMAT (Instantáneas)

Las Uranias del Museo de los Frescos en Verona

Posted in Iconología de las artes liberales, Italia, Museos, Pintura on 4 noviembre 2019 by angelrequena

La recuperación de las pinturas al fresco de las villas en estado de ruina permite disfrutar de la libérrima decoración de los palacios renacentistas.

El Museo de los Frescos de Verona recibe muchas visitas por su reclamo: la llamada tumba de Julieta. Lo que realmente merece la pena es su adecuada presentación de las pinturas que cubrieron fachadas y salones de palacios desaparecidos.

Presentamos dos Uranias manieristas, una polícroma de Paolo Farineti (1524 – 1606) y otra en grisalla de Domenico Brusasorci (1516 – 1567), su maestro.

La Sala de las Musas del Palazzo Guarienti, obra de Farineti, se reproduce íntegramente con interesante escenografía. Urania se representa con un lujoso compás y una esfera armilar.

También desapareció el Palazzo Fiorio de la Seta pero los frescos de sus fachadas se encuentran en el Museo. Entre la decoración del nivel superior se encontraba una escena de Apolo con las Musas: Urania sujeta una esfera armilar.

Matemáticos en el Museo de Historia Natural de Viena

Posted in Austria, Escultura, Vía pública on 31 octubre 2019 by angelrequena

La fachada posterior del gran edificio dedicado al Museo de Historia Natural de Viena está dedicada a los matemáticos griegos, árabes y medievales.

Resaltamos la presencia de Tales de Mileto por ser poco representado frente a Euclides o Arquímedes. En este caso Tales tiene tanto inscripción como estatua mientras que los otros se limitan a ver su nombre en la fachada.

Entre los representados se encuentra Isidoro de Sevilla y Geber de Sevilla. El caso de Geber es curioso pues muestra como todavía a finales del siglo XIX se consideraba andalusí a un sabio árabe de Persia. En la Edad Media el prestigio de al-Andalus era tal que hasta Avicena era considerado arábigo-ibérico. Quizá el sabio al que se hace el homenaje sea el pseudo-Geber de origen incierto pero latino.

El filósofo de Ribera en Edimburgo

Posted in Gran Bretaña, Museos, Polonia on 28 octubre 2019 by angelrequena

José Ribera, el pintor valenciano asentado en Nápoles, nos ha dejado una de las mejores colecciones (y más completa) de pinturas de matemáticos de la antigüedad. Además, será la iconología matemática lo que caracterizará la sabiduría de cualquier filósofo. El estudio de las matemáticas sirve como muestra de piedad y renuncia, como desprecio por las veleidades mundanas y los falsos placeres. Luca Giordano, su  prolífico discípulo, continuará la misma senda pero perdiendo en el camino algo de la serenidad que caracteriza las representaciones del artista de Xàtiva.

Ribera se inspiró en las descripciones que hace Diógenes Laercio en sus Vidas opiniones y sentencias de los filósofos más ilustres. La característica común de todas las obras será muy grata al sentimiento barroco: tenebrismo, serenidad, pobreza, renuncia al mundo y… geometría. Se puede decir que los sabios del Españoleto son cínico-matemáticos: la geometría es fuente de paz interior e ingrediente de la renuncia. Como decía Séneca de Demócrito: pobreza con sabiduría es un divino compuesto, que todo lo tiene y de todo carece.

La Scottish National Gallery en Edimburgo también exhibe la pintura (1632) de un filósofo cínico- matemático. Posiblemente una obra del taller del Españoleto realizada por algún discípulo. En el Palacio de Cintra se encuentra una copia idéntica.

Las figuras matemáticas no dejan lugar a dudas: la matemática como ancla al mundo del sabio barroco que se aleja de la corrupta humanidad.

La Instantánea 22 (Los filósofos matemáticos de Ribera) se dedicó al tema.

El mazzochio estrellado de la Catedral de Cremona

Posted in Italia, Marquetería, Templo with tags on 24 octubre 2019 by angelrequena

El mazzocchio, el sombrero toscano en forma de toro poliédrico, fue utilizado una y otra vez como objeto para la práctica de la perspectiva matemática durante el Renacimiento. El uso por Paolo Uccello y Leonardo da Vinci muestra el interés por el objeto.

Quizá el momento álgido del mazzocchio sea el tratado del cardenal matemático Daniele Barbaro: La pratica della perspectiva, opera molto vtile a pittori, a scvltori, & ad architetti (1569). Todos los capítulos se inician con un toro y hay un apartado específico con la explicación detallada de la representación.

Resulta curioso que en 1484, previo al tratado de Daniele Barbaro, los maestri intarsiatori como Giovanni Maria Platina, discípulo de Cristoforo Canozi da Lendinara, ya utilizase un mazzochio estrellado en la sillería del coro de la Catedral de Cremona. El artista se adelantó al teórico.

Platina empezó con un armario en la sacristía que hoy se expone restaurado con todo su esplendor en el Museo Cívico Ala Ponzone de la ciudad.

La Instantabea 44 de DivulgaMAT se dedicó a El mazzocchio

 

Recordando a Juanelo en el Torrazzo de Cremona

Posted in Instrumentos, Italia, Vía pública with tags , on 21 octubre 2019 by angelrequena

Juanelo Turriano (Cremona, 1500-Toledo, 1585), relojero e ingeniero de Carlos V y Felipe II apenas dejó huella en su ciudad natal, pero el gran Torrazzo con su reloj astronómico y su meridiana solar nos recuerdan la actividad del brillante matemático.

El Torrazzo es el segundo campanario más alto de Italia y su reloj astronómico muestra fases de la luna y el zodiaco; el artificio fue fabricado por Francesco Battista Divizioli y su hijo Giovanni entre 1583 y 1588. El tamaño del reloj parece ser el mayor del mundo con sus más de 8 metros de diámetro.

Menos visible es la meridiana solar de orificio del lateral con su analema corrector de la ecuación del tiempo.

Desaparecidos los dos relojes astronómicos que fabricó Juanelo y que eran la joya que se enseñaba a los visitantes de la corte de Felipe II, los relojes de Cremona no nos dejan indiferentes. El artificio de Toledo no tuvo mejor suerte.

La plaza de Cremona con su baptisterio octogonal, catedral, torrazzo y logia es un buen lugar para recordar al genial Janello Torriani, cuya obra admirable nos ha sido negada así como de la ingratitud de los que le dejaron morir en la indigencia.