Archive for the Biblioteca Category

La ciencia moderna en el Collegio Alberoni (Piacenza)

Posted in Biblioteca, Instrumentos, Italia, Monasterio on 24 febrero 2020 by angelrequena

El cardenal Giulio Alberoni (1664-1752) fue el principal asesor de Felipe V en los inicios de su reinado y el gestor de su boda con Isabel de Farnesio. Tras caer en desgracia comenzó sus servicios al papado. Era de origen humilde y llegó a cosechar gran fortuna e importantes colecciones de arte.

Como ilustrado, fundó el Collegio Alberoni, institución de estudios y seminario que viene funcionando desde 1751 hasta hoy.

El Ecce homo de Antonello de Mesina y la colección de tapices flamencos son las joyas del patrimonio cardenalicio, donde no falta alguna pintura de contenido matemático como el Arquímedes del siglo XVII de un artista anónimo lombardo.

Lo que más nos interesa es el funcionamiento como institución científica moderna. Su primer telecopio, en la torre, data de 1802 y el segundo, en el huerto/jardín, es de 1840.

Abundan los instrumentos de física y presume de conservar un aula de matemáticas con todos los aparatos en funcionamiento.

La bella biblioteca conserva primeras ediciones de Galileo o de Luca Pacioli.

La Biblioteca Casanatense de Roma

Posted in Biblioteca, Roma on 7 octubre 2019 by angelrequena

Las bibliotecas históricas son un lugar para la ensoñación. La Casanatense fue abierta en 1701 como extensión del complejo dominico de Sopra Minerva con los fondos y el legado del cardenal Casanata.

La biblioteca dominica se encuentra curiosamente en la calle de San Ignacio y al lado del Colegio Romano. La sala antigua es accesible a determinadas horas para no perturbar el funcionamiento de las instalaciones pero es mostrada amablemente por el personal del centro.

El salón monumental es un gran corredor abovedado con estanterías de madera en dos niveles y con indicadores de las materias de estudio. El frontal hace referencia al valor del libro. La Casanatense era una de las privilegiadas para almacenar libros censurados.

Una esfera armilar decorativa preside y a sus lados dos grandes globos, uno celeste y otro terráqueo: La matemática como introducción al cosmos infinito.

Los sistemas del mundo en la Biblioteca Nacional de Austria en Viena

Posted in Austria, Biblioteca, Matemáticas y sociedad with tags on 21 febrero 2019 by angelrequena

Como el viajero disfruta de sus visitas más por la ensoñación puesta en marcha por lo visto que por las propias sensaciones, en la Biblioteca Nacional de Austria se tiene la oportunidad de rememorar la polémica por los sistemas del mundo: el geocéntrico de Ptolomeo y Aristóteles, el heliocéntrico de Copérnico y el mixto de Tycho Brahe.

Giordano Bruno quemado en la hoguera, Galileo condenado y Descartes callado por miedo muestran como las polémicas científicas pueden ser peligrosas pero también que la razón puede terminar triunfante.

La historia simplificada tiende a presentar hoy como evidente el sistema heliocéntrico pero el mismo Copérnico se cuido de plasmarlo como un mero modelo matemático que simplificaba “algo” el tan saturado modelo ptolomeico con tantos epiciclos, ecuantes y deferentes.

Resulta curioso el poco éxito del sistema híbrido de Tycho Brahe, el Sol y la Luna alrededor de la Tierra pero los planetas, las estrellas errantes, podían girar alrededor del Sol. El sistema de Brahe simplificaba matemática lo cálculos y solucionaba el gran problema del heliocéntrico: no se apreciaba paralaje de las estrellas. Si no hay paralaje la Tierra no podía moverse, la alternativa era el inconcebible universo infinito. El paralaje existe pero es tan pequeño que los primitivos instrumentos no podían apreciarlo.

Un bello libro de Brahe de 1611 aparece abierto en una vitrina mostrando como la escenografía mundana: el Sol gira con centro en la Tierra pero los planetas cercanos Mercurio y Venus son sus satélites.
No ha pasado un siglo de la condena Galileo (1533) y el pintor de corte Daniel Gran (1730) ya representa el Sol ocupando el centro en la muy católica Austria.

El mismo pintor en otro lugar muestra un anillo astronómico ¡con la Tierra en el centro! Para los usos habituales como la hora el modelo geocéntrico era suficiente y más sencillo.

Cuatro grandes globos del gran artífice veneciano Vincenzo Corenelli (1693) ocupan las esquinas del crucero. El diámetro es de 110 cm; dos son celestes y los otros dos terrestres.

Matemáticas en los frescos de la Biblioteca Nacional en Viena

Posted in Austria, Biblioteca, Iconología de las artes liberales, Pintura on 18 febrero 2019 by angelrequena

La suntuosa Biblioteca Nacional de Austria construida como parte del Palacio Imperial Hofburg fue encargada por el Kaiser Carlos IV en 1723 y su decoración se debe al pintor de corte Daniel Gran (frescos de 1730).

La Biblioteca es espectacular, de un barroco avanzado que ya camina hacia el rococó, el estilo dominante en las grandes bibliotecas del siglo XVIII.

Los frescos, una vez más, ponen de manifiesto la presencia de la matemática y su aplicación tanto en las artes como en las ciencias. Sea pintura, arquitectura, astronomía, geografía, topografía, o artes militares: allí encontraremos instrumentos y uso de la geometría.

La relación de la biblioteca con los sistemas astronómicos del mundo lo dejaremos para dentro de unos días.

 

Girolamini, la biblioteca oratoriana saqueada de Nápoles

Posted in Biblioteca, Iconología de las artes liberales, Italia, Pintura on 3 septiembre 2018 by angelrequena

La orden del Oratorio de San Felipe Neri (filipenses) fue de las primeras en crear grandes bibliotecas de uso público para el estudio. La Biblioteca del complejo de los Girolamini es una de las más ricas y espectaculares.

La Biblioteca Girolamini tardará en desprenderse de su reciente vergüenza pues ha permanecido cerrada desde el año 2012 hasta el 2017 por orden judicial a causa del saqueo que su director Massimo Marino De Caro llevó a cabo: un conocido ladrón, que había sustraído libros incluso de la Biblioteca Nacional de Madrid, fue puesto al frente de la biblioteca más rica del sur de Italia. Los vídeos muestran como el propio director sacaba maletas de primeras ediciones.

Galileo y Copérnico han sido titulares al recuperarse más de 500 libros de los más de 2000 que se estima que fue el expolio. El fondo superaba los 160000 volúmenes.

La Girolamini tiene además una vinculación histórica fundamental: fue el lugar de estudio del filósofo Giambattista Vico, al que se ha dedicado su sala. .

Desde el punto de vista matemático las bibliotecas interesan tanto por su contenido como por su decoración alegórica. La sala principal de la oratoriana de Nápoles es una bella remodelación del siglo XVIII con frescos de la época.

Las imágenes alegóricas femeninas hacen referencia a las artes y las ciencias, como muestra la Astronomía con telescopio y globoceleste, o la Geometría con compás.

Los filósofos del Salone Sansoviniano de Venecia

Posted in Biblioteca, Italia, Pintura on 16 julio 2018 by angelrequena

El Salón de Sansovino de la Biblioteca Marciana de Venecia es uno de los lugares que dejan sin aliento. Si los tondos del techo representan a las ciencias matemáticas y la mitología, las pinturas laterales se dedican a la representación de los filósofos.

Dominan, como en la Escuela de Atenas, Platón y Aristóteles del Veronés. Siguen dos sabios de Lo Schiavone, seis de Il Tintoretto, dos de Il Salviatti, uno de Semolei y otro de Sustris. Las alegorías de la Fé y la Caridad completan el conjunto.

Seleccionamos tres sabios por su simbolismo matemático. El más impresionante es uno de los representados por el Tintoretto, se trata de un filósofo con esfera celeste y un gran compás, la saturación de libros es común a todo el conjunto. El color veneciano se une al tenebrismo para expresar la profundidad del pensamiento.

La esfera con la eclíptica del zodiaco es también la elección de Andrea Schiavone para uno de sus dos sabios.

La mayor presencia matemática la encontraremos en el Prometeo de Giuseppe Porta, il Salviatti. Escuadra en la mano, regla apoyada, planisferio (astrolabio) en el suelo, y los prismas hacen del titán amigo de los mortales un geómetra. Parece que en lugar de robar el fuego lo que entrega a los humanos es la ciencia matemática.

Los relojes solares del Clementinum en Praga

Posted in Biblioteca, Chequia, Pintura with tags on 31 mayo 2018 by angelrequena

El Clementinum, el enorme complejo jesuítico del que hemos descrito la Torre Astronómica, suele visitarse para admirar la Antigua Biblioteca barroca y el Salón de los Espejos. Tan admirable, si cabe, puede ser su conjunto de deliciosos relojes solares del siglo XVII que permanecen casi ocultos en dos patios no accesibles.

No hay certeza sobre la autoría pero es muy verosímil que fueran calculados por el astrónomo jesuita Valentin Stansel (1621-1705), nacido en Moravia y fallecido en Brasil, que fue profesor en Praga antes de enseñar en Évora y San Salvador de Bahía. Uno de los relojes está fechado en 1658, época que coincide con el magisterio de Stansel en el Clementinum.

Los relojes dan las horas bohémicas (desde el ocaso, como las itálicas), babilónicas (desde el orto) o las solares convencionales. En algunos se mezclan los tres tipos de horas.

Los muros están orientados según los puntos cardinales, de forma que hay relojes al sur, este y oeste. Salvo el reloj visible situado en la torre astronómica, que es posterior, los otros trece están en dos patios. Cuatro se localizan en el patio que se utiliza de aparcamiento y donde es fácil entrar; los otros nueve en un bonito patio trasero con fuente.

Las horas bohémicas y babilónicas usan las hipérbolas de los solsticios para calcular las marcas adecuadas. Suelen ser relojes de puntero horizontal perpendicular al muro salvo en los convencionales cuyo gnomón  es el paralelo al eje de la Tierra.

La decoración al fresco con distintos motivos los hace muy atractivos. No hay que perdérselos.

En el encabezamiento reproducimos uno con los tres tipos de hora, más abajo el fechado (1658) con la muerte y horas bohémicas, una perspectiva de dos relojes y un último con horas a solis ortv.