Archive for the Marquetería Category

El “studiolo” de Gubbio reproducido

Posted in Italia, Marquetería, Palacio on 3 mayo 2018 by angelrequena

El casco antiguo de Gubbio pasa por ser uno de los conjuntos medievales más amplios y mejor conservados de Italia. Protegido por una montaña y ocupando su ladera, la ciudad ofrece su extensa imagen desde las ruinas de su antiguo teatro romano.

El Renacimiento tuvo en Gubbio uno de sus centros. El duque Federico Montefeltro mandó construir dos palacios: uno de Urbino para residencia habitual y otro más modesto en Gubbio. El studiolo de Urbino era para el propio Federico mientras que el de Gubbio fue pensado para su hijo Guidobaldo. La corte de Urbino fue uno de los focos de mecenazgo de la época.

La disposición de los studiolos en las dos ciudades era similar. La parte inferior se recubría completamente de taracea perspectiva con instrumentos científicos, musicales, técnicos, religiosos y libros. La parte superior se dedicaba a la pintura, en Urbino con retratos de sabios personajes alegóricos a las distintas disciplinas y el de Gubbio con las siete artes liberales. El espacio del duque era más intimista mientras que el de su hijo en Gubbio era más didáctico: los personajes arrodillados van recogiendo el saber de las alegóricas damas.

El studiolo de Urbino no está completo, algunas pinturas están en el Louvre, pero conserva la taracea y algunos cuadros originales. No ocurre lo mismo en Gubbio: no queda nada de la decoración de la estancia primitiva; la taracea se encuentra en Nueva York y algunas pinturas en Londres. De la Aritmética y de la Geometría no se sabe nada, la Astronomía estuvo en Berlín y tras la guerra desapareció su pista. Las pinturas de los dos studiolos fueron obra de Justo de Gante y de Pedro Berruguete. Las taraceas se atribuyen a los Maiano.

Hace pocos años se tomo la decisión de reproducir el studiolo de Gubbio. La taracea fue trabajo de años y es gran calidad, mientras que las pintura solo quieren reflejar el ambiente sin pretensiones. Creo que ha sido un acierto: nos acercamos a Gubbio solo para ver el espacio y las reproducciones facilitaron la ensoñación.

Aparte del Palacio Ducal, en Gubbio destaca la majestuosa estructura medieval del Palazzo dei Consoli.

Anuncios

Matemática andalusí en el Instituto del Mundo Árabe de París

Posted in Francia, Instrumentos, Marquetería, Museos on 16 abril 2018 by angelrequena

El Institut du Monde Arabe se localiza en la orilla izquierda del Sena en un moderno edificio de calidad arquitectónica y que cumple la función de divulgar el legado islámico a la cultura universal, especialmente el de occidente: el Magreb y al Andalus.

Varias plantas del edificio se dedican a exponer objetos históricos y artesanales. La parte científica destaca: se nota la contribución de Ahmer Djebbar, quizá el mayor investigador contemporáneo de la matemática árabe occidental.

En un vídeo de la sala de los cuadrantes, astrolabios, compases y libros matemáticos, el profesor Djebbar va dando cumplida cuenta de la importancia de los desarrollos hispanomagrebies para el despegue científico europeo.

Un manuscrito del siglo XIII de al-Kuhi ilustra el compás perfecto, el que permitía dibujar cualquier tipo de cónicas. Reproducimos, por sentimentalismo, el libro Se descubren los secretos de la ciencia del número, el manual del matemático andalusí al-Qalasadí, nacido en Baza, y que fue usado como texto durante cinco siglos para la enseñanza de la aritmética y el álgebra desde El Cairo hasta Fez.

Tampoco faltan bellos ejemplares de la geometría práctica de los artesanos como el arcón de los pentágonos y estrellas decagonales realizado en taracea de madera y nácar.

Artesonado de San Antonio el Real en Segovia

Posted in Arquitectura, España, Marquetería, Templo with tags on 22 febrero 2018 by angelrequena

El conjunto monástico palaciego de San Antonio el Real no se debe dejar de ver. Su condición de extramuros le hace pasar desapercibido. Si seguimos el acueducto por su lado sur, aguas arriba, hay un punto donde se sumerge: ahí construyó Enrique IV su palacio.

Los artesanados mudéjares originales del siglo XV se encuentran por doquier: iglesia, sala capitular, claustro o refectorio. Distintos entramados poligonales se han usado según la zona. Cuadrados y octógonos para el claustro; dodecágonos, hexágonos, nonágonos y triángulos para la espectacular sala capitular; y pentágonos y dodecágonos para la n ave del altar de la iglesia. Cierta cosmología se encuentra detrás de los estrellados techos.

La decoración del conjunto gótico se completa con los adornos poligonales del exterior. Los tres altares portátiles flamencos de arcilla policroma empotrados en el claustro son dignos de atención.

Los mocábares refuerzan la sensación de hegemonía de la decoración geométrica andalusí.

Puerta sapiencial de taracea en Urbino

Posted in Iconología de las artes liberales, Italia, Marquetería, Palacio on 1 enero 2018 by angelrequena

Nada mejor para empezar el año que la bonita puerta sapiencial de taracea del Palacio Ducal de Federico da Montefeltro en Urbino. Se trata de una puerta para adentrarse en el mundo del conocimiento.

Durante el recorrido de la visita programada, la puerta se ve tras el impresionante studiolo, el mejor en su género, pero en su momento fue el acceso desde el cortile a las habitaciones privadas. La representación de las Artes Liberales en la zona externa muestran su intención: Aritmética, Geometría, Astronomía, Música, Gramática y Dialéctica indican al visitante que se interna en una zona de meditación filosófica y científica.

La taracea de madera se atribuye, como el resto de la intarsia lígnea del studiolo a Baccio Pontelli (1450-1496) pero se trata de una autoría controvertida. Pontelli fue un buen arquitecto con mucha obra realizada, además fue un adelantado de la nueva fortaleza renacentista.

Cada hoja de la puerta tiene representadas dos alegorías y si añadimos las dos del panel superior se obtienen las seis ejecutadas. Falta una, la Retórica, pero no había lugar sin romper la simetría. Ocasionalmente se pone la Filosofía pero ha sido el caso.

La Astronomía (doncella sujetando una esfera) y la Música ocupan el panel alto. La parte central, la más visible, está ocupada por la Geometría (con compás) y la Aritmética (tablilla de cálculo). Abajo se localizan la Gramática y la Dialéctica.

Los diseños son deliciosos y parecen florentinos, como los de Pisa, siguiendo dibujos de los talleres de Botticelli o Lippi.

Instantánea sobre “Matemáticas en atriles y facistoles”

Posted in Iconología de las artes liberales, Instantánea, Marquetería on 7 diciembre 2017 by angelrequena

Hemos dedicado la Instantánea Matemática del último mes de 2017 en el portal “DivulgaMAT” de la Real Sociedad Matemática Española a  Matemáticas en atriles y facistoles, muebles que son muestra de las distintas variantes de la presencia matemática: la representación alegórica (de la Aritmética, la Geometría, la Lógica o la Astronomía), la decoración con poliedros e instrumentos matemáticos, y la utilización de la perspectiva o de las simetrías de las teselaciones.

Los atriles y los facistoles de los coros de iglesia son lugares para depositar libros y facilitar su visibilidad. El atril sirve para la lectura individual y el facistol para la lectura coral del cantoral. La matemática no puede faltar en ellos.

Clic en DivulgaMAT (Instantáneas)

El dodecaedro de la Sacristía de San Marcos en Venecia

Posted in Italia, Marquetería, Templo with tags on 30 noviembre 2017 by angelrequena

Los hermanos Antonio y Paolo Mola son conocidos por los paneles de taraceas del studiolo (la grotta) de Isabella d´Este en el Palacio Ducal de Mantua (1505). Las taraceas de la  Sacristía de San Marcos en Venecia también fueron ejecutadas por los fratelli Mola en plena edad de oro de la intarsia lígnea prospectiva  italiana.

Había leído en una de las innumerables búsquedas por la red que en la Sacristía de San Marcos se había representado un icosaedro, pero no encontraba ninguna reproducción ni ningún detalle adicional que la mera existencia.

La Sacristía no forma parte de la visita del Duomo. Cuando hay tanta riqueza ornamental muchas cosas permanecen ocultas. La amabilidad del servicio de seguridad y el sacerdote encargado de las gestiones administrativas me permitieron resolver el enigma, además de implicarse también en la exploración de las marqueterías.

Resultó que no había un icosaedro sino un pequeño dodecaedro como representación de una fuente. Se encontraba en un panel inferior de una esquina.

A la Sacristía se accede desde el lateral izquierdo lo que nos permite completar el amplio surtido de bellas ilusiones ópticas de San Marcos.

El dodecaedro apuntado de Savona

Posted in Italia, Marquetería, Templo with tags on 30 octubre 2017 by angelrequena

Savona, el gran puerto de la costa ligur dominada por la colosal fortaleza de Priamar, es la patria de una de las influyentes familias que accedieron al papado durante el Renacimiento: los Della Rovere. ¡Nada menos que Julio II y Sixto IV fueron Della Rovere!

La ciudad conserva huellas interesantes del mecenazgo papal. No deberíamos dejarnos deslumbrar por el pomposo título de Capilla Sixtina que se oferta a la derecha de la Catedral de la Asunción. En otros lugares decir “Capilla Sixtina” es la metáfora del summum en el arte: en Savona es solo un oratorio de relativo interés mandado construir por Sixto IV.  Pero la entrada a dicha Capilla incluye la de visitar la espléndida sillería del coro en taracea que no deberíamos perder de vista y que se ahora se localiza en el ábside de la catedral. .

Giuliano Della Rovere, futuro papa Julio II, encargo la sillería en 1503 a los monjes de la Cartuja de Pavía Anselmo de’ Fornari da Castelnuovo Scrivia (1470 – 1521) y Elia de’ Rocchi da Pavia (? –1523). Las representaciones de los respaldos son deliciosos trabajos de taracea de santos en el coro alto y de trampantojos de objetos en el bajo. La perspectiva renacentista de los intarsiatori no podía faltar, era una forma de mostrar su maestría, y así nos encontramos con un adelantado de su época: un dodecaedro estrellado que esta muy cerca de un sólido regular cóncavo: el pequeño dodecaedro estrellado de Kepler-Poinsot.

Leonardo dibuja el dodecaedro estrellado pero no concibe la continuidad de las aristas del dodecaedro para obtener pentagramas. Hubo que esperar todavía a Kepler, un siglo más tarde. En la taracea de Savona se percibe el paralelismo de las aristas del apuntamiento con las aristas del dodecaedro.

El dodecaedro de Savona se encuentra en una de las tablas inferiores. Una esfera armilar con su adecuada inclinación, también dentro de armario trampantojo, es otra muestra del interés por la geometría y la astronomía.