Archivo para Reloj mecánico

Recordando a Juanelo en el Torrazzo de Cremona

Posted in Instrumentos, Italia, Vía pública with tags , on 21 octubre 2019 by angelrequena

Juanelo Turriano (Cremona, 1500-Toledo, 1585), relojero e ingeniero de Carlos V y Felipe II apenas dejó huella en su ciudad natal, pero el gran Torrazzo con su reloj astronómico y su meridiana solar nos recuerdan la actividad del brillante matemático.

El Torrazzo es el segundo campanario más alto de Italia y su reloj astronómico muestra fases de la luna y el zodiaco; el artificio fue fabricado por Francesco Battista Divizioli y su hijo Giovanni entre 1583 y 1588. El tamaño del reloj parece ser el mayor del mundo con sus más de 8 metros de diámetro.

Menos visible es la meridiana solar de orificio del lateral con su analema corrector de la ecuación del tiempo.

Desaparecidos los dos relojes astronómicos que fabricó Juanelo y que eran la joya que se enseñaba a los visitantes de la corte de Felipe II, los relojes de Cremona no nos dejan indiferentes. El artificio de Toledo no tuvo mejor suerte.

La plaza de Cremona con su baptisterio octogonal, catedral, torrazzo y logia es un buen lugar para recordar al genial Janello Torriani, cuya obra admirable nos ha sido negada así como de la ingratitud de los que le dejaron morir en la indigencia.

El reloj astronómico de la Catedral de Besançon

Posted in Francia, Instrumentos, Templo with tags , on 19 septiembre 2019 by angelrequena

La catedral de San Juan de Besançon, la ciudad fortificada del Franco Condado que fue enclave de la Casa de Austria española hasta su conquista por Luís XIV, mantiene funcionando un destacable reloj astronómico en un lateral superior. Al reloj mecánico se accede tanto por dentro como directamente por el exterior.

La maravilla mecánica tiene 72 esferas (34 delante, 30 en cada lateral, 5 detrás y 3 externas), da cien indicaciones, tiene 13638 piezas y pesa 6 toneladas.

La construcción del reloj es fruto del prototipo de Auguste-Lucien Vérite que fue corregido por el relojero Constant Flavien Bernardin. El mecanismo fue instalado en la catedral de San Juan en 1860.

Los relojes solares se basan en la geometría, mientras los mecánicos utilizan más la aritmética: sus engranajes son aproximaciones a las fracciones continuas que permiten dar los movimientos de los planetas, el Sol y la Luna. Calendario, sonería, autómatas y horas de las principales ciudades son algunas de las múltiples funciones.

El reloj astronómico completa así el interesante Museo del Tiempo y los Cuadrantes solares de la ciudad.

Desde la parte trasera se puede admirar el sistema de engranajes de acero y laton que da vida al artificio. Como un detalle más mostramos la esfera de la Luna que incluye las mareas.

El geómetra del Reloj Anker en Viena

Posted in Austria, Matemáticas y sociedad with tags on 28 enero 2019 by angelrequena

El Ankeruhr es la cita de las doce de la mañana para los visitantes de Viena. El célebre reloj modernista fue diseñado por el pintor y escultor Franz Matsch en 1914 para unir los dos edificios de la Compañía de Seguros Anker (hoy devenida Helvetia) en la Hoher Markt.

El reloj no es el tradicional de agujas, son las marcas de las horas las que se desplazan por una línea donde quedan marcados los minutos y los cuartos. Un personaje solo o acompañado se desliza solidario con cada una de las 12 horas. Se recorre la historia de Austria desde Marco Aurelio a Joseph Hayden.

Cuando suenan las doce desfilan durante unos diez  minutos todos las personas y mientras va sonando la música correspondiente de la época.

Destacamos el geómetra de las VI pues marca el cambio de los tiempos, de la antigüedad a la modernidad. Las matemáticas inician la revolución científica moderna desde la pintura a la navegación o el sistema del mundo. El personaje es el arquitecto gótico Hans Puchsbaum, una figura con alguna leyenda. El arquitecto/geómetra lleva su escuadra y su compás.

La lista completa de personajes se describe detrás del pasadizo. .

Matemáticas en el Museo Romántico de Madrid

Posted in Escultura, Iconología de las artes liberales, Instrumentos, Madrid, Museos with tags on 5 noviembre 2018 by angelrequena

El siglo XIX se estudiaba con las prisas del final de curso y además con un fárrago de guerras, revoluciones y cambios de gobierno que lo hacían complicado. Afortunadamente Benito Pérez Galdós vino al rescate: nos mostró una historia viva y apasionante, la de una época que marcaría el devenir moderno de España.

La reacción absolutista de 1823 tuvo como consecuencia otra oleada de exiliados (no se puede olvidar el drama de los afrancesados y de los doceañistas) que se impregnaron en Europa del movimiento romántico.

El Museo Romántico de Madrid tiene el encanto de los anhelos de libertad. Las figuras de Rafael de Riego o de Mariana Pineda son emblemáticas. El Romanticismo llega a impregnar todo el siglo. Resulta un buen lugar para la ensoñación.

Desde el punto de vista matemático hay varios objetos de interés. Un bonito reloj de sobremesa en latón representa a la Geometría (o Astronomía) con los instrumentos de la materia. Un libro en una mano y los instrumentos en la otra se hacen eco del estudio y la práctica. Los erotes en bajorrelieve se afanan en su actividad geométrica. Hay otro reloj de jarrón astronómico con los ciclos.

Al poco de entrar nos recibe una escultura de la Musa Urania concentrada en su trabajo con su globo y compás.

Al final nos depara una sorpresa: un Aritmómetro de Payen se encuentra sobre un aparador.

Aunque Leibniz gasto mucho esfuerzo y dinero en su máquina multiplicadora nunca funcionó con seguridad, durante siglo y medio las máquinas aritméticas se fueron perfeccionando pero su fabricación fiable e industrial no llegó hasta 1850 con el aritmómetro de Charles Xavier Thomas de Colmar. La máquina de Louis Payen fue la más exitosa a finales del XIX;  al mismo tiempo empezaron a proliferar otras patentes que abarataban los aritmómetros como la rueda Odhner.

El Aritmómetro de Payen fue expuesto hace poco en el Edificio Telefónica de Madrid para recordar a Ada Byron.

Relojes del Museo del Tiempo en Besanzón

Posted in Francia, Instrumentos, Museos with tags , on 18 octubre 2018 by angelrequena

Los triángulos de latón con relojes que marcan la ruta del tiempo en la fortificada Besanzón nos conducen tanto a la Catedral como al Museo del Tiempo. La proximidad de la frontera suiza hace de la ciudad del Franco Condado un centro relojero de Francia tras ser separada de la Corona de la Casa de Austria española.

El Museo merece la pena visitarse pues ofrece un interesante panorama sobre la medida del tiempo en distintas épocas desde los relojes solares a los relojes astronómicos con planetario como el de Antide Javier que reproducimos.

Resulta destacable el péndulo decimal de Louis Berthoud, relojero responsable entre 1805 y 1813 del Bureau des longitudes, el organismo creado por la Convention Nationale en 1795. Las doce del mediodía son las diez y la esfera se divide en 100 minutos en lugar de 60.  

Los telescopios meridianos, las esferas armilares y el péndulo de Foucault son otros instrumentos que forman parte del recorrido.

El reloj astronómico de Praga

Posted in Chequia, Instrumentos, Vía pública with tags , on 17 mayo 2018 by angelrequena

Hay objetos y lugares que no necesitan presentación. El reloj de la parte baja de la torre del viejo ayuntamiento de Praga es uno de ellos porque es ya un símbolo de la ciudad y Patrimonio de la Humanidad.

La zona superior muestra autómatas añadidos en el siglo XIX, la esfera inferior (1490) es un calendario con su abigarrado santoral  y la espectacular esfera central (1410) es el reloj astronómico que da la hora solar oficial, las antiguas horas bohémicas, las fases y  movimiento de la Luna, y tanto la posición del Sol en el zodiaco como la situación diurna /nocturna o crepuscular.

La esfera astronómica es fruto de la colaboración del relojero Nicolás de Kadan con el matemático Jan Sindel. El reloj mecaniza las funciones del astrolabio plano: una proyección estereográfica de la esfera celeste de origen griego y que fue perfeccionada y extendida por la astronomía árabe.

El astrolabio plano proyecta sobre el ecuador usando como foco el polo sur. La esfera de Praga cambia el foco al polo norte lo que facilita la visualización de los círculos excéntricos de la noche y el crepúsculo.

La proyección determina tres círculos estáticos concéntricos: el exterior es el trópico de cáncer, el pequeño es el de capricornio y el intermedio es el ecuador.

El círculo excéntrico móvil es la eclíptica, la posición aparente del sol en el sistema geocéntrico, que va moviéndose desde un trópico al otro. No es otra cosa que la inclinación del eje de rotación de la Tierra respecto al eje del plano de su traslación (23º 27´). Esta inclinación determina las estaciones del año y el acortamiento/alargamiento de la insolación diurna.

El círculo fijo excéntrico negro es el correspondiente a las antípodas de la latitud de Praga (50º) para un almucantarate (paralelo local) de 72º (90º – 18º del crepúsculo). Marca la noche cerrada y oscura.

El círculo fijo excéntrico color naranja es el interior del almucantarate de 90º, el horizonte local, realmente es una corona circular entre 72º y 90º que la proyección hace excéntrica. Marca los crepúsculos del amanecer (aurora o alba) y el del atardecer, cuando el Sol se ha ocultado pero la luz solar alcanza a verse por refracción.

Los puntos de orto y ocaso son la salida (visual) y ocultamiento del Sol. La aurora se anticipa a la salida del Sol por la refracción de la luz en la atmósfera terrestre, y lo mismo con el crepúsculo del ocaso.

Los 18º del crepúsculo astronómico son una herencia de la astronomía andalusí.

La posición del Sol sobre la eclíptica se divide en 12 partes que son los signos del zodiaco.

Las 24 horas actuales se marcan en números romanos sobre el círculo fijo.

Las 24 horas bohémicas utilizan numerales arábigos antiguos y van sobre la corona exterior móvil porque marcan las horas transcurridas desde el ocaso anterior (igual que las horas italianas) y por tanto cambian día a día a  lo largo del año. A 50ºN de latitud la insolación va modificándose desde un mínimo de 7 horas 50 minutos en el solsticio de invierno a un máximo de 16 horas 10 minutos en el solsticio de verano. Por tanto las 12 del mediodía solar oscilan entre las 20h 55m en el comienzo del invierno y solo las 15h 55m al comenzar el verano.

Entre las estatuas se representa un astrónomo con telescopio en la mano (parte inferior derecha).

Los instrumentos astronómicos de Kassel

Posted in Alemania, Instrumentos, Museos with tags , on 8 enero 2018 by angelrequena

Lujo, arte y ciencia se coordinan en los instrumentos astronómicos que el landgrave Wilhelm IV de Hessen-Kassel mandó construir para el primer observatorio moderno de Alemania en 1560.

Por Kassel pasaron hombres de ciencia tan importantes como Tycho Brahe pero quien mantuvo residencia permanente fue Jost Bürgi, excelente instrumentista y coautor del cálculo logarítmico.

Precisos cuadrantes en latón, esferas y relojes astronómicos ocupan la planta noble del Museum für Astronomie und Technikgeschichte del Palacio de la Orangerie de Kassel.

Los relojes mecánicos con múltiples esferas, solares con eclíptica y calendarios, están adornados con los sabios. En reloj de Augsburgo de 1560 podemos ver trabajando a Euclides, Arquímedes, Tales, Ptolomeo, Copernico y hasta Alfonso X, cuyas tablas seguían en uso.