Archivo para julio, 2020

Los tapices flamencos en el Vaticano

Posted in Museos, Tapices, Vaticano on 27 julio 2020 by angelrequena

La colección de tapices del Vaticano es muy grande y además requieren mucho espacio. Solo se exponen una pequeña muestra. La colección de las Artes Liberales de Cornelis Schut suele estar almacenada y se utiliza ahora para sustituir cuando se restauran alguno de los permanentes.

La serie más destacable es la vida de Urbano VIII, el Papa que empieza amigo de Galileo, defensor de las ciencias, y termina aprobando su condena. Parece ser que los asesores convencieron malévolamente a Urbano de que el Simplicio descrito por Galilei era el propio Papa.

El primer tapiz es su graduación en Pisa y tiene un sabio en meditación con los instrumentos geométricos.

El compás y la escuadra forman parte del tapiz dedicado al embellecimiento de Roma.

Las joyas de la pinacoteca son las dos grandes pinturas de Rafael, junto a ellas hay tapices con cartones del artistas. Las cenefas siempre permiten observar cosas de interés como el Atlas sujetando al mundo.

Alegoría de la Geometría de la Galería Nacional en Génova

Posted in Iconología de las artes liberales, Italia, Museos, Pintura on 20 julio 2020 by angelrequena

La Galleria Nazionale di Palazzo Spinola exhibe uno de los imprescindibles Ecce Homo da Antonello da Messina. Entre las obras expuestas destacamos una alegoría barroca de la Geometría pintada por Gregorio de Ferrari (1647 – 1726). Forma conjunto con una alegoría de la Música. Ignoramos si las otras cinco artes se llegaron a realizar.

En la época las alegorías femeninas iban siendo sustituidas por erotes, aquí los putti son complemento de la figura alegórica principal que porta un compás como símbolo de su arte. Una esfera armilar aparece ensombrecida a nuestra izquierda.

Son dignos de mención los relojes mecánicos de las distintas salas y la colección de mapas antiguos de procedencia holandesa.

Geometría en la arqueología de Viterbo

Posted in Escultura, Instrumentos, Italia, Museos on 16 julio 2020 by angelrequena

Viterbo tiene dos museos arqueológicos: el Nacional, localizado en la Roca Albornoz, y el Cívico, extramuros, a la salida de la Porta della Veritá.

El Museo Cívico exhibe espléndidos mausoleos etruscos de terracota procedente de los enterramientos de la provincia y dos excepcionales pinturas de Sebastiano del Piombo. Desde el punto de vista matemático interesa más el Museo Roca Albornoz.

La balanza que seguimos llamando romana se ha seguido usando hasta nuestros días en el comercio ambulantes. La destreza de los vendedores para exhibir como daban generosamente más peso se ponía de manifiesto con el desequilibrio de la balanza a favor de la fruta. En Viterbo hemos encontrado la más diminuta, podía ser tanto para cosas delicadas como la orfebrería o un simple juguete.

Las grandes pesas romanas se hacían de mármoles o piedras volcánicas de precisión y se han conservado muchas.

La joya del museo es el enterramiento con carro reforzado de bronce y los dos caballos del dueño. Nos llamó la atención que las ruedas fueran de nueve radios pues un poco antes se muestra un gran escudo de bronce con un adorno heptagonal. Curiosamente ni el heptágono ni el eneágono regulares se pueden dibujar con regla y compás. Son los dos primeros polígonos que no lo admiten, aunque hay buenas aproximaciones. Ha sido un problema matemático de cierto interés. Los 7 días son la medida natural que aproxima las fases de la luna.

La estatua de Urania solo conserva parte del radius de medida; la esfera estaba en una vitrina que han retirado. Urania era la musa de la astronomía geométrica.

El “Studium” de Viterbo

Posted in Italia, Matemáticas y sociedad, Palacio on 13 julio 2020 by angelrequena

El Palacio de los Papas de Viterbo nos recuerda que el renacimiento matemático del siglo XIII en el occidente latino tuvo múltiples focos: tras el esfuerzo traductor de la Península Ibérica y de Sicilia, se formaron otros centros dinámicos como el de Oxford o el de Viterbo.

La ciudad amurallada de Viterbo fue en el siglo XIII lugar de residencia papal pues ofrecía más seguridad que Roma. Se construye el palacio y el lugar se convierte en lugar de encuentro de estudiosos de la talla de Campano de Novara, autor de la versión de Los elementos de Euclides más usada hasta el XVI y primera que se imprimió.

En Viterbo estuvieron Juan Pechan, Guillermo de Moerbeke y Ciolek Witelo, autores clave para la óptica matemática, la aplicación que junto con la astronomía y la ingeniería marcarían el despegue científico medieval.

De toda aquella época espléndida de la ciudad ha quedado un recuerdo curioso: el Tarot de Viterbo. El personaje de il bagatto (el mago) es el Papá Juan XXI, Pedro Hispano, ilustre físico y único Papa portugués. La figura del mago iba asociada a la de estudioso experimental, tal como se le ve trabajando en un proto-laboratorio. Pedro Hispano es citado por Dante en la Divina Comedia junto a otros sabios: que luce abajo en sus doce libelos.

Viterbo es un bello conjunto medieval bastante bien conservado y habitado. Dos museos arqueológicos, uno nacional y otro local, nos recuerdan que estamos en la antigua Etruria.

Un escudo con un primitivo taladro pone de manifiesto que la nobleza la da el trabajo y que Galileo aprendía en las atarazanas de Venecia.

“Astrónomo con vela” en el Getty Center de Los Ángeles

Posted in EEUU, Museos, Pintura with tags on 6 julio 2020 by angelrequena

En el Getty Center de Los Ángeles se encuentra un bonito claroscuro del pintor y grabador holandés Gerrit Dou (1613- 1675). Dou recibe la influencia directa de Rembrandt y refuerza al máximo sus fuertes contrastes de luz y tinieblas con velas y faroles.

En el mismo museo se encuentra el Tapiz de los astrónomos chinos que ya hemos comentado.

El astrónomo con un globo celeste y un compás se encuentra abstraído leyendo un libro iluminado por una candela. Un reloj de arena, un candelabro y una botella de agua completan la escena nocturna. La botella de agua no solo servía para beber, también era un dispersor de la luz y una lupa.

El astrónomo nocturno, casi un sabio inspirado, es una figura muy querida en el barroco. Dou pintó varias versiones, una segunda se encuentra en el Museum De Laquéenla de Leiden. Con toda razón Arthur Koestler tituló Los sonámblos a su deliciosa historia de la revolución astronómica de los siglos XVI y XVII.