Archive for the Iconología de las artes liberales Category

La Alegoría de la Aritmética en Abu Dhabi

Posted in Abu Dhabi, Iconología de las artes liberales, Museos, Pintura on 23 marzo 2020 by angelrequena

Desde el año 2017 se puede visitar el Louvre de Abu Dhabi, fruto de un acuerdo por treinta años entre los Emiratos y Francia. El edificio, que ocupa una isla, fue diseñado por Jean Nouvel, y lo más destacable es su osada cúpula de entramados periódicos, semiabierta y semicerrada. Nouvel fue el diseñador de la Torre Agbar de Barcelona y de la ampliación del Reina Sofía en Madrid.

Destacamos una Alegoría de la Aritmética de Frans Floris de Vriendt (1519 – 1570), pintor al que se le considera el introductor del manierismo en Flandes tras su formación en Italia. De Floris ya reseñamos su voluptuosa alegoría en Ponce.

La personificación de la Aritmética enseña el algoritmo de las cifras indias a un hombre y una mujer mientras un estudioso se concentra en un libro. La tablilla parece cubierta de cera, al modo clásico, para escribir en ella con un punzón y no al modo árabe con cálamo.

Unas monedas sirven a su vez de cuentas para el ábaco y mostrar la vertiente utilitaria del aprendizaje. Los dos libros del suelo son uno de Pitágoras, al que se atribuyen las tablas de operar, y otro de Abraham.

El Abraham no parece ser el bíblico padre del judaísmo, aunque es posible por sus cuentas de los pocos justos, más bien podrían ser Abraham ben Ezra, nacido en Tudela o también Abraham Bar Hiyya “Savasorda”, ambos judíos, a caballo entre los siglos XI y XII, y formados en la Zaragoza de los Banu Hud, una corte que fue un efímero pero profundo emporio matemático. Ben Ezra fue el primer gran divulgador en territorio cristiano de las cifras indoarábigas.

Abu Dhabi tiene previsto también levantar un Museo Guggenheim pero las obras se paralizaron.

La alegoría más desnuda de la Geometría en Verona

Posted in Iconología de las artes liberales, Italia, Museos, Pintura on 12 marzo 2020 by angelrequena

Cuando Marciano Capella describe sus alegorías de las siete artes liberales en las Nupcias de Mercurio y Filología (siglo IV), el atuendo de las damas es una parte esencial de su simbolismo: cada arte se representa por lo que porta en las manos, la decoración de su vestido y los sabios que la acompañan.

Durante el Medioevo se respetaron en gran medida las estipulaciones de Capella. El Renacimiento cambiará la representación: las alegorías femeninas que decorarán los palacios van perdiendo ropaje hasta llegar a la pura verdad desnuda como esta bella pintura del Museo de los Frescos de Verona.

La mujer con un compás en un idílico paisaje está catalogada como Arquitectura, atribuida a la escuela de Giulio Romano, el discípulo predilecto de Rafael y proviene del Palacio Tielli de Mantua. Romano es precisamente el autor de los frescos del Palazzo Te de Mantova, una de las cumbres del manierismo y casa de placer papal.

No parece que catalogar la alegoría como “arquitectura” sea acertado pues las opcionesen de la época eran otras: geometría, astronomía, urania o prudencia. La falta de más atributos la hace Geometría.

La alegoría de la Astronomía del Castello Sforzesco en Milán

Posted in Iconología de las artes liberales, Italia, Museos, Pintura on 10 febrero 2020 by angelrequena

La pinacoteca del Castello Sforzesco muestra una alegoría barroca de la Astronomía o de la musa Urania (1652) atribuida a Giacinto Gimignani, nacido en Pistoia y que trabajó sobre todo en Roma.

Una dama ricamente vestida hace el gesto de enseñar suavemente una esfera armilar mientras sujeta un compás. La serenidad de la escena contrasta con otras obras del autor.

Durante el barroco se siguieron representando las alegorías matemáticas continuando la tradición medieval y renacentista. Como se trata de una figura aislada no se puede conocer si se representa la musa o del arte liberal.

“Non errat” geométrico en Piacenza

Posted in Iconología de las artes liberales, Italia, Pintura, Templo on 27 enero 2020 by angelrequena

La basílica de Santa Maria di Campagna en Piacenza es una gran obra del renacimiento en ladrillo con una gran cúpula octogonal por el exterior.

Debe destacarse el gran ciclo de frescos de Giovanni Antonio de’ Sacchis llamado il Pordenone (1483-1539). Las pinturas cubren la cúpula y las capillas. El rector del templo encargó en 1521 al pintor la decoración de la Capilla de la Natividad o de los Magos que es la primera entrando a la izquierda.

Nos fijamos en los dos intrados que demarcan la capilla de la Natividad: en ambos se ve una alegoría femenina con compás y una filacteria con la inscripción non errat. En total son cuatro las representaciones porque se encuentran a ambos lados. Parecen de manos distintas pues probablemente il Pordenone se las encargaría a sus aprendices aventajados.

El compás refuerza el mensaje: con la geometría no se yerra. Incluso la representación teológica recurre a la geometría. La idea se refuerza más con la parte superior de uno de los laterales: figuras geométricas y un compás con dos escuadras.

La Melancolía Matemática de Cranach en Edimburgo

Posted in Gran Bretaña, Iconología de las artes liberales, Museos, Pintura on 19 diciembre 2019 by angelrequena

El grabado Melencolia I (1514) de Alberto Durero se puede incluir entre las obras que ha hecho correr más ríos de tinta y que más se han prestado a la especulación. La riqueza simbólica es de tal magnitud que podemos encontrar en ella múltiples interpretaciones. Pero en lo que todo el mundo está de acuerdo es el papel protagonista que Durero da a la Matemática.

No menos intrigante resulta la Melancolia (1528) de Lucas Cranach (1472-1553) que se encuentra en la Scottish National Gallery. Traspasando la puerta de entrada, a la derecha, podemos sobrecogernos con este tema recurrente: Cranach el Viejo lo utilizó en varias ocasiones y con apreciables cambios. En la Melancolía de Edimburgo aparece el compás que va a caracterizar la alegoría. La esfera perfecta también está en el grabado de Durero.

El animal que representa a Saturno, el planeta de los melancólicos, es el macho cabrío o el ciervo, son animales que sobrevuelan el cielo portando personas. El humor melancólico será el estado de trance inspirado para los ocultistas del Renacimiento.

La Instantánea 24 de DivulgaMAT fue dedicada a las Melancolías matemáticas.

Las alegorías matemáticas en los tapices de la fortaleza de Milán

Posted in Iconología de las artes liberales, Italia, Museos, Tapices on 9 diciembre 2019 by angelrequena

El Castello Sforzesco de Milán muestra una colección de tapices flamencos del siglo XVII dedicados a las Artes Liberales. El estado de conservación y colores de la serie es bueno. Hay un tapiz para cada arte y otro que las reúne a todas: la Apoteosis.

La decoración con tapices de palacios e iglesias era costumbre generalizada entre la nobleza y el clero. Lo que hoy aparece como un gran espacio desnudo podía cubrirse con tapices.

Las series más completas de tapices flamencos del siglo XVII con Alegorías de las Artes Liberales usaron los cartones del pintor barroco flamenco Cornelis Schut (1597-1655). En España hay cuatro series completas (Toledo, Zamora, Córdoba y Castrojeriz), otra en Roma, una parcial en Brujas y la de Milán que esta casi completa.

El prolífico y multifacético Schut fue el discípulo más original de Rubens y suele ser considerado como un rococó antes de tiempo: tras viajar a Roma acusó su influencia. El pintor vivió unos años en España.

Los comerciantes, el cofre y el dinero revelan ya una imagen laica y burguesa de la Aritmética, mientras la Geometría da cuenta de las aplicaciones militares.

En las Apoteosis podemos ver a la Geometría en primer plano con esfera, compás y sus instrumentos por el suelo; mientras la Aritmética concentrada calcula sobre una mesa. La Astronomía es la figura con alas y esfera armilar. La Geometría muestra generosamente sus encantos.

 

Alegorías matemático-musicales del Museo Cívico en Piacenza

Posted in Iconología de las artes liberales, Italia, Museos, Pintura on 28 noviembre 2019 by angelrequena

 

El Museo Cívico de Piacenza, ubicado en el Palazzo Farnese, exhibe en su pinacoteca dos espectaculares dípticos que se usaron como puertas de órganos en palacios de Parma.

Ya hemos hablado de las puertas que representan a Euclides y Pitágoras, obra de Girolamo Mazzola Bedoli (1500 – 1569). Ahora  corresponde presentar el espléndido díptico pintado por Jan Soens il Fiamingo (1547 – 1611). Se trata de dos alegorías relacionadas con la música según la concepción renacentista: la propia Música y la Astronomía.

Al igual que se hablaba del hombre como microcosmos frente al macrocosmos, se consideraban dos tipos de música: la mundana que deleita nuestros oídos y la música de las esferas que causa la armonía del cosmos. Las siete notas y los siete planetas están en concordancia.

La correlación de la música de las estrellas y la instrumental encuentra en las liras de la Oda a Salinas de Fray Luís de León su más deliciosa expresión castellana (cuarta estrofa):

Traspasa el aire todo
hasta llegar a la más alta esfera,
y oye allí otro modo
de no perecedera
música, que es la fuente y la primera.

 La Astronomía mira el cielo representado al modo ptolomeico de la época y calcula con un compás. A sus pies un cuadrante y una esfera armilar.

La Música también mide con un compás y muestra su vinculación pitagórica con la aritmética.

Pocas veces la armonía matemática del cosmos se ha expuesto tan brillantemente como en este díptico que cerraba un órgano de 1580.