Archive for the Iconología de las artes liberales Category

Matemáticas en el Museo Romántico de Madrid

Posted in Escultura, Iconología de las artes liberales, Instrumentos, Madrid, Museos with tags on 5 noviembre 2018 by angelrequena

El siglo XIX se estudiaba con las prisas del final de curso y además con un fárrago de guerras, revoluciones y cambios de gobierno que lo hacían complicado. Afortunadamente Benito Pérez Galdós vino al rescate: nos mostró una historia viva y apasionante, la de una época que marcaría el devenir moderno de España.

La reacción absolutista de 1823 tuvo como consecuencia otra oleada de exiliados (no se puede olvidar el drama de los afrancesados y de los doceañistas) que se impregnaron en Europa del movimiento romántico.

El Museo Romántico de Madrid tiene el encanto de los anhelos de libertad. Las figuras de Rafael de Riego o de Mariana Pineda son emblemáticas. El Romanticismo llega a impregnar todo el siglo. Resulta un buen lugar para la ensoñación.

Desde el punto de vista matemático hay varios objetos de interés. Un bonito reloj de sobremesa en latón representa a la Geometría (o Astronomía) con los instrumentos de la materia. Un libro en una mano y los instrumentos en la otra se hacen eco del estudio y la práctica. Los erotes en bajorrelieve se afanan en su actividad geométrica. Hay otro reloj de jarrón astronómico con los ciclos.

Al poco de entrar nos recibe una escultura de la Musa Urania concentrada en su trabajo con su globo y compás.

Al final nos depara una sorpresa: un Aritmómetro de Payen se encuentra sobre un aparador.

Aunque Leibniz gasto mucho esfuerzo y dinero en su máquina multiplicadora nunca funcionó con seguridad, durante siglo y medio las máquinas aritméticas se fueron perfeccionando pero su fabricación fiable e industrial no llegó hasta 1850 con el aritmómetro de Charles Xavier Thomas de Colmar. La máquina de Louis Payen fue la más exitosa a finales del XIX;  al mismo tiempo empezaron a proliferar otras patentes que abarataban los aritmómetros como la rueda Odhner.

El Aritmómetro de Payen fue expuesto hace poco en el Edificio Telefónica de Madrid para recordar a Ada Byron.

Anuncios

Alegorías geométricas del Palazzo Doria Pamphilj de Roma

Posted in Iconología de las artes liberales, Museos, Pintura, Roma on 22 octubre 2018 by angelrequena

En una referencia anterior se ha destacado la deliciosa Alegoría del Cuadrivium de la Pinacoteca Doria Pamphilj. Conforme avanzamos hacia la lujosa galería porticada cubierta de frescos nos encontraremos algunas obras más de gran interés: el mosaico geométrico de la capilla, los frescos con alegorías astronómicas y la Alegoría del Aire de Jan Brueghel.

Entre los frescos de la Galería nos detenemos en la esquina dedicada a las Artes. En el centro domina una gran esfera armilar y a su lado una Alegoría de la Astronomía con un compás y que refuerza su referencia a la geometría con una pirámide.

No podemos descuidarnos en la observación de las pinturas. Los cuadros no parecen seguir ningún orden y en cualquier momento nos topamos con cosas de gran valor. Se trata de un palacio privado y habitado por sus propietarios que conocen la importancia de su colección y la localización. El visitante va de sorpresa en grata sorpresa. Eso ocurre con las cuatro alegorías de los elementos de Jan Brueghel.

La Alegoría del Aire utiliza instrumentos matemáticos como ilustración. La figura femenina porta una esfera armilar y en el suelo, rodeados de aves, podemos ver un astrolabio, un compás de proporción, un cuadrante y una ballestilla. Flandes fue desde mediados del siglo XVI un gran centro productor de instrumentos de precisión que además eran objetos de lujo: la pinturas de Brueghel lo ponen de manifiesto una y otra vez.

Gnomónica catóptrica en el Palazzo Spada de Roma

Posted in Iconología de las artes liberales, Palacio, Roma with tags on 6 septiembre 2018 by angelrequena

Una curiosa aplicación de la catóptrica, teoría de la reflexión de la luz en un espejo, nos la ofrecen los espectaculares relojes solares astronómicos “de techo”, de los que se han conservado tres soberbios ejemplares en funcionamiento, dos en Roma y uno en Grenoble. Los dos romanos son obra del padre Emmanuel Maignan de la orden de los Mínimos: uno se localiza en el convento de la Trinitá dei Monti (parte superior de la escalinata de la Plaza de España) y otro en la Galería del Palazzo Spada.

Aristóteles ya consideraba la Óptica como una de las partes de la matemática aplicada junto con la astronomía o la agrimensura. Los primeros tratados geométricos conservados sobre la luz se deben a Euclides y a Ptolomeo que sentarán las bases de la óptica de rayos. La Europa medieval, Roger Bacon, Pecham y Witelo, recuperará la óptica matemática a través del tratado de Alhacén. La perspectiva renacentista hará uso de estas teorías aplicándolas al arte. Después, Kepler, Descartes, Huygens y Newton sentaron las bases de la Óptica moderna.

La luz reflejada en un pequeño espejo horizontal tiene la ventaja de verse en los techos interiores de los pórticos lo que facilita mucho la lectura. Se considera que el primer constructor de un reloj solar catóptrico fue Copérnico en el castillo de Olsztyn, pero no hay restos, como tampoco del diseñado para el Palacio de los Papas en Avignon por el jesuita Atanasius Kircher.

Maignan construyó sus relojes en 1637 (Trinitá) y 1646 (Spada). Fruto de su experiencia fue el detallado y práctico tratado  Perspectiva horaria sive de horographia gnomonica tum theoretica tum practica publicado en Roma (1648).

Las alegorías de la Geometría, la Aritmética y la Astronomía colaborando con la Gnomónica expresan muy bien como la construcción de un reloj especular requiere el uso de las cuatro disciplinas. Solo falta el arte para darle belleza a la representación.

El pequeño espejo del Palacio Spada de encuentra en un ventanuco superior y no se ve como en el de la Trinitá. A ambos lados del orificio encontramos otras alegorías de la Astronomía y la Geometría, apenas visibles por el contraluz. La elipse iluminada sigue moviéndose por la maraña de líneas numeradas para darnos la hora y otros datos astronómicos.

Paneles informativos y ruedas concéntricas completan un artificio solar de imprescindible visita. El orificio está en línea con la famosa Galería de Borromini, el trampantojo que culmínale virtuosismo de la perspectiva.

La Galería de la Meridiana se encuentra en la parte del palacio ocupada por el Consejo de Estado italiano y solo puede visitarse el primer sábado de cada mes en vista guiada y con reserva previa.

Girolamini, la biblioteca oratoriana saqueada de Nápoles

Posted in Biblioteca, Iconología de las artes liberales, Italia, Pintura on 3 septiembre 2018 by angelrequena

La orden del Oratorio de San Felipe Neri (filipenses) fue de las primeras en crear grandes bibliotecas de uso público para el estudio. La Biblioteca del complejo de los Girolamini es una de las más ricas y espectaculares.

La Biblioteca Girolamini tardará en desprenderse de su reciente vergüenza pues ha permanecido cerrada desde el año 2012 hasta el 2017 por orden judicial a causa del saqueo que su director Massimo Marino De Caro llevó a cabo: un conocido ladrón, que había sustraído libros incluso de la Biblioteca Nacional de Madrid, fue puesto al frente de la biblioteca más rica del sur de Italia. Los vídeos muestran como el propio director sacaba maletas de primeras ediciones.

Galileo y Copérnico han sido titulares al recuperarse más de 500 libros de los más de 2000 que se estima que fue el expolio. El fondo superaba los 160000 volúmenes.

La Girolamini tiene además una vinculación histórica fundamental: fue el lugar de estudio del filósofo Giambattista Vico, al que se ha dedicado su sala. .

Desde el punto de vista matemático las bibliotecas interesan tanto por su contenido como por su decoración alegórica. La sala principal de la oratoriana de Nápoles es una bella remodelación del siglo XVIII con frescos de la época.

Las imágenes alegóricas femeninas hacen referencia a las artes y las ciencias, como muestra la Astronomía con telescopio y globoceleste, o la Geometría con compás.

Alegorías de la Geometría de la Villa d´Este en Tívoli

Posted in Iconología de las artes liberales, Italia, Palacio, Pintura on 18 junio 2018 by angelrequena

La Villa d´Este es Patrimonio de la Humanidad por sus jardines protagonizados por el agua, donde la belleza y la ingeniería hidráulica colaboran para alcanzar la plenitud. Un túnel excavado lleva las interminables aguas del río Aniene hacía las espectaculares fuentes. El cardenal Hipólito d Este (1509-1572) construye el palacio y parte del jardín en el tardo Renacimiento, sus sucesores lo ampliarán y hasta Bernini diseña alguna de las fuentes.

La obra, la ingeniería y el programa iconográfico se deben a Pirrro Liborio. El agua es conducida por gravedad y el palacio está en terraplén sobre la montaña, recorriéndose de arriba abajo. Los frescos de la segunda planta son obra de Livio Agreste y los de la primera de Federico Zuccari.

Las artes liberales y los sabios tienen su sitio en la Sala della Nobiltá donde encontramos un bello fresco de la Geometría y una representación del busto de Pitágoras, ambas del taller de Zuccari. La Geometría esta sentada en un globo y alza un  compás y una escuadra en una mano y sujeta un papel con figuras en la otra.

En la planta noble se alternan motivos mitológicos y la exaltación de las artes mecánicas, destacamos una alegoría de la Industria como productora de bienes con los atributos de la Geometría, fresco de Agreste.

Urania y Arato en la bodega romana de Arellano

Posted in Azulejos-Mosaicos, España, Iconología de las artes liberales, Museos on 14 mayo 2018 by angelrequena

En estos tiempos las bodegas rivalizan por la calidad arquitectónica y belleza de sus instalaciones como una forma más de mostrar que el cuidado de sus vinos va emparejado al del lugar donde reposa. Esta tradición tiene dos milenios. El bodeguero ilustrado de Arellano amante de la sabiduría de las musas y del culto a Cibeles en el siglo IV nos ha dejado una buena muestra.

La Musa Urania es la inspiradora de la astronomía que no puede ser otra cosa que matemática. De hecho los términos matemático y astrónomo se confundieron durante mucho tiempo. Un bonito mosaico octogonal dedicado a las musas encontrado en la Villa de Arellano fue trasladado al Museo Arqueológico Nacional en Madrid pero en la villa se ha reproducido. Urania aparece con una vara de medir o compás (radius) y una esfera; su acompañante habitual en esa época era Arato de Solos (315-240 aC), el autor de Los fenómenos, un poema didáctico griego que fue traducido al latín una y otra vez.

La vida del campo en la bodega no era ajena a las inquietudes culturales y religiosas. La joya original de la villa es el bello Mosaico de Cibeles y Atis. La presencia de Cibeles en una finca agrícola es lo normal pues se trata de la diosa madre de la fertilidad. El autocastrado Atis es su castigado enamorado. El culto frigio se extendio al otro extremo del Mediterraneo. Las musas revelan el gusto por el saber.

Son de destacar las cenefas y rosetas geométricas de los mosaicos que revelan la profundidad óptica que se conservará en la pintura románica.

Una bodega no es tal sin sus cantaras, las dolias de terracota romanas. La villa muestra gran número de ellas. Arellano, merindad de Estella,  sigue siendo tierra de viñedos.

Frescos matemáticos del Strahov en Praga

Posted in Biblioteca, Iconología de las artes liberales, Monasterio, Pintura on 30 abril 2018 by angelrequena

El Monasterio de Strahov es una antigua fundación del siglo XII remodelada de forma que en su aspecto actual dominan el barroco y el neoclasicismo. Las dos bibliotecas, la Teológica y la Filosófica, son de gran valor tanto por su estética como por su contenido. En ambas hay frescos alegóricos a la actividad matemática. El monasterio se localiza en el alto de Mala Strana, cerca de la plaza con la moderna escultura de Kepler y Brahe.

 

La Biblioteca Filosófica (c. 1779) es más alta y clasicista. Los frescos son continuos y en grandes escenas; en el lateral derecho se puede observar a los sabios Tales, Pitágoras o Euclides trabajando en su actividad con distintos instrumentos y dibujos geométricos. Los focos colocados recortan la visibilidad. La figura inclinada con compás recuerda la Escuela de Atenas de Rafael.

La Biblioteca Teológica (c. 1670) expone algunos globos, es más baja y los frescos están enmarcados entre estucos. El primero de ellos muestra una discusión entre sabios mientras otro con un compás realiza las mediciones sobre un globo. Curiosamente la cita del Eclesiastés es una de las usadas por Galileo contra los teólogos ortodoxos: Dios entregó el mundo para que fuera debatido. Al fondo se pueden ver los rótulos con el contenido de los libros: aparecen Math y Arith.

Entre los pocos libros expuestos se encuentra una copia italiana del siglo XIV del Atlas estelar de Abd Al-Rahman Al Sufi (Azophi).

El recorrido por Praga, la capital más astronómica, tiene una parada en Strahov.