Archive for the Marruecos Category

Las estrellas decagonales de la madraza Atterin de Fez

Posted in Azulejos-Mosaicos, Marruecos with tags , on 15 noviembre 2010 by angelrequena

La madraza merinida Atterin de Fez es sin duda la más bonita de la ciudad y por extensión del occidente islámico. Contemporánea de la Alhambra comparte con ella su delicada belleza.

Atterin hace referencia al perfume, al zoco de los perfumistas,  es el completo del placer que produce a la vista

Durante más de dos años no se ha podido visitar por restauración. Hoy la volvemos a ver en todo su esplendor. Las finas columnas de mármol resaltan su ligereza y gracia.

El alicatado es el más fino que se puede realizar, y su amartillado es de un trazo  inverosímil.

Nos fijamos en las estrellas decagonales y resaltamos la estructura pentagonal de la construcción en la imagen inferior.

Anuncios

El astrolabio del Museo de los Udaíes en Rabat

Posted in Instrumentos, Marruecos, Museos on 29 abril 2010 by angelrequena

En un ambiente andalusí, con encantadores jardines, con noria incluida, se encuentra un museo sencillo del que seleccionamos su astrolabio por encontrarse en un panel con todas sus láminas: las latitudes geográficas de El Cairo. La Meca, Jerusalén, Fez, Bagdad o Sevilla.

La medina de Rabat es muy agradable, y dispone de rincones como el de su fortaleza donde podemos rememorar a la comunidad morisca de Hornachos, reyes de la piratería y nostálgicos de su pueblo extremeño como bien ejemplifica el Ricote de Cervantes.

El distribuidor de la orilla izquierda de Fez

Posted in Arqueología industrial, Marruecos on 12 marzo 2010 by angelrequena

En Bab Bujlud, la puerta fundamental de Fez, donde confluyen sus dos arterias principales, la Talaa Kabira (Cuesta Grande) y la Talaa Sagira (Cuesta Pequeña), y antes de traspasarla desde el exterior conviene echar un vistazo por si se puede visitar el distribuidor de aguas. Un cartel explica algo sobre el sistema, pero casi nunca está abierto.

En la época almohade, siglos XI-XII, se construyó este ingenio que permitía llevar el agua a todo el barrio qarauinés. Toda una maravilla en funcionamiento hasta fechas muy recientes. La caída natural del agua facilitaba un buen reparto.

Fez es una supervivencia de una ciudad medieval que en su época era la envidia por su civilización de los bárbaros norte-europeos.

Actualización, Abril del 2010: Ha desaparecido has ta el cartel. Me remiten al museo Batha, pero no he podido comprobarlo. ¡Una pena!

La vida material en Volubilis

Posted in Arqueología industrial, Marruecos, Objetos cotidianos on 1 marzo 2010 by angelrequena

Toda una ciudad romana nos muestra como fue su vida durante siglos. En pocos lugares tenemos la presencia de su estructura urbana y la vida material como en Volubilis: la ciudad fue abandonada y las excavaciones no se han limitado a lo monumental.

Los hornos, los molinos, las prensas, las canalizaciones y otras muestras de que la civilización tiene un sustrato material oculto se muestran en Volubilis como en pocos sitios: ¡todo un acierto de los arqueólogos!

Se puede visitar desde Fez o Mequinez, dando un rodeo que se vera recompensado con la contemplación de “Estas Fabio,¡ ay dolor que ves ahora…”


La biblioteca Qarauina de Fez

Posted in Biblioteca, Marruecos on 20 febrero 2010 by angelrequena

La biblioteca Qarauina ha vuelto a abrirse tras su restauración. El encanto reside no tanto en el agradable edificio como en su emplazamiento y su contenido.

La Qarauina está situada en pleno centro de la orilla izquierda del río Fez, detrás de la mezquita aljama del mismo nombre y en la plaza de los caldereros. Enfrente se puede visitar una madraza todavía en uso como tal, una verdadera supervivencia de la vida del estudiante medieval.

El patrimonio bibliográfico de Marruecos es importante, la biblioteca de Rabat tiene un fondo histórico considerable, pero el encanto de la Qarauina es mayor: Fez fue la ciudad de estudios y de referencia cultural.

Para el estudioso de las matemáticas basta con poner de manifiesto que la biblioteca dispone de ejemplares de las aritméticas de al-Banna y al-Qalasadí, andalusí el segundo e hijo de andalusíes el primero. Interesante contemplar las ediciones de al-Qalasadí del siglo XX a la piedra: durante cinco siglos fueron libros de texto en Fez y en el Cairo.

La restauración ha vuelto a llenar de estudiosos el  pequeño salón  de lectura, que como todas las bibliotecas históricas nos sobrecogerá. Ver vídeo.

La Mangana, la clepsidra de Fez

Posted in Arqueología industrial, Instrumentos, Marruecos on 15 febrero 2010 by angelrequena

Al inicio de la Talaa Kabira y enfrente de la Bou Inania –la mayor madraza de Fez- nos encontramos con la Mangana, la espectacular clepsidra del maestro Tlemsani (1357).

Un bellísimo mecanismo hidráulico con 13 campanas nos muestra como el esplendor de la ciudad iba unido a la capacidad técnica de sus artesanos: poder militar, economía, literatura y ciencia se dan la mano.

La foto que mostramos es antigua, realizada antes de la restauración. El carillón no ha sido colocado todavía, o quizá no quieren devolver todo su esplendor a esta joya. El vídeo inferior se ajusta a la situación actual.

La declaración de Fez como Patrimonio de la Humanidad se empieza a notar en la restauración de la Ciudad Vieja (Fez al-Bali) pero aun falta mucho por hacer en la ciudad que muestra como ninguna la forma de vida de las metrópolis medievales.

La campanas nos traen a la memoria a  Pitágoras, cuya representación medieval mas corriente era su golpeo como sinónimo de relaciones numéricas simples.

Alicatado pentagonal en un alminar de Mequinez

Posted in Azulejos-Mosaicos, Marruecos on 5 febrero 2010 by angelrequena

La ciudad de Mequinez es patrimonio de la humanidad. Eclipsada por la proximidad de Fez, la parada en la ciudad de Mulay Isamail parece un mero complemento de la visita. Nada más lejos de la realidad. La medina de Mequinez es mucho más pequeña, pero el conjunto de la ciudad no desmerece de su vecina.

Llamo la atención sobre una deliciosa franja alicatada en un alminar cercano al centro neurálgico de la ciudad: Bab al-Mansur. Pocas veces el pentágono aparece con tanta claridad y a la vez se oculta huidizo. Todo el misterio de la razón áurea se puede disfrutar contemplando la perfección de los artesanos que diseñaron esta decoración.

El resto de los alminares interesantes están decorados con la sobriedad del verde, color asociado a la ciudad imperial. Los alminares verdes son bellos, pero no podemos dejar de agradecer esta esplendida excepción.