Archive for the Monasterio Category

La gnomónica en el Collegio Alberoni (Piacenza)

Posted in Instrumentos, Italia, Monasterio with tags on 27 febrero 2020 by angelrequena

El Collegio Alberoni como institución científica no podía carecer de calendarios y cuadrantes solares. Los telescopios, instrumentos, aulas, bibliotecas y ricas colecciones de arte han sido comentados. El cardenal Alberoni, tan vinculado a la corona española en los inicios de la dinastía borbónica, dejó un importante legado que se ha mantenido durante más de dos siglos y medio.

El Collegio tiene una meridiana de cámara oscura no muy grande con orificio no cegado en la parte superior del ventanal.

En el claustro hay cuatro cuadrantes solares, dos declinantes al sur, uno hacía naciente y otro a poniente. Uno está prácticamente borrado y los otros tres se están perdiendo. En los relojes no faltan las horas itálicas (desde el anochecer) y bohémicas (desde el amanecer) junto a las usuales y las horas de algunas ciudades del mundo. Tres relojes son de puntero y el otro es el habitual del eje del mundo.

La ciencia moderna en el Collegio Alberoni (Piacenza)

Posted in Biblioteca, Instrumentos, Italia, Monasterio on 24 febrero 2020 by angelrequena

El cardenal Giulio Alberoni (1664-1752) fue el principal asesor de Felipe V en los inicios de su reinado y el gestor de su boda con Isabel de Farnesio. Tras caer en desgracia comenzó sus servicios al papado. Era de origen humilde y llegó a cosechar gran fortuna e importantes colecciones de arte.

Como ilustrado, fundó el Collegio Alberoni, institución de estudios y seminario que viene funcionando desde 1751 hasta hoy.

El Ecce homo de Antonello de Mesina y la colección de tapices flamencos son las joyas del patrimonio cardenalicio, donde no falta alguna pintura de contenido matemático como el Arquímedes del siglo XVII de un artista anónimo lombardo.

Lo que más nos interesa es el funcionamiento como institución científica moderna. Su primer telecopio, en la torre, data de 1802 y el segundo, en el huerto/jardín, es de 1840.

Abundan los instrumentos de física y presume de conservar un aula de matemáticas con todos los aparatos en funcionamiento.

La bella biblioteca conserva primeras ediciones de Galileo o de Luca Pacioli.

Gnomónica en el Monasterio de Brou (Bourg-en-Bresse)

Posted in Francia, Monasterio, Vía pública with tags , on 3 febrero 2020 by angelrequena

El Monasterio Real de Brou en Bourg-en-Bresse es un lugar de obligada visita para admirar el gótico florido flamenco en Borgoña. El ambón, la Capilla de Margarita en alabastro, los vitrales y el coro son obras maestras insuperables.

Francia durante dos siglos se vio rodeada por la corona de los Austrias hispanos. Un paseo por el oeste del país galo nos trae una y otra vez recuerdos del imperio, Borgoña y el Franco-Condado quedaron junto con Flandes como patrimoniales desde Carlos V a Carlos II.

Brou fue encargado por Margarita de Austria, hija del emperador Maximiliano I, regenta de los Países Bajos y educadora del futuro emperador Carlos V, para tumba propia y de su esposo Filiberto el Hermoso de Saboya. El aroma de la corte española se respira en el ambiente.

Desde el punto de vista matemático, Brou conserva el considerado primer reloj solar analemático construido. Delante del impresionante portal de la iglesia se encuentran doce mojones que forman la elipse, la proyección ortogonal de la circunferencia del plano de los equinoccios sobre el plano horizontal. El reloj inicial es del siglo XVI, durante el XIX se añadió el analema (lemniscata) de la ecuación del tiempo. El reloj analemático utiliza como gnomon el cuerpo humano erguido que debe colocarse en una posición móvil marcada sobre la piedra.

En el claustro encontramos otro reloj solar donado por la familia del relojero: uno múltiple del siglo XIX con horas marcadas a oriente, occidente y varias al sur.

Al adentrarnos en Bourg-en-Bresse nos encontraremos un pequeño museo con encanto: el museo de la escritura y el cálculo mecánico. La exposición de maquinas se hace acompañado por el técnico especialista, una especie en extinción. Se visita los miércoles y previa reserva para grupos cualquier día.

Europa geómetra en una celda monacal de Valencia

Posted in Azulejos-Mosaicos, España, Iconología de las artes liberales, Monasterio on 14 noviembre 2019 by angelrequena

Hay un rico patrimonio escondido en lugares dispersos que merece ser conocido y disfrutado. El caso de los azulejos valencianos es uno de ellos. El conjunto de las Azulejerías del Hospital de Pobres Sacerdotes de Valencia ya puede admirarse en forma de libro: edición de Inocencio Vicente Pérez Guillén y publicado recientemente por la Universidad de Valencia.

Los pavimentos, arrimaderos y murales ocupan diversos lugares pero la obra cumbre es la celda del dominico San Luis Beltrán. El santo valenciano fue evangelizador de Nueva Granada y volvió a su tierra para morir en ella en 1581. Con motivo del segundo centenario se encargó a la fábrica Faure la cubrición del pavimento y los arrimaderos de la celda con una azulejería alegórica a los dos mundos, Europa y América. El contenido simbólico es de gran complejidad.

Nos fijamos en la alegoría de Europa por el uso de la geometría como atributo: figura femenina coronada y con cetro, vestido lujoso, dominio de las artes y las ciencias. América es representada como figura masculina desnuda con arco. El grabado de Collaert muestra lo habitual, que el nuevo continente sea una mujer, pero una señora voluptuosa no debió parecer apropiado para la celda de un monje.

Muy significativo resulta que el cetro se junte con el folio de la geometría. El libro de Pérez Guillén habla de la concordia entre dos mundos pero el mensaje manifiesto, incluso inconsciente, es la justificación del dominio colonial dada la superioridad científica y cultural del viejo mundo. El padre Las Casas no idealizaba de esa manera la conquista.

Los globos con la eclíptica y el zodiaco, el compás y las figuras geométricas son las referencias matemáticas.

Gracias a mi amiga Mercedes González, investigadora sagaz de la cerámica valenciana y ceramista ella misma del taller Vallés 16 de Xàtiva, tuve conocimiento de esta joya. La amabilidad del gerente me permitió visitarla hace unos años y ahora Pérez Guillén nos deslumbra con su estudio. No estaría mal algún día de puertas abiertas o de visitas concertadas.

Ecos lejanos de Sefarad en Lucena

Posted in España, Monasterio, Museos on 22 agosto 2019 by angelrequena

Muchas ciudades españolas muestran su antigua judería y destacan la importancia cultural de la comunidad hebraica. Ninguna fue tan reconocida como Lucena entre los siglos IX y XI. El propio nombre de la ciudad pide la salvación divina en hebreo. Del antiguo esplendor solo queda el eco de las crónicas. Lucena fue un gran centro de formación que no ha dejado apenas vestigios monumentales.

La grafía callejera actual ha recuperado la lengua hebraica, como la Puerta del Peso, que nos recuerda como la medida era fundamental en la vida cotidiana de las ciudades.

Desde el punto de vista matemático señalamos la encomiable apuesta de un colectivo por salvar la memoria de Nuestra escuela en la Casa de los Mora, un antiguo claustro dominico que tras la exclaustración fue incluso bodega proveedora de la Real Casa, como muestra la ventana que es todo un bello culto al vino.

No puede faltar en un museo de la escuela una vitrina dedicada a las matemáticas con sus regletas, poliedros y cartulinas.

Nos gustó el trampantojo de los postigos de un ventanal que prolonga la galería superior del claustro. Los palacios, iglesias y el Castillo del Moral completarán el rememorador recorrido.

El transcurrir del tiempo en Vendôme

Posted in Francia, Monasterio with tags , on 14 enero 2019 by angelrequena

La Plaza Vendôme de París es el centro del  lujo de la capital francesa. La provinciana ciudad de Vendôme, en la región del Loira y departamento de Blois, está cargada de historia: el tiempo fluye imparable.

Los condes de Vendôme terminaron entroncados en la Casa de Borbón y su Castillo nos lo recuerda. Un episodio de la vida de la ciudad es inseparable de la aspiración por la justicia y la igualdad de la humanidad: Graco Babeuf  fue juzgado y ajusticiado en 1797 en Vendôme. Babeuf representa en las ideas sociales los anhelos de verdadera igualdad: su Conspiración de los Iguales fue desbaratada antes de producirse y el preso fue trasladado desde París donde sus partidarios eran tantos que podría ser liberado.

El tiempo nos parece lo más significativo en Vendôme, incluso el tiempo pasa para el tiempo. Fuimos a la ciudad por ser la fachada de la Abadía de la Trinidad una joya del gótico flamígero y por sus deliciosas las misericordias de la sillería. El claustro prácticamente había sido destruido pero las arcadas habían sido aprovechadas.

El antiguo claustro conserva al menos ocho relojes solares, casi todos borrados, en los contrafuertes de la iglesia. Hay cuadrantes canónicos, declinantes y los redundantes que parecen servir para dar las horas itálicas y bohémicas.

El tiempo es borrado por el tiempo aunque se resista. El nuevo edificio construido sobre el antiguo claustro también tiene un cuadrante solar y una meridiana de orificio: también muy borrados pese a ser más recientes. La meridiana tiene analema.

Las bellas misericordias de la sillería del coro de la Trinidad se suman al devenir cíclico del tiempo. Gran parte representan los signos del zodiaco y las actividades vinculadas a los meses (siega, vendimia, etc.). La sillería fue desmontada y vendida, un sacerdote pudo rescatar unas cuantas. La colocación no responde a su localización original. Exponemos como bella muestra la misericordia de la matanza del cerdo.

Frescos matemáticos del Strahov en Praga

Posted in Biblioteca, Iconología de las artes liberales, Monasterio, Pintura on 30 abril 2018 by angelrequena

El Monasterio de Strahov es una antigua fundación del siglo XII remodelada de forma que en su aspecto actual dominan el barroco y el neoclasicismo. Las dos bibliotecas, la Teológica y la Filosófica, son de gran valor tanto por su estética como por su contenido. En ambas hay frescos alegóricos a la actividad matemática. El monasterio se localiza en el alto de Mala Strana, cerca de la plaza con la moderna escultura de Kepler y Brahe.

 

La Biblioteca Filosófica (c. 1779) es más alta y clasicista. Los frescos son continuos y en grandes escenas; en el lateral derecho se puede observar a los sabios Tales, Pitágoras o Euclides trabajando en su actividad con distintos instrumentos y dibujos geométricos. Los focos colocados recortan la visibilidad. La figura inclinada con compás recuerda la Escuela de Atenas de Rafael.

La Biblioteca Teológica (c. 1670) expone algunos globos, es más baja y los frescos están enmarcados entre estucos. El primero de ellos muestra una discusión entre sabios mientras otro con un compás realiza las mediciones sobre un globo. Curiosamente la cita del Eclesiastés es una de las usadas por Galileo contra los teólogos ortodoxos: Dios entregó el mundo para que fuera debatido. Al fondo se pueden ver los rótulos con el contenido de los libros: aparecen Math y Arith.

Entre los pocos libros expuestos se encuentra una copia italiana del siglo XIV del Atlas estelar de Abd Al-Rahman Al Sufi (Azophi).

El recorrido por Praga, la capital más astronómica, tiene una parada en Strahov.