Archive for the Palacio Category

El geómetra del Real Alcázar de Sevilla

Posted in España, Palacio, Tapices on 27 septiembre 2018 by angelrequena

Deslumbrados por las simetrías de la decoración del Alcázar no debemos perdernos el Salón de los Tapices del Palacio Gótico. El Emperador Carlos V fue educado en Flandes donde la tapicería alcanzó el máximo nivel. Palacios e iglesias españolas se poblaron de grandes tapices.

La serie de la Conquista de Túnez es una colección majestuosa por sus dimensiones y calidad de los cartones. Nos fijamos en el tapiz geográfico donde el cosmógrafo con compás nos indica la importancia de la geometría (geodesia) para el imperio. La leyenda es deliciosa: el tapiz es previo a los otros, no hay aventura militar sin la preparación adecuada con el arte geométrico.

No hay mapa perfecto que pueda reflejar en un plano la figura de la Tierra pero los portulanos mallorquines se ganaron merecida fama como imprescindibles para la navegación. La proyección de Mercator, aunque desarrollada en Flandes en la época no estuvo disponible para cartas náuticas hasta mediados del siglo XVII.

El delicioso tapiz mapa muestra el Mediterráneo Occidental visto desde Barcelona, a la inversa de lo habitual, y dibuja las Rosas de los Vientos y las líneas de rumbo.

La ciencia matemática española había entrado en decadencia tras la brillantez arábiga pero todavía había sacado fuerzas para desarrollar y enseñar el arte de navegar, inseparable de la aventura americana. Sevilla merecía este tapiz.

Anuncios

Explosión de simetría en el Real Alcázar de Sevilla

Posted in Arquitectura, Azulejos-Mosaicos, España, Palacio with tags on 24 septiembre 2018 by angelrequena

La antigua Hispalis romana se transforma en Sevilla a través del árabe: el sonido pe se convierte en be. La Ichbilya árabe, capital sucesiva de floreciente reino de taifa y almohade, es conquistada por los castellanos en 1248.

El Alcázar actual es un complejo y enmarañado conjunto de edificios y jardines donde destaca el palacio mudéjar del Pedro I el Cruel. Decorado por alarifes nazaríes, el recinto palaciego comparte con la Alhambra la riqueza de sus yeserías, alicatados, artesonados, celosías o solados. Los añadidos góticos posteriores realzan el valor histórico y artístico del edificio. Una parte de la instalación fue utilizada como Casa de Contratación durante el largo periodo de monopolio del comercio americano y del esplendor de la cosmografía matemática hispana.

La Alhambra goza del privilegio de presentar los 17 grupos posibles de simetría plana en teselaciones periódicas. El Alcázar no está muy lejos: hemos detectado 15 (ó 16 sin color) sin entrar en un estudio exhaustivo.

Solo con el Salón de Embajadores podemos entrar en éxtasis: la belleza geométrica nos invade y la variedad de formas nos muestra la perfección de los artesanos en el dominio de la decoración.

Cualquier mirada nos vale pero señalaremos alguna. La cúpula empieza con estrella dodecagonal que se rodea de estrellas decagonales para soportarse sobre una octogonal y enmarcarse en un recinto cuadrado. La cúpula es un modelo místico del cosmos.

Hemos resaltado algunos de los grupos de simetrías tanto en alicatados como en yeserías. Aunque la belleza nos induzca a relajarnos y limitarnos a contemplar admirados, si nos fijamos en los detalles encontraremos muestras del virtuosismo, como la jamba de la entrada desde el Patio de las Doncellas con estrellas decagonales: el pentágono no tesela el espacio pero los artesanos árabes vieron muy pronto como se podía incorporar.

La geometría del edificio tiene una espléndida guía didáctica realizada por los profesores del Instituto de Educación Secundaria ‘Gonzalo Nazareno’ de Dos Hermanas y que nuestros amigos del Grupo Alquerque han subido a la nube: https://www.grupoalquerque.es/ferias/2015/archivos/pdf/geometria_realesalcazares.pdf

Gnomónica catóptrica en el Palazzo Spada de Roma

Posted in Iconología de las artes liberales, Palacio, Roma with tags on 6 septiembre 2018 by angelrequena

Una curiosa aplicación de la catóptrica, teoría de la reflexión de la luz en un espejo, nos la ofrecen los espectaculares relojes solares astronómicos “de techo”, de los que se han conservado tres soberbios ejemplares en funcionamiento, dos en Roma y uno en Grenoble. Los dos romanos son obra del padre Emmanuel Maignan de la orden de los Mínimos: uno se localiza en el convento de la Trinitá dei Monti (parte superior de la escalinata de la Plaza de España) y otro en la Galería del Palazzo Spada.

Aristóteles ya consideraba la Óptica como una de las partes de la matemática aplicada junto con la astronomía o la agrimensura. Los primeros tratados geométricos conservados sobre la luz se deben a Euclides y a Ptolomeo que sentarán las bases de la óptica de rayos. La Europa medieval, Roger Bacon, Pecham y Witelo, recuperará la óptica matemática a través del tratado de Alhacén. La perspectiva renacentista hará uso de estas teorías aplicándolas al arte. Después, Kepler, Descartes, Huygens y Newton sentaron las bases de la Óptica moderna.

La luz reflejada en un pequeño espejo horizontal tiene la ventaja de verse en los techos interiores de los pórticos lo que facilita mucho la lectura. Se considera que el primer constructor de un reloj solar catóptrico fue Copérnico en el castillo de Olsztyn, pero no hay restos, como tampoco del diseñado para el Palacio de los Papas en Avignon por el jesuita Atanasius Kircher.

Maignan construyó sus relojes en 1637 (Trinitá) y 1646 (Spada). Fruto de su experiencia fue el detallado y práctico tratado  Perspectiva horaria sive de horographia gnomonica tum theoretica tum practica publicado en Roma (1648).

Las alegorías de la Geometría, la Aritmética y la Astronomía colaborando con la Gnomónica expresan muy bien como la construcción de un reloj especular requiere el uso de las cuatro disciplinas. Solo falta el arte para darle belleza a la representación.

El pequeño espejo del Palacio Spada de encuentra en un ventanuco superior y no se ve como en el de la Trinitá. A ambos lados del orificio encontramos otras alegorías de la Astronomía y la Geometría, apenas visibles por el contraluz. La elipse iluminada sigue moviéndose por la maraña de líneas numeradas para darnos la hora y otros datos astronómicos.

Paneles informativos y ruedas concéntricas completan un artificio solar de imprescindible visita. El orificio está en línea con la famosa Galería de Borromini, el trampantojo que culmínale virtuosismo de la perspectiva.

La Galería de la Meridiana se encuentra en la parte del palacio ocupada por el Consejo de Estado italiano y solo puede visitarse el primer sábado de cada mes en vista guiada y con reserva previa.

La muerte de Arquímedes en Ariccia

Posted in Italia, Museos, Palacio, Pintura on 23 julio 2018 by angelrequena

La violenta muerte de Arquímedes en el 212 a.C. mientras trabajaba, ensimismado y ajeno a las cosas materiales, no podía pasar desapercibida a los artistas y dejarla plasmada con la fuerza de sus imágenes. En lugares tan emblemáticos como las Estancias de Rafael del Vaticano, la Biblioteca del Monasterio de San Lorenzo de El Escorial o la Asamblea Nacional Francesa, encontraremos la espada que da muerte a Arquímedes.

El episodio es narrado por Plutarco en su Vida de Marcelo, el general romano que asaltó Siracusa. Leamos el párrafo:

Mas lo que principalmente afligió a Marcelo fue lo que ocurrió con Arquímedes: hallábase este casualmente entregado al examen de cierta figura matemática, y fijos en ella su ánimo y su vista, no sintió la invasión de los romanos ni la toma de la ciudad. Presentósele repentinamente un soldado, dándole orden de que le siguiera a casa de Marcelo; pero el no quiso antes de resolver el problema y llevarlo hasta la demostración; con lo que, irritado el soldado, desenvainó la espada y le dio muerte.

El Palazzo Chigi de Ariccia, a pocos kilómetros de Roma, alberga un delicioso Museo del Barroco Romano donde se puede ver una de las representaciones más básicas, obra realizada por Guillaume Courtois (1628 – 1679), llamado Il Borgognone, pintor francés afincado en Roma: Arquímedes concentrado trabajando con un compás en la mano y el soldado desenvaina la espada con Siracusa al fondo.

Del propio Palazzo, antigua fortaleza, destacamos los frescos astrológicos con el zodiaco: se conservan cuatro salas con los signos, dos de ellas son visibles sin visitar los aposentos (Virgo y Leo).

Los frescos astronómicos del Palacio Sternberg en Praga

Posted in Chequia, Instrumentos, Museos, Palacio, Pintura with tags on 21 junio 2018 by angelrequena

La Galería Nacional de Praga tiene su fondo repartido en distintos palacios. El Palacio Sternberg alberga la mejor pinacoteca checa de arte antiguo europeo. Los retratos de Cosme de Médici y su esposa Eleonora de Toledo del Bronzino, un buen Goya, un magnífico Rembrandt, un Durero, y la presencia de obras de Ribera, Greco, Rubens, o Hals dan idea de la calidad del museo.

El Palacio Sternberg fue edificado por la familia aristocrática entre 1698 y 1708. Sus paredes y techos se cubrieron de frescos. Afortunadamente se han conservado la Sala de la astronomía de la primera planta. Sobre una bóveda de crucería se sitúan alegorías de los cuatro continentes y en el interior de los arcos se representan astrónomos y geómetras realizando su actividad.

La clave de la crucería está decorada con una gran esfera armilar y en los laterales de los arcos se reproducen los bellos instrumentos astronómicos y de toma de medidas geométricas de la época. Quizá el apellido de la familia (Stern – estrella) haya llevado a dar valor a la actividad astronómica con una sala específica. Así el Sternberg se incorpora con pleno derecho a una ciudad tan astronómica como Praga.

La contemplación del cielo por uno de los astrónomos es casi mística.

Alegorías de la Geometría de la Villa d´Este en Tívoli

Posted in Iconología de las artes liberales, Italia, Palacio, Pintura on 18 junio 2018 by angelrequena

La Villa d´Este es Patrimonio de la Humanidad por sus jardines protagonizados por el agua, donde la belleza y la ingeniería hidráulica colaboran para alcanzar la plenitud. Un túnel excavado lleva las interminables aguas del río Aniene hacía las espectaculares fuentes. El cardenal Hipólito d Este (1509-1572) construye el palacio y parte del jardín en el tardo Renacimiento, sus sucesores lo ampliarán y hasta Bernini diseña alguna de las fuentes.

La obra, la ingeniería y el programa iconográfico se deben a Pirrro Liborio. El agua es conducida por gravedad y el palacio está en terraplén sobre la montaña, recorriéndose de arriba abajo. Los frescos de la segunda planta son obra de Livio Agreste y los de la primera de Federico Zuccari.

Las artes liberales y los sabios tienen su sitio en la Sala della Nobiltá donde encontramos un bello fresco de la Geometría y una representación del busto de Pitágoras, ambas del taller de Zuccari. La Geometría esta sentada en un globo y alza un  compás y una escuadra en una mano y sujeta un papel con figuras en la otra.

En la planta noble se alternan motivos mitológicos y la exaltación de las artes mecánicas, destacamos una alegoría de la Industria como productora de bienes con los atributos de la Geometría, fresco de Agreste.

El “studiolo” de Gubbio reproducido

Posted in Italia, Marquetería, Palacio on 3 mayo 2018 by angelrequena

El casco antiguo de Gubbio pasa por ser uno de los conjuntos medievales más amplios y mejor conservados de Italia. Protegido por una montaña y ocupando su ladera, la ciudad ofrece su extensa imagen desde las ruinas de su antiguo teatro romano.

El Renacimiento tuvo en Gubbio uno de sus centros. El duque Federico Montefeltro mandó construir dos palacios: uno de Urbino para residencia habitual y otro más modesto en Gubbio. El studiolo de Urbino era para el propio Federico mientras que el de Gubbio fue pensado para su hijo Guidobaldo. La corte de Urbino fue uno de los focos de mecenazgo de la época.

La disposición de los studiolos en las dos ciudades era similar. La parte inferior se recubría completamente de taracea perspectiva con instrumentos científicos, musicales, técnicos, religiosos y libros. La parte superior se dedicaba a la pintura, en Urbino con retratos de sabios personajes alegóricos a las distintas disciplinas y el de Gubbio con las siete artes liberales. El espacio del duque era más intimista mientras que el de su hijo en Gubbio era más didáctico: los personajes arrodillados van recogiendo el saber de las alegóricas damas.

El studiolo de Urbino no está completo, algunas pinturas están en el Louvre, pero conserva la taracea y algunos cuadros originales. No ocurre lo mismo en Gubbio: no queda nada de la decoración de la estancia primitiva; la taracea se encuentra en Nueva York y algunas pinturas en Londres. De la Aritmética y de la Geometría no se sabe nada, la Astronomía estuvo en Berlín y tras la guerra desapareció su pista. Las pinturas de los dos studiolos fueron obra de Justo de Gante y de Pedro Berruguete. Las taraceas se atribuyen a los Maiano.

Hace pocos años se tomo la decisión de reproducir el studiolo de Gubbio. La taracea fue trabajo de años y es gran calidad, mientras que las pintura solo quieren reflejar el ambiente sin pretensiones. Creo que ha sido un acierto: nos acercamos a Gubbio solo para ver el espacio y las reproducciones facilitaron la ensoñación.

Aparte del Palacio Ducal, en Gubbio destaca la majestuosa estructura medieval del Palazzo dei Consoli.