Archive for the Austria Category

El gabinete matemático imperial en Viena

Posted in Austria, Instrumentos, Museos on 5 septiembre 2019 by angelrequena

El emperador ocultista Rodolfo II fue educado por Felipe II y en la corte española debió iniciar su afición a las artes y las ciencias, que después le llevaron a ser el mecenas de Brahe y Kepler en Praga. Volviendo de Madrid a Praga, Rodolfo pasó una temporada en el castillo de Ambras donde su otro tío Fernando II del Tirol  tenía su importante colección de ciencia y curiosidades, la más famosa de la época. El emperador terminaría heredando y acrecentando la colección del Archiduque Fernando. La mayoría de los objetos imperiales conservados se encuentran ahora en Viena.

Dos grandes salas del Museo de Historia del Arte de Viena muestran la lujosa y variada colección de Fernando y Rodolfo II. Algunos objetos están firmados por los mejores artífices de la época como Abraham Gessner, Erasmus Habermal y Jobst Bürgi (coinventor de los logaritmos).

Relojes astronómicos, cuadrantes solares, autómatas, esferas, compases de puntas, instrumentos astronómicos y topográficos, astrolabios, anillos… dan testimonio de la afición matemática de la casa de Habsburgo en el Renacimiento.

Los relojes astronómicos suelen tener una lujosa caja de latón primorosamente decorada dado su alto valor, hay varios de este tipo en la colección. Nos gusta más una tosca caja con deliciosas pinturas, reproducimos un lateral con un geómetra en pleno trabajo.

Galileo en el edificio “La copa dorada” de Viena

Posted in Austria, Iconología de las artes liberales, Pintura, Vía pública on 2 septiembre 2019 by angelrequena

En pleno centro de Viena, enfrente de la catedral, entre la Stephanplazt y la Stock in Eisen Platz se encuentra un edificio singular que figura como construido en 1886 y que está emparentado con los prerraefelistas ingleses, una anticipación al movimiento secesionista. Seguramente lo que ahora vemos sea una reconstrucción del edificio destruido o dañado durante los bombardeos de 1945.

El nuevo edificio fue diseñado por Alexander Wielemans y lleva una construcción enigmática para los no vieneses: Zum goldenen Becher (A la copa de oro). No se trata de una copa dorada sino de un cáliz: en pleno conflicto religioso entre protestantes y católicos, un panadero luterano profanó el cáliz de la procesión del Corpus Christi de 1549; desde entonces el suceso permanece en la memoria de la ciudad.

Los frescos de la fachada son los que más nos interesan. El primero en destacar es el de Galileo, mirando hacia la catedral, que se ve acompañado por Leonardo, Gutenberg y Colón: los personajes símbólicos de los nuevos tiempos que dieron paso a la modernidad.

En la otra fachada lateral nos encontramos alegorías femeninas, una de ellas porta instrumentos matemáticos, se trata de la geometría o la arquitectura.

Flores dodecaédricas de marfil en Viena

Posted in Austria, Escultura, Museos with tags on 25 abril 2019 by angelrequena

Seguimos en el Museo de Historia del Arte (Kunsthistorisches Museum) de Viena donde se dedica un gran espacio a las dos más importantes Cámaras Artísticas de Curiosidades y Maravillas del Renacimiento (kunstkammer), la de Fernando II del Tirol en Ambras y la de su sobrino el emperador Rodolfo II en Praga, ambos grandes coleccionistas e interesados por las matemáticas: el emperador Rodolfo fue mecenas de Tycho Brahe y Kepler, que le dedicó las Tabulae Rudolphinae.

Los poliedros agujereados de marfil fueron un capricho presente en las grandes colecciones renacentistas como las mediceas o las sajonas: no podían faltar entre los objetos imperiales.

De los trabajos vieneses hay dos muy destacables: la conversión de los dodecaedros en flores y la utilización de alabastro en lugar del marfil para hacer un icosaedro trucado hueco y esférico. El virtuosismo ha sido llevado a su extremo.

Los dodecaedros son una flor más en un árbol compitiendo en  igualdad con otras más naturales. La suntuosa copa (1616) proviene de los talleres de Georg Burrer en Stuttgart.

El icosaedro truncado (balón de fútbol) de alabastro es el primero que encontramos, entendemos su extrema dificultad de ejecución.

Taracea poliédrica en el Museo de Historia del Arte en Viena

Posted in Austria, Marquetería, Museos with tags on 22 abril 2019 by angelrequena

El Kunsthistorisches Museum de Viena es uno de las grandes pinacotecas que alberga otras colecciones de gran interés, especialmente los objetos de las Cámaras Artísticas de Curiosidades y Maravillas del Renacimiento (kunstkammer), en particular las de Fernando II del Tirol y su sobrino el emperador Rodolfo II, grandes coleccionistas e interesados por las matemáticas.

Nos fijamos en un trabajado tablero de backgammon de taracea poliédrica de madera y nácar, con decoración similar al secreter de los poliedros del Museo de Artes Decorativas de Colonia.

Estas obras renacentistas provenían de los talleres de Augsburgo o Núremberg y se inspiraban en los diseños de Lorenz Stöer. Los poliedros de la pieza son muy rebuscados e incompletos, y salvo excepciones, poco que ver con las formas de los dibujos de Leonardo para De divina proportione.

Mostramos el detalle de dos formas reconocibles, un cubo vacío y un rombicuboctaedro sólido que adornan la cenefa.

Geometría en el Gabinete del Príncipe del Museo de Artes Aplicadas de Viena

Posted in Austria, Escultura, Iconología de las artes liberales, Museos on 21 marzo 2019 by angelrequena

El Museum für angewandte Kunst (MAK) de Viena es un museo muy vivo que estimula la participación. La parte fuerte está dedicada al movimiento secesionista, la versión austriaca del modernismo, de Gustav Klint y especialmente del polifacético Koleman Moser.

Destacamos la sala del barroco donde se muestra un colosal Gabinete del Príncipe Eugenio de Saboya (siglo XVII, reformado en el XIX). El lujoso mueble contiene esculturas de plata de gran calidad. La parte frontal esta formada por alegorías bélicas exaltadas pero en los laterales, especialmente en el izquierdo, aparece Atenea con los instrumentos matemáticos a sus pies y un obelisco soportado por sólidos platónicos.

Una escuadra, un cartabón, un compás, una alidada óptica y un transportador están representados con detalle.

El obelisco piramidal se soporta con dos octaedros y un icosaedro (el otro poliedro no es visible). A su lado descansa otro compás.

En la misma sala se encuentra un conjunto de 30 piezas de porcelana en bizcocho procedentes de la Abadía de Zwettl realizadas en 1768. Tres de ellas muestran erotes en actividades geométricas y astronómicas.

“El calculista” de Barthel Beham en Viena

Posted in Austria, Museos, Pintura on 7 marzo 2019 by angelrequena

El Museo de Historia del Arte (Kunsthistorisches Museum) de Viena exhibe una de las pinturas matemáticas imprescindibles: la ya comentada de Los tres filósofos de Giorgione. La pinacoteca alberga otras muchas otras obras de interés procedentes de las colecciones imperiales. Destacamos un Retrato (1529) de calculista aritmético o avispado comerciante, obra de Barthel Beham (1502 – 1540), un artista de Núremberg, la patria de Durero.

El algoritmo arábigo y las cifras decimales para las operaciones está ya plenamente implantado. El personaje quiso ser recordado en pleno proceso de cómputo.

Nos detenemos también en otras dos pinturas, una del Parmigianino y otra de Crespi.

Girolamo Francesco Maria Mazzola (1503 – 1540), llamado il Parmigianino, es un artista valioso que nos ofrece en Viena un pequeño Autorretrato con especial interés: la utilización del espejo curvo para mostrar la realidad deformada.

Por último nos fijamos en El centauro Quirón enseñando a Aquiles de Giuseppe Maria Crespi (1665 – 1747), apodado Lo Spagnuolo y perteneciente a la Escuela de Bolonia. El centauro sabio enseña a Aquiles no solo las artes guerreras también la ciencia matemática, como ponen de manifiesto la esfera armilar y los libros.

Los sistemas del mundo en la Biblioteca Nacional de Austria en Viena

Posted in Austria, Biblioteca, Matemáticas y sociedad with tags on 21 febrero 2019 by angelrequena

Como el viajero disfruta de sus visitas más por la ensoñación puesta en marcha por lo visto que por las propias sensaciones, en la Biblioteca Nacional de Austria se tiene la oportunidad de rememorar la polémica por los sistemas del mundo: el geocéntrico de Ptolomeo y Aristóteles, el heliocéntrico de Copérnico y el mixto de Tycho Brahe.

Giordano Bruno quemado en la hoguera, Galileo condenado y Descartes callado por miedo muestran como las polémicas científicas pueden ser peligrosas pero también que la razón puede terminar triunfante.

La historia simplificada tiende a presentar hoy como evidente el sistema heliocéntrico pero el mismo Copérnico se cuido de plasmarlo como un mero modelo matemático que simplificaba “algo” el tan saturado modelo ptolomeico con tantos epiciclos, ecuantes y deferentes.

Resulta curioso el poco éxito del sistema híbrido de Tycho Brahe, el Sol y la Luna alrededor de la Tierra pero los planetas, las estrellas errantes, podían girar alrededor del Sol. El sistema de Brahe simplificaba matemática lo cálculos y solucionaba el gran problema del heliocéntrico: no se apreciaba paralaje de las estrellas. Si no hay paralaje la Tierra no podía moverse, la alternativa era el inconcebible universo infinito. El paralaje existe pero es tan pequeño que los primitivos instrumentos no podían apreciarlo.

Un bello libro de Brahe de 1611 aparece abierto en una vitrina mostrando como la escenografía mundana: el Sol gira con centro en la Tierra pero los planetas cercanos Mercurio y Venus son sus satélites.
No ha pasado un siglo de la condena Galileo (1533) y el pintor de corte Daniel Gran (1730) ya representa el Sol ocupando el centro en la muy católica Austria.

El mismo pintor en otro lugar muestra un anillo astronómico ¡con la Tierra en el centro! Para los usos habituales como la hora el modelo geocéntrico era suficiente y más sencillo.

Cuatro grandes globos del gran artífice veneciano Vincenzo Corenelli (1693) ocupan las esquinas del crucero. El diámetro es de 110 cm; dos son celestes y los otros dos terrestres.