Archive for the Austria Category

Geometría en el Gabinete del Príncipe del Museo de Artes Aplicadas de Viena

Posted in Austria, Escultura, Iconología de las artes liberales, Museos on 21 marzo 2019 by angelrequena

El Museum für angewandte Kunst (MAK) de Viena es un museo muy vivo que estimula la participación. La parte fuerte está dedicada al movimiento secesionista, la versión austriaca del modernismo, de Gustav Klint y especialmente del polifacético Koleman Moser.

Destacamos la sala del barroco donde se muestra un colosal Gabinete del Príncipe Eugenio de Saboya (siglo XVII, reformado en el XIX). El lujoso mueble contiene esculturas de plata de gran calidad. La parte frontal esta formada por alegorías bélicas exaltadas pero en los laterales, especialmente en el izquierdo, aparece Atenea con los instrumentos matemáticos a sus pies y un obelisco soportado por sólidos platónicos.

Una escuadra, un cartabón, un compás, una alidada óptica y un transportador están representados con detalle.

El obelisco piramidal se soporta con dos octaedros y un icosaedro (el otro poliedro no es visible). A su lado descansa otro compás.

En la misma sala se encuentra un conjunto de 30 piezas de porcelana en bizcocho procedentes de la Abadía de Zwettl realizadas en 1768. Tres de ellas muestran erotes en actividades geométricas y astronómicas.

“El calculista” de Barthel Beham en Viena

Posted in Austria, Museos, Pintura on 7 marzo 2019 by angelrequena

El Museo de Historia del Arte (Kunsthistorisches Museum) de Viena exhibe una de las pinturas matemáticas imprescindibles: la ya comentada de Los tres filósofos de Giorgione. La pinacoteca alberga otras muchas otras obras de interés procedentes de las colecciones imperiales. Destacamos un Retrato (1529) de calculista aritmético o avispado comerciante, obra de Barthel Beham (1502 – 1540), un artista de Núremberg, la patria de Durero.

El algoritmo arábigo y las cifras decimales para las operaciones está ya plenamente implantado. El personaje quiso ser recordado en pleno proceso de cómputo.

Nos detenemos también en otras dos pinturas, una del Parmigianino y otra de Crespi.

Girolamo Francesco Maria Mazzola (1503 – 1540), llamado il Parmigianino, es un artista valioso que nos ofrece en Viena un pequeño Autorretrato con especial interés: la utilización del espejo curvo para mostrar la realidad deformada.

Por último nos fijamos en El centauro Quirón enseñando a Aquiles de Giuseppe Maria Crespi (1665 – 1747), apodado Lo Spagnuolo y perteneciente a la Escuela de Bolonia. El centauro sabio enseña a Aquiles no solo las artes guerreras también la ciencia matemática, como ponen de manifiesto la esfera armilar y los libros.

Los sistemas del mundo en la Biblioteca Nacional de Austria en Viena

Posted in Austria, Biblioteca, Matemáticas y sociedad with tags on 21 febrero 2019 by angelrequena

Como el viajero disfruta de sus visitas más por la ensoñación puesta en marcha por lo visto que por las propias sensaciones, en la Biblioteca Nacional de Austria se tiene la oportunidad de rememorar la polémica por los sistemas del mundo: el geocéntrico de Ptolomeo y Aristóteles, el heliocéntrico de Copérnico y el mixto de Tycho Brahe.

Giordano Bruno quemado en la hoguera, Galileo condenado y Descartes callado por miedo muestran como las polémicas científicas pueden ser peligrosas pero también que la razón puede terminar triunfante.

La historia simplificada tiende a presentar hoy como evidente el sistema heliocéntrico pero el mismo Copérnico se cuido de plasmarlo como un mero modelo matemático que simplificaba “algo” el tan saturado modelo ptolomeico con tantos epiciclos, ecuantes y deferentes.

Resulta curioso el poco éxito del sistema híbrido de Tycho Brahe, el Sol y la Luna alrededor de la Tierra pero los planetas, las estrellas errantes, podían girar alrededor del Sol. El sistema de Brahe simplificaba matemática lo cálculos y solucionaba el gran problema del heliocéntrico: no se apreciaba paralaje de las estrellas. Si no hay paralaje la Tierra no podía moverse, la alternativa era el inconcebible universo infinito. El paralaje existe pero es tan pequeño que los primitivos instrumentos no podían apreciarlo.

Un bello libro de Brahe de 1611 aparece abierto en una vitrina mostrando como la escenografía mundana: el Sol gira con centro en la Tierra pero los planetas cercanos Mercurio y Venus son sus satélites.
No ha pasado un siglo de la condena Galileo (1533) y el pintor de corte Daniel Gran (1730) ya representa el Sol ocupando el centro en la muy católica Austria.

El mismo pintor en otro lugar muestra un anillo astronómico ¡con la Tierra en el centro! Para los usos habituales como la hora el modelo geocéntrico era suficiente y más sencillo.

Cuatro grandes globos del gran artífice veneciano Vincenzo Corenelli (1693) ocupan las esquinas del crucero. El diámetro es de 110 cm; dos son celestes y los otros dos terrestres.

Matemáticas en los frescos de la Biblioteca Nacional en Viena

Posted in Austria, Biblioteca, Iconología de las artes liberales, Pintura on 18 febrero 2019 by angelrequena

La suntuosa Biblioteca Nacional de Austria construida como parte del Palacio Imperial Hofburg fue encargada por el Kaiser Carlos IV en 1723 y su decoración se debe al pintor de corte Daniel Gran (frescos de 1730).

La Biblioteca es espectacular, de un barroco avanzado que ya camina hacia el rococó, el estilo dominante en las grandes bibliotecas del siglo XVIII.

Los frescos, una vez más, ponen de manifiesto la presencia de la matemática y su aplicación tanto en las artes como en las ciencias. Sea pintura, arquitectura, astronomía, geografía, topografía, o artes militares: allí encontraremos instrumentos y uso de la geometría.

La relación de la biblioteca con los sistemas astronómicos del mundo lo dejaremos para dentro de unos días.

 

El geómetra del Reloj Anker en Viena

Posted in Austria, Matemáticas y sociedad with tags on 28 enero 2019 by angelrequena

El Ankeruhr es la cita de las doce de la mañana para los visitantes de Viena. El célebre reloj modernista fue diseñado por el pintor y escultor Franz Matsch en 1914 para unir los dos edificios de la Compañía de Seguros Anker (hoy devenida Helvetia) en la Hoher Markt.

El reloj no es el tradicional de agujas, son las marcas de las horas las que se desplazan por una línea donde quedan marcados los minutos y los cuartos. Un personaje solo o acompañado se desliza solidario con cada una de las 12 horas. Se recorre la historia de Austria desde Marco Aurelio a Joseph Hayden.

Cuando suenan las doce desfilan durante unos diez  minutos todos las personas y mientras va sonando la música correspondiente de la época.

Destacamos el geómetra de las VI pues marca el cambio de los tiempos, de la antigüedad a la modernidad. Las matemáticas inician la revolución científica moderna desde la pintura a la navegación o el sistema del mundo. El personaje es el arquitecto gótico Hans Puchsbaum, una figura con alguna leyenda. El arquitecto/geómetra lleva su escuadra y su compás.

La lista completa de personajes se describe detrás del pasadizo. .

Los “mirones” de la Catedral de Viena

Posted in Austria, Escultura, Iconología de las artes liberales, Templo on 11 noviembre 2013 by angelrequena

Anton Pilgram Viena

La Catedral de San Esteban de Viena admite múltiples relatos donde no pueden faltar los matemáticos o numerológicos: proporciones, medidas, relojes o representaciones. Entre todos los posibles nos quedamos en primer lugar con el geómetra mirón, los dos autorretratos del escultor y arquitecto renacentista moravo Anton Pilgram.

Pie de órgano R

La mirada que penetra, que va más allá, es la base donde se apoya la razón. ¿Lo ves? es lo que solemos decir a los alumnos en lugar de ¿lo comprendes? Los vieneses empezaron a llamar mirón a la figura que debajo del púlpito abría una ventana sin soltar su compás: un observador atento de la realidad que le rodea.

Durante mucho tiempo se atribuyó a Pilgram la autoría del púlpito gótico pero hoy se considera anterior. Lo que sí se debe al arquitecto es el gran píe del viejo órgano. Se considera que Pilgram se autorretrató en la base misma de apoyo de dicho píe con los atributos del geómetra, escuadra y compás, y del bonete universitario.

Mirón púlpito Viena R

La reproducción del bellísimo púlpito es de la misma figura que hay en el órgano. Antón Pilgram mirándolo todo y dispuesto a medirlo y calcularlo.

El inquietante Giorgione de Viena

Posted in Austria, Matemáticas y sociedad, Museos, Pintura with tags on 27 mayo 2013 by angelrequena

Giorgione Viena

El Renacimiento nunca dejará de sobrecogernos. No solo hablamos de la calidad pictórica insuperable de los Rafael, Miguel Ángel o Leonardo. También la temática nos produce profundo estremecimiento. Presentamos una de las obras más inquietantes de la historia del arte: Los tres filósofos del Giorgione.

Si tuviéramos que seleccionar la trilogía que mejor representa el espíritu de una época donde la magia y la ciencia quedan entremezcladas, elegiríamos Los embajadores (1533) de Hans Holbein el Joven, La Melancolía I (1514) de Durero y sin duda Los tres filósofos (1509).

El impresionante lienzo fue encargado a Zorzo de Castelfranco, Giogione,  por un rico mercader veneciano aficionado a las ciencias ocultas, alquimia y hermetismo. Tras cuatro años de trabajo, la muerte de Giorgione hace que el cuadro sea terminado por Sebastiano del Biombo.

Las interpretaciones del cuadro son múltiples, desde unos insostenibles y cristianizados Reyes Magos a una metáfora sobre las Edades del Hombre, mucho más acertada.

Tres filósofos DALo que nos interesa resaltar es como las tres obras de la trilogía hacen un uso casi agobiante de la matemática. En el caso del Giorgione, tanto el joven como el viejo llevan compás. El joven, además, lleva la escuadra característica de las alegorías de la Geometría mientras queda inmerso en sus meditaciones. El viejo sostiene también unos apuntes astronómicos (o astrológicos) que recuerdan al bello friso de la Casa Pellizzari de su ciudad natal.

La obra debe situarse en el ambiente místico neoplatónico pitagórico que tiene su apogeo con Marsilio Ficino (1433-1499), Pico della Mirandola (1463-1494), Cornelio Agripa (1486-1541), Teofrasto Paracelso (1493-1541) o John Dee (1527-1609). Las tres pinturas reseñadas se enclavan en un mundo donde la matemática es un instrumento de comprensión de la naturaleza y herramienta de la magia natural. El joven del cuadro se está iniciando, todavía no llega a los misterios ocultos pero se esta preparando con la geometría. El hombre maduro con su serenidad controla su vida interior, y ya en la senectud dominará los secretos del cosmos.

Desde el punto de vista puramente pictórico el cuadro es de una belleza que no necesitaba tanta retórica, pero no hemos podido obviarla.

El Museo de la Historia del Arte de Viena alberga algo tan tremendo.

Tresfilosofos D